Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 25 junio |
Santo Domingo Henares
home iconDesde Roma
line break icon

El Papa: «Digamos “no” al poder y a la deslealtad»

Vatican Insider - publicado el 08/11/16

Para estar verdaderamente al Servicio de Dios, hay que tener cuidado y no «hacer doble juego», y evitar buscar el poder y la fama. Lo recordó Papa Francisco durante la Misa que celebró hoy por la mañana, 8 de noviembre de 2016, en la capilla de la Casa Santa Marta, según indicó la Radio Vaticana. El Pontífice insistió en que no se pude servir al Señor y al mundo al mismo tiempo.

El obispo de Roma reflexionó sobre la afirmación que cada verdadero cristiano debe repetirse a sí mismo siempre: «Somos siervos inútiles». Y habló sobre los obstáculos que impiden servir a Dios con libertad. Son muchos, observó con tristeza: « uno es el deseo de poder: cuántas veces hemos visto, quizás en nuestra casa: “¡aquí mando yo”! Y cuántas veces, sin decirlo, hemos hecho sentir a los demás que: “mando yo”, ¿no? También hacer ver esto, ¿no? El deseo de poder… Y Jesús nos ha enseñado que el que manda debe convertirse en el que sirve. O, si uno quiere ser el primero, que sea el servidor de todos. Jesús da la vuelta a los valores de la mundanidad, del mundo. Y este deseo de poder no es el camino para convertirse en un siervo del Señor, al contrario: es un obstáculo, uno de estos obstáculos que hemos pedido al Señor que aleje de nosotros».

El otro obstáculo, prosiguió Francisco, se produce «también en la vida de la Iglesia», es «la deslealtad». Esta, advirtió,  se produce «cuando alguien quiere servir al Señor pero también sirve a otras cosas que no son el Señor».

 «El Señor —insistió el Papa argentino— nos ha dicho que ningún siervo puede tener dos patrones. O sirve a Dios o sirve al dinero. Jesús nos lo ha dicho. Y esto es un obstáculo: la deslealtad. Que no es lo mismo que ser pecadores. Todos somos pecadores, y nos arrepentimos por esto. Pero ser desleales es hacer el doble juego, ¿no? Jugar a la derecha y a la izquierda, jugar a Dios y también jugar al mundo, ¿no? Y esto es un obstáculo. Aquel que tiene deseos de poder y aquel que es desleal, difícilmente puede servir, convertirse en siervo libre del Señor».

Estos obstáculos, los deseos de poder, la deslealtad, dijo el Papa, «quitan la paz y te conducen a aquella comezón del corazón por no estar en paz, sino siempre ansioso”. Y esto «nos conduce a vivir en esa tensión de la vanidad mundana, vivir para aparecer».

Cuánta gente, recordó Francisco con amargura, «vive sólo para estar en la vidriera, para aparecer, para que digan: “Ah, qué bueno que es…”, para la fama. Fama mundana». Y así, advirtió, «no se puede servir al Señor». Por este motivo el Papa invitó pedir «al Señor que nos quiete los obstáculos para que en la serenidad, tanto del cuerpo como del espíritu», podamos «dedicarnos libremente a su servicio».

«El servicio de Dios —subrayó Papa Francisco— es libre: nosotros somos hijos, no esclavos. Y servir a Dios en paz, con serenidad, cuando Él mismo ha quitado de nosotros los obstáculos que quitan la paz y la serenidad, es servirlo con libertad. Y cuando nosotros servimos al Señor con libertad, sentimos aquella paz más profunda aún, ¿no? De la voz del Señor: “Ah, ven, ven, ven, siervo bueno y fiel”. Y todos queremos servir al Señor con bondad y fidelidad, pero tenemos necesidad de su gracia: solos, no podemos. Y para esto, pedir siempre esta gracia, que sea Él el que quite estos obstáculos, que sea Él quien nos dé esta serenidad, esta paz del corazón para servirlo libremente, no como esclavos: como hijos».

El Sucesor de Pedro recordó que cuando nuestro servicio es libre, debemos repetir que «somos siervos inútiles» conscientes de que solos no podemos hacer nada. «Sólo debemos pedir y hacer espacio – dijo – para que Él haga en nosotros y Él nos transforme en siervos libres, en hijos, no en esclavos».

«Que el Señor – fue la invocación del Papa – nos ayude a abrir el corazón y a dejar que trabaje el Espíritu Santo, para que quite de nosotros estos obstáculos, sobre todo el deseo de poder que hace tanto mal, y la deslealtad, la doble cara» de «querer servir a Dios y al mundo». «Y así  – concluyó – nos dé esta serenidad, esta paz para poder servirlo como hijo libre que al final, con tanto amor, le dice: “Padre, gracias, pero Tú sabes: soy un siervo inútil”».

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
4
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
5
Meg Hunter-Kilmer
El sacerdote que dejaba a los pecadores más endurecidos llorando ...
6
SPIRITISM
Luis Santamaría
Venezuela: preocupación ante un encuentro de santería que cuenta ...
7
BART DE WEDER
Aleteia Image Department
Custodio de un pequeño milagro
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.