Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 04 diciembre |
San Juan Damasceno
home iconEstilo de vida
line break icon

Vejez y jubilación, una oportunidad para aprovechar la vida

RETIREMENT

Goodluz - Shutterstock

<b>6. Amplía tus aficiones.</b><p> Costura, fotografía, pintura… Recupera o amplía tus aficiones y enséñaselas a los jóvenes. “Es una forma de que los mayores nos transfieran conocimientos olvidados: ¿cuántas mujeres que han sido grandes encajeras de bolillos los tienen aparcados porque no se busca un encuentro entre generaciones?”, concluye González.

Ignasi de Bofarull - publicado el 22/02/19

Envejecer no es sinónimo de paro y vacío. Al jubilarse una persona puede llevar una vida activa y comprometerse con iniciativas que aumenten su calidad de vida y le llenen de paz y alegría

Los mayores se encuentran en la jubilación ante un cierto vacío sin no se empeñan en construir un nuevo relato sobre sus vidas. Si la jubilación es una parada en seco las consecuencias pueden ser una pérdida de sentido de la vida que repercute en la salud y la longevidad.

La alternativa es el envejecimiento activo, concepto definido por la OMS (Organización Mundial de la Salud, 2002) como“el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas que envejecen”.

La idea básica es que un mayor no debe bajar los brazos y debe comprometerse en tareas sociales, culturales, económicas, cívicas o espirituales.

En ocasiones estas actividades están relacionadas con su campo profesional en el plano de la asesoría y la consulta. Se está hablando mucho del envejecimiento productivo y del valor económico del valioso saber-hacer (know how) de los mayores que acumulan una auténtico conocimiento profesional que no se puede desperdiciar.

El campo cultural es amplísimotanto en el plano creador como el plano del disfrute: teatro, literatura, arte, ciencias. Se trata de seguir jugando un papel importante en la sociedad desde la calidad y cantidad del tiempo del cual se disponey ahí aparece el voluntariado.

El voluntariado social es una actividad de compromiso cívico, a menudo espiritual, donde los mayores pueden dispensar una gran ayuda. Gozan de experiencia, han vivido y aprendido a vivir y su asesoría personal y vital es muy necesaria en la visita a enfermos, en la ayuda a discapacitados, en la formación de niños y jóvenes, en las iniciativas sostenibles y solidarias o de cualquier tipo que nos podamos imaginar.

Pero definamos el voluntariado social formal (estructurado en una asociación) como aquella actividad emprendida por un individuo que tiene como objetivo ayudar a otros a mejorar a la comunidad en sus necesidades.Es una acción emprendida con libre albedrío, y no pagada (quizá algún gasto de movilidad), que se haya estructurada por una organización que asegura una concreción de fines, plataformas y convenios con las instituciones ayudadas: bibliotecas, hospitales, escuelas, particulares, etc.

Losresultados no son solo los beneficios para las personas ayudadas sino el bienestar para el propio voluntario en términos de salud, equilibrio psicológico, sentido de la vida. Un mayor recién jubilado que se incorpora a un voluntariado social va a ser más feliz y va a mejorar su salud, longevidad y sociabilidad. Los beneficios generan una paz interior que se traduce en una barrera para la depresión y que aumenta la satisfacción personal y la calidad de vida.

Y no solo porque percibe la ayuda que dispensa a las personas necesitadas, sino porque realiza abundante actividad física y se siente parte de una empresa de miras altas y porque además comparte objetivos con personas de su edad que le contagian con el mismo talante vital: el gozo de saberse útiles y queridos. La pasividad ha sido sustituida por la actividad y la espera resignada, estresante,da paso a unas iniciativas que no hablan de conformismo sino de un quehacer productivo, sano y emprendedor.

Los estudios sobre el voluntariado de los mayores también señalan que el voluntariado social ayuda a superar el duelo ante las pérdidas que a estas edades son más frecuentes: la muerte de los cónyuges, un pariente o un amigo.

Pero vayamos a la raíz: una de las circunstanciasque más nos fortalecen en nuestra existencia –a los mayores y a los no tan mayores-es el sentido de la vida. Si la vida tiene sentido, entendido este concepto desde los trabajos de Viktor Frankl (1905-1997), el motor interior se engrasa y entonces sé es capaz de casi todo.


SENSE

Te puede interesar:
8 razones por las que es necesario buscar el sentido de la vida

Necesitamos una sociedad de mayores voluntarios comprometidos cívicamente pues son quienes poseen una delicadeza en el pensar y en el cuidar que los más jóvenes a veces no podemos ni paladear.Los más jóvenes estamos atados a unos agobios que nos inducen a perdernos lo mejor. ¿Y qué es lo mejor? La ayuda de un amigo, la atención de una persona afable, la escucha de un experto en la vida, un mayor, que nos puede sacar de muchas dudas pues él ya lo ha vivido casi todo.

Tags:
ancianosculturaenvejecerfelicidadjubilacionpsicologíasaludsolidaridadvidavoluntariado
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.