Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 21 junio |
San Luis Gonzaga
home iconDesde Roma
line break icon

“En peligro la armonía social cuando quien comanda es más importante que el pueblo”

Vatican Insider - publicado el 24/11/16

Cuando «quien comanda es más importante que el pueblo y las decisiones las toman pocos, o son anónimas, o son dictadas siempre por emergencias verdaderas o presuntas», entonces «la armonía social corre peligro con graves consecuencias para la gente: aumenta la pobreza, peligra la pa, comanda solo el dinero y la gente está mal». Lo afirmó Papa Francisco en el video-mensaje, transmitido hoy, para el Festival de la Doctrina Social de la Iglesia, que se lleva a cabo este año en Verona (del 24 al 27 de noviembre) y cuyo tema es «En medio de la gente».

Este lema «expresa una gran verdad», afirmó Jorge Mario Bergoglio en su mensaje: «nuestra humanidad se enriquece mucho si estamos todos con los demás en cualquiera de las situaciones en las que se encuentren. Es el aislamiento lo que hace mal, no compartir. El aislamiento desarrolla miedo y desconfianza, e impide disfrutar la fraternidad. Hay que decirnos que se corren más riesgos cuando nos aislamos que cuando nos abrimos al otro: la posibilidad de hacer daño no está en el encuentro, sino en la cerrazón y en el rechazo. Lo mismo vale cuando nos encargamos de otro: pienso en un enfermo, en un viejo, en un inmigrante, en un pobre, en un desempleado. Cuando nos preocupamos por el otro nos complicamos menos la vida que cuando estamos concentrados solamente en nosotros mismos». Francisco agradeció a los obispos de Verona, a los voluntarios y a Adriano Vincenzi «por el trabajo desempeñado para dar a conocer y poner en práctica la doctrina social de la Iglesia».

Estar entre la gente «no significa solamente ser abiertos y encontrar a los demás, sino también en dejarse encontrar», prosiguió el Papa. «Entre nuestra gente, hay una auténtica riqueza humana. Son innumerables las historias de solidaridad, de ayuda, de apoyo que se viven en nuestras familias y en nuestras comunidades. Es impresionante —subrayó Francisco— cómo algunas personas viven con dignidad la restricción económica, el dolor, el trabajo duro, la prueba. Al encontrar a estas personas, tocas con la mano su grandeza y casi recibes una luz con la que se vuelve claro que se puede cultivar una esperanza para el futuro; se puede creer que el bien es más fuerte que el mal, porque están ellos. Estando entre la gente —afirmó el Papa— tenemos acceso a la enseñanza de los hechos. Pongo un ejemplo: me contaron que hace poco tiempo murió una chica de 19 años. El dolor fue inmenso, muchos participaron en el funeral. Lo que sorprendió a todos fue no solo la ausencia de desesperación, sino la percepción de cierta serenidad. Las personas, después del funeral, se comunicaban el estupor de haber salido de la celebración sin un peso. La mamá de la joven dijo: “He recibido la gracia de la serenidad”». Según el Papa, «sin discursos o explicaciones se comprende qué es lo que vale en la vida y lo que no».

Estar entre la gente, dijo, «significa también advertir que cada uno de nosotros forma parte de un pueblo. La vida concreta es posible porque no es la suma de muchas individualidades, sino la articulación de muchas personas que concurren en la construcción del bien común. Estar juntos nos ayuda a ver el conjunto. Cuando vemos juntos, nuestra mirada se enriquece y resulta evidente que los papeles que cada quien desempeña dentro de las dinámicas sociales nunca pueden ser aislados ni absolutizados. Cuando el pueblo está separado de quien comanda —subrayó el Pontífice argentino—, cuando se toman decisiones en fuerza del poder y no del compartir popular, cuando quien comanda es más importante que el pueblo y las decisiones las toman pocos, o son anónimas, o son dictadas siempre por emergencias verdaderas o presuntas, entonces la armonía social corre peligro con graves consecuencias para la gente: aumenta la pobreza, peligra la pa, comanda solo el dinero y la gente está mal. Estar entre la gente, entonces, no solo hace bien a la vida de los individuos, sino que es un bien para todos».

Estar en medio de la gente, recordó el Papa, pone la evidencia de la pluralidad de los colores, culturas, razas y religiones. La gente nos hace tocar la riqueza y la belleza de la diversidad. Por eso, «cuando se está entre la gente, se toca la humanidad». 

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
Pablo Cesio
El Padrenuestro, la oración que asustó a un grupo de delincuentes
4
SAINT JOSEPH
Maria Paola Daud
El asombroso poder de san José dormido
5
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
6
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
7
PAUL MCCARTNEY
Jordan Runtagh
«Let it Be»: la verdad detrás de la visita de la Virgen María a P...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.