Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 24 mayo |
María Auxiliadora
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Pedimos a Dios lo que es bueno para nosotros?

Little girl hands folded in prayer

A3pfamily | Shutterstock

Philip Kosloski - publicado el 25/04/24

Es relativamente fácil pedir a Dios lo que queremos, y hacemos muchas peticiones a diario, pero ¿le pedimos lo que es bueno para nosotros?

Normalmente, cuando rezamos oraciones de petición, pedimos a Dios algo que queremos o necesitamos. Podemos pedir buena salud, un nuevo trabajo, un futuro cónyuge o un nuevo hijo. Sea lo que sea, con frecuencia pedimos cosas que queremos, necesitamos o nos gustaría tener; y es posible que eso que pedimos (y queremos) coincida con lo que Dios quiere para nosotros, pero no siempre es así.

El Catecismo de la Iglesia Católica nos desafía a revisar nuestra disposición interior y cómo rezamos las oraciones de petición:

“¿Estamos convencidos de que ‘no sabemos rezar como es debido’? ¿Pedimos a Dios ‘lo que nos conviene’? Nuestro Padre sabe lo que necesitamos antes de que se lo pidamos, pero espera nuestra petición porque la dignidad de sus hijos reside en su libertad”.

CIC 2736

Uno de los grandes misterios de la oración es que Dios sabe lo que necesitamos incluso antes de que se lo pidamos. Sin embargo, Dios quiere que le pidamos lo que necesitamos. Quiere ver nuestra respuesta libre a su amor.

¿Sabe Dios lo que necesitamos?

Lo que tenemos que tener en cuenta es que Dios sabe lo que es mejor para nosotros y no nos dará algo que no necesitamos.

Jesús mismo nos lo asegura en el Evangelio de Lucas:

“Porque todo el que pide recibe, y el que busca halla, y al que llama se le abrirá. ¿Qué padre entre vosotros, si su hijo le pide un pez, en lugar de un pez le dará una serpiente; o si le pide un huevo, le dará un escorpión?”

Lucas 11, 10-12

Lo que tenemos que hacer es rezar con plena confianza en Dios, teniendo fe en que nos dará lo que necesitamos, y no necesariamente lo que queremos:

“Debemos rezar, pues, con su Espíritu de libertad, para poder saber realmente lo que Él quiere”.

CIC 2736

Siempre que recemos, debemos tener presente todo esto y resignarnos a la voluntad de Dios.

Se nos anima a rezar por aquellas cosas que creemos necesitar. Dios puede concedernos exactamente lo que pedimos, respondiendo con precisión a nuestra petición. Sin embargo, Dios también puede responder a nuestra oración de una manera muy diferente. Simplemente necesitamos estar abiertos a la voluntad de Dios, rezando por lo que queremos, pero estando satisfechos con recibir lo que Dios sabe que necesitamos.

Tags:
bibliacatecismodios
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.