Aleteia

Cáritas Venezuela: “Nuestro personal de salud necesita apoyo. ¡Ayúdanos!”

VENEZUELA
Comparte

En Venezuela, el personal de salud está en la primera línea de batalla contra la Covid-19, a pesar de no contar con equipos de bioseguridad. Hasta el 17 de agosto han fallecido 54 médicos, 13 enfermeros y 4 técnicos. La iglesia continúa con una campaña para recabar apoyo y dotarlos de equipos y así brindarles una mayor seguridad

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Médicos Unidos de Venezuela (MUV) es una organización no gubernamental que, entre otras tareas propias de su gremio, ante la aparición y repunte de la COVID-19, se ha encargado de recabar las cifras con los nombres y detalles de médicos, enfermeras y personal técnico, fallecidos a causas de la pandemia. Sus informes y denuncias revelan un detalle que ha despertado las alarmas en la población: la falta de equipos de bioseguridad atenta contra la vida del personal de salud en el país latinoamericano.

En efecto, hasta el 17 de agosto, en Venezuela han fallecido 71 profesionales de la salud, entre ellos 54 médicos, 13 enfermeros y 4 trabajadores de servicios como vigilancia o mantenimiento en los centros hospitalarios. Médicos Unidos recalca que muchos de estos casos no están recogidos en los reportes que el gobierno de Nicolás Maduro ofrece diariamente, cuyo total de muertes se acerca a los 300, a nivel nacional.

De acuerdo con los datos aportados el 17 de agosto por Delcy Rodríguez, vicepresidenta del gobierno de Nicolás Maduro, la cifra de contagios por Covid-19 ascendió a 34.802, mientras los fallecidos, totalizan 288. Estas cifras crecen en un contexto muy duro para el personal sanitario, cuya labor a pesar del alto riesgo, evidencia la carencia de equipos de protección adecuados, de acuerdo con el doctor Jaime Lorenzo, director de MUV.

Para los trabajadores de la salud en Venezuela, llegar a cualquier hospital se ha convertido en una tarea titánica y contra toda dignidad”, describió para Aleteia. “No hay gasolina, sólo humillaciones para el personal en las estaciones de servicio. El pírrico sueldo que ganan no les alcanza para pagar los muchos pasajes que deben tomar desde sus residencias hasta sus centros de empleo, y aunado a ello se nos amenaza con colocarnos amonestaciones si no podemos llegar para cumplir con nuestra misión”.

 

Es peligrosos usar un tapabocas varias veces

Los trabajadores sanitarios, carentes de insumos y de equipos idóneos, se exponen a cada momento a infectarse del peligroso virus, justamente cuando atienden a sus pacientes, lamenta el gremio médico en los hospitales de Venezuela. “El personal se expone al virus al carecer de los equipos de bioseguridad requeridos y, con frecuencia debe utilizar varias veces las mascarillas/tapabocas porque el Estado y su bolsillo le impiden adquirir el insumo requerido para proteger su salud”, dijo el doctor Lorenzo.

“De la misma manera, brillan por su ausencia los servicios públicos especialmente el agua, y no se cuentan con desinfectantes como cloro que bloqueen las infecciones que abundan el lugar, lo cual facilita la propagación del peligroso virus poniendo en riesgo su vida, la de los pacientes y de todo el personal que labora en estos centros”, relató.

 

Cáritas apoya a los trabajadores de la salud

Sin embargo, los médicos no están solos en sus exigencias. Ante esta tragedia que se ha cebado contra ellos, diversas organizaciones de la sociedad civil se han abocado a poner en práctica una serie de iniciativas que impulsen a la solidaridad con ellos. Una de estas instituciones es Cáritas de Venezuela, que desde el 1 de agosto inició una campaña para animar a la sociedad civil a donar insumos médicos como mascarillas, guantes, batas y otros implementos que ayuden a detener la propagación de la pandemia.

Bajo el lema: “Nuestro personal de salud necesita apoyo, ayúdanos a ayudar”, el órgano eclesial muestra su preocupación por las pésimas condiciones de los hospitales. En realidad, el lema se convierte en una súplica que elevan a todas las instancias.

Janeth Márquez, directora nacional de Cáritas Venezuela, indicó que trabajan mancomunadamente con Médicos Unidos para la distribución de los insumos adquiridos a través de la contribución de la comunidad y la empresa privada, “para evitar que algunos centros hospitalarios se sobresaturen de entregas, y dejen a otros sin nada”.

La gente tiene buena intención de ayudar

El padre Ricardo Ramírez, presidente de Cáritas San Cristóbal, destacó el interés de la Iglesia de extender una mano amiga y solidaria con los profesionales de la salud de la región tachirense como de todo el país. Considera que estos profesionales “dan la pelea diariamente para cumplir con su sagrada misión de proteger la vida de sus semejantes, a pesar de las carencias y dificultades en que se encuentran los centros de trabajo”.

Aunque está consciente de la crisis económica que golpea duramente el bolsillo de la población y que muchas veces les impide adquirir sus propios equipos de protección ante los altos costos, o también por la escasez que se tienen de éstos. “La gente tiene buena intención de ayudar, y de cuidar la vida del poco personal que aún queda en nuestro país, y que también merece vivir en condiciones óptimas”, aseguró el sacerdote.

Informó que desde que comenzaron los brotes de la epidemia y ante el masivo retorno de venezolanos por las fronteras terrestres de Colombia, Cáritas San Cristóbal se ha dedicado a distribuir kits de higiene contentivo de alcohol isopropílico, gel antibacterial, jabón en polvo, guantes y tapabocas entre los connacionales y los que están en tránsito para protegerlos del peligroso virus. Además, en convenio con la Cruz Roja Internacional, las Cáritas parroquiales del Táchira, reparten 650 almuerzos diarios en la zona fronteriza.

Las campañas de apoyo serán ininterrumpidas

Médicos Unidos Venezuela comenzó a finales de julio pasado una campaña motivando a los diversos sectores de la vida nacional e internacional, a contribuir con la dotación de equipos de protección personal para los profesionales de la salud. Los capítulos nacionales e internacionales de MUV, junto al portal Dar entre todos, son los encargados de estas campañas con el equipo médico del país. El objetivo es recoger los apoyos comprar el material de protección como pantallas protectoras, jabón antibacterial, cloro jabonoso, gel hidroalcóholico, mascarillas No. 95, guantes, gorros y batas.

Por su parte, Cáritas de Venezuela, consciente de la experiencia vivida en otros países, indica que se debe hacer esfuerzos por garantizar que los equipos de protección estén en manos de quienes más lo necesitan ahora. Por ello se esmera en que las personas de buena voluntad y la empresa privada participen activamente en la compra de insumos de protección, aportando a través del Banco Mercantil, Cuenta Corriente No. 0105-0699-92-1699059454, a nombre de la A.C Cáritas de Venezuela; Rif J-30485697-0; correo: caritasvenezuela@gmail.com. La campaña se mantendrá hasta nuevo aviso.

 

 

Cáritas Venezuela imágenes

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.