Aleteia

Perú: Pedir por el fin del COVID-19 en el país con mayor mortalidad del mundo

TRUJILLO
Comparte

La Basílica Catedral de Trujillo abrió sus puertas en medio de una ferviente devoción popular que suplicó por el fin de la pandemia (ya con seis meses en América Latina)

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Este 26 de agosto no fue uno más para los habitantes de Trujillo, una de las ciudades más pobladas de Perú y que ha tenido el privilegio de recibir la visita del papa Francisco en 2018.

Es que en las últimas horas la Basílica Catedral de Trujillo reabrió sus puertas con el fin de que los fieles pudieran orar –desde el atrio- ante el Santísimo Sacramento, pedirle por los enfermos y las víctimas del coronavirus, además del cese de la pandemia.

Las imágenes, en medio de las medidas de bioseguridad, son elocuentes, pues la gente se acercó al lugar de rodillas para implorar en medio de una situación dramática que ha posicionado a Perú desde este miércoles 26 de agosto como el país con la mayor tasa de mortalidad a nivel mundial por la COVID-19.

 

Perú, lejos de una situación controlada con respecto al coronavirus -en medio de cuarentenas, toques de queda, pero también flexibilización- lleva hasta el momento más de 600.000 casos confirmados y una cifra de fallecidos cercana a los 30.000.

 

Las iglesias de la ciudad –destacada también por su amor a la Eucaristía- se irán abriendo de manera progresiva. Pero bastaron unas pocas horas, la apertura por primera vez de esta catedral desde la llegada de la pandemia, para confirmar la fe de un pueblo que no deja de confiar en medio de la oscuridad.

“Todas las personas que deseen, pueden acercarse al atrio de la catedral, para adorar a Cristo presente en la Eucaristía. Todos necesitamos de la ayuda espiritual, de la fortaleza, de la bendición y de la sanación de Dios. Para el Señor nada es imposible si le pedimos con fe”, expresó el arzobispo de Trujillo y presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y del Celam, Miguel Cabrejos, recuerda la web del Arzobispado.

 

 

Pero Cabrejos también agradeció a todos los que han colaborado con la campaña “Respira Trujillo”, iniciativa en el marco de «Respira Perú» que busca salvar vidas a través de la llegada de oxígeno en sitios donde se hace difícil.

 

América Latina, seis meses con la pandemia

Por otra parte, este 26 de agosto tampoco fue uno más para América Latina, pues se cumplieron seis meses de la llegada oficial del coronavirus (Brasil fue el primero en reportar casos oficiales el 26 de febrero, Miércoles de Ceniza).

Desde ese momento a la fecha, Latinoamérica ha visto como el coronavirus ha avanzado de manera exponencial a lo largo y ancho del continente, dejando a países como Brasil, México o Perú en situaciones verdaderamente vulnerables.

En ese sentido, algunos datos de las últimas horas daban cuenta de que Brasil –con más de 115.000 fallecidos- había superado a Estados Unidos en proporción a muertes por la dolencia, señalan agencias como ANSA.

Brasil, 100.000 muertos

Pero también se destacan otras situaciones como la de México, con más de 500.000 casos confirmados y un número de fallecidos superior a 60.000.

 

No menos preocupante es lo que ha estado sucediendo con países donde la transparencia de información con respecto al avance del coronavirus se hace un poco más compleja debido a los regímenes imperantes. Ahí aparecen los ejemplos de países como Nicaragua, Venezuela o Cuba.

 

También afecta lo acontecido en otros países de Centroamérica y el Caribe, entre ellos Haití, el más pobre del continente (a pesar de ello hasta el momento se han reportado oficialmente menos de 10.000 casos y un número inferior a 200 fallecidos).

 

Lo propio, más en el sur, con Argentina, uno de los países con cuarentenas más largas del mundo (junto a otros como Colombia o Paraguay). En el caso del país del papa Francisco, por primera vez se detectaron más de 10.000 casos de coronavirus en 24 horas, siendo los positivos hasta el momento más de 370.000 y los fallecidos más de 7.000.

 

Por otro lado, Chile y Ecuador y Bolivia, países no exentos de conflictos sociales y políticos en medio de la pandemia. En el caso de Chile, con idas y vueltas, siendo un país que debido a la flexibilización y relajación tuvo que endurecer medidas.

 

En tanto, también aparecen en el continente ejemplos de buen manejo y “control” de la pandemia, como Uruguay, país que desde que registró sus primeros casos de coronavirus (13 de marzo) ha tenido hasta el momento poco más de 1500 casos confirmados y 43 fallecidos.

Curiosamente, ente este país sudamericano, catalogado de “oasis en el continente”, la única localidad que hasta el momento no ha tenido casos confirmados de coronavirus es Florida, departamento fuertemente arraigado a la patrona de Uruguay, la Virgen de los Treinta y Tres, y San Cono, el santo de la “buena suerte”.

También te puede interesar: rezar por el fin de la pandemia: 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.