Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

8 alimentos que eliminamos de nuestra dieta por miedo a engordar

CHOCOLATE
FotoDuets - Shutterstock
Comparte

Come y disfruta estos alimentos. Y tranquilo. No subirás de peso.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Cuando nos ponemos a “dieta” es muy común caer en el error de eliminar alimentos de nuestra alimentación. A veces, por considerar que hinchan, otras, porque nos dijeron que tienen muchas calorías o azúcares… Sin embargo estas decisiones pueden perjudicarnos al perder sus nutrientes y otros beneficios. 

Prescindir de alimentos al azar no es lo correcto. Ordenar y controlar lo que comemos es crucial. Para ello debes conocer la cantidad adecuada a consumir.

Necesitamos aprender a detenernos, a parar en medio de la vida y examinarnos. Observar y analizar nuestro comportamiento nos ayudará a manejar y ordenar nuestra vida y nuestra alimentación. Están íntimamente relacionadas.

La rutina y el estrés nos cansan y desgastan, volviéndonos, muchas veces, autómatas, repetidores de estilos de vida. Por eso puede ser interesante seguir la propuesta de San Ignacio de Loyola, de hacer una pausa para reflexionar como propone y tomar conciencia de nuestros actos y de lo que necesitamos para ayudarnos a controlar esos momentos de ansiedad y dificultad para realizar cambios de hábitos para mejorar la salud:

  • ¿Qué estoy comiendo?
  • ¿Qué cantidades?
  • ¿Como por hambre o por ansiedad?
  • ¿Cuándo como? 

Hay algunos alimentos que muchas veces nos provocan dudas. Pero debemos saber que no es necesario privarnos de ningún alimento sino simplemente controlar la cantidad y su frecuencia de consumo. 

Las cantidades detalladas a continuación son para personas sanas, siempre que sigan un tratamiento por alguna patología o bajar de peso es mejor asesorarse personalmente con un nutricionista.

 

 

 

 

 

 

 

 

Aquellos de los que no debes abusar son, las salsas industriales, alimentos ultra procesados, bolletería industrial, dulces o alimentos muy ricos en grasas y azucares agregados, refrescos, zumos de caja, ya que todos tienen munchas calorías y desequilibran cualquier dieta. 

Recuerda “No siempre podemos hacer grandes cosas, pero sí podemos hacer cosas pequeñas con gran amor” Palabras de la Madre Teresa de Calcuta

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.