Aleteia

Trucos para elegir en el supermercado un producto bajo en azúcar

SUPERMARKET
Eldar Nurkovic - Shutterstock
Comparte

Para los que quieren alimentarse bien y les cuesta interpretar las etiquetas de los productos

Cada vez somos más conscientes de lo importante que es para nuestra salud y la de quienes nos rodean elegir bien lo que comemos a diario. Pero por supuesto que no siempre es fácil, ya que hoy en día contamos con una infinidad de productos en el mercado, y no todos son saludables.

Si buscamos un producto, con poco o nada de azúcar agregado, ya sea por razones de salud (diabetes), o para bajar de peso, o simplemente para cuidarnos, la industria alimentaria nos lo pone bastante difícil, con etiquetados muchas veces ilegibles e incomprensibles que confunden bastante.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) nos aconseja reducir el consumo de azúcares libres (es decir el azúcar agregado intencionalmente a un producto) a menos del 10% de la ingesta calórica total diaria. Y afirma que podemos obtener beneficios adicionales para la salud si reducimos su consumo por debajo del 5% de la ingesta calórica total.

Pero no pasarnos de la recomendación puede ser difícil si no interpretamos correctamente las etiquetas de los alimentos, ya que muchas veces el azúcar esta escondido.

Por eso te traigo algunos trucos que te ayudaran en tus elecciones diarias cuando vayas hacer la compra.

  1. Es muy importante que nuestra cesta de la compra contenga la menor cantidad posible de azúcar y para ello, hay que evitar los productos en los que suele estar más presente como:
    • ultraprocesados,
    • yogures y postres saborizados,
    • salsas,
    • bebidas,
    • zumos,
    • galletas,
    • bizcochos,
    • chocolates,
    • cereales para desayuno,
    • pizzas y lasañas preparadas, entre muchos más.
  2. No guiarse por lo que dice en el frente del paquete, sino por la lista de ingredientes y tabla nutricional.
  3. En la tabla nutricional, menos de un 5%. Fijarse en el rotulado nutricional, para que sea bajo en azúcar debe contener menos de 5 gramos de azúcar cada 100 gramos de alimento, o sea menos de un 5%.
  4. Comparar productos. Por ejemplo, un yogur natural con uno light.
  5. Alimentos predominantes: Indagar en la lista de ingredientes, los dos primeros ingredientes por lo general son importantes porque suele suponer casi el peso total del producto. Por lo tanto, si el azúcar aparece dentro de los primeros ingredientes, significa que es un alimento rico en azúcares.
  6. ¿Sinónimos? Observar también en la lista de ingredientes los nombres bajo los que el fabricante muchas veces esconde la glucosa (azúcar). Todos estos ingredientes que pueden aparecer en la lista de ingredientes de un producto aportan las mismas calorías vacías que el azúcar (4 kcal por gramo).
    • Contienen un x, dextrina, dextrosa, maltodextrina
    • Sirope o jarabe de, ágave, maíz, fructuosa, glucosa
    • Cuidado también con los «apellidos»:  moreno, de caña, integral, de repostería, invertida, glas, de uva, de malta
    • Cristales de caña, fruta, florida 
    • También lo que terminan en «osa»:  sacarosa, fructuosa, glucosa, maltosa, trehalosa
    • Y por último: panela, melaza, concentrado de fruta 

Cuidemos nuestra alimentación y la de los nuestros. Ahora ya sabemos cómo hacerlo, disminuyendo el consumo de azúcar y alimentos que lo contengan. Dejemos estos alimentos ricos en azúcares para un consumo ocasional. Y llenemos nuestro carrito de compras con alimentos naturales, sin tantos procesados, seguro esteremos ganado en salud.

¿Todos los alimentos tienen azúcar escondido?

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.