Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 26 febrero |
Santa Paula Montal
home iconDesde Roma
line break icon

“El diálogo no es una opción, sino la verdadera respuesta al miedo”

Vatican Insider - publicado el 19/09/16

Monseñor Ayuso Guixot, a treinta años del primer histórico Encuentro por la paz de Asís con Juan Pablo II, muchos líderes religiosos se reúnen en la ciudad de Francisco en nombre del diálogo entre las religiones. Sin embargo, vivimos una estación difícil, con tantos atentados, conflictos y una xenofobia en aumento. ¿Qué papel pueden tener las religiones en esta situación?

Yo creo que estamos cobrando conciencia de un hecho: si por una parte la religión parece estar entrando un poco en el mundo de la política, también la política ve la necesidad de entrar en el mundo de las religiones.

Entonces, a treinta años del Espíritu de Asís, viendo un mundo que sufre tanto, ¿qué podemos hacer?

Creo que es importante volver a descubrir ambas dimensiones de nuestra identidad, como creyentes y como ciudadanos; así, trabajando juntos armoniosa y respetuosamente en estas dos dimensiones de nuestra realidad, podremos construir nuestro porvenir en el respeto recíproco a pesar de las diversidades, y lograr hacer que prevalezca la dignidad humana, que es la que debemos preservar y que demasiadas veces falta.

Hoy en Europa hay un clima extendido de miedo que obstaculiza el diálogo. ¿Con cuáles instrumentos es posible afrontar un sentimiento semejante, e incluso, a veces, irracional?

El diálogo, hoy, debe tener en cuenta el miedo, porque las dificultades que vivimos exigen que no seamos como la avestruz, sino que debemos reconocer las dificultades y saber que esta dimensión de miedo existe. Pero el miedo es enemigo de cualquier diálogo, por lo que no debemos desanimarnos, porque nos llevará a cualquier tipo de populismo. Pero el porvenir de la humanidad hay que construirlo juntos, en la fraternidad, como siempre repite Papa Francisco. Entonces, el diálogo se está moviendo hoy en estas dos realidades: por una parte el miedo y por otra la necesidad misma del diálogo. Por ello no hay que ceder al desánimo, hay que tener esperanza, y el hecho de seguir adelante no debe ser concebido como una forma de “buenísimo”, sino, más bien, con la conciencia de que el diálogo es algo serio, importante, vital; no es una opción, y exige un compromiso que nos lleve por la vía de la paz.

También en el diálogo con el islam asistimos a una evolución: no existe solo la buena vecindad, sino que se están afrontando también otras cuestiones. ¿Cómo puede proceder este intercambio entre el cristianismo y el islam, entre “nosotros” y la cultura musulmana?

Debemos proseguir por el camino del diálogo islamo-cristiano, que encuentra sus dificultades, pero creo que es necesario distinguir: la violencia ciega, la manipulación de la fe, no forma parte de la religión, no es la religión islámica en cuanto tal la responsable de tantos males. Nuestro compromiso en el diálogo interreligioso, entonces, es el de retomar y renovar este camino, es decir ser constructores de paz, incluso en medio de estas dificultades, superándolas, y también una conciencia profunda por parte de cada uno de nosotros y, sobre todo, de quienes ejercen una autoridad (para ser claros, sin ambigüedad, en la condena de cualquier tipo de violencia y sentar las bases para construir un futuro que debe pasar necesariamente mediante la educación. Debemos trabajar día a día, y se necesitará tiempo para obtener la paz. El elemento que nos puede ayudar para alcanzar este objetivo siempre será la educación, una educación a todos niveles. También la comunidad internacional debe asumirse las propias responsabilidades, para que las leyes internacionales que existen puedan ser aplicadas.

Los instrumentos están allí, y entonces, ¿qué aporte podemos dar nosotros?

Creo que una luz, un flash, nos la está dando Papa Francisco y a toda la humanidad; esperemos que si mensaje sea recibido por todos.

El arzobispo de Ruan, monseñor Le Brun, dijo en Asís que el martirio del padre Hamel no debe ser utilizado como una bandera para combatir. ¿Existe un peligro en este sentido, que episodios como este se conviertan en un motivo más que alimente los conflictos?

Sí, puede suceder cuando hay personas que recorren no la vía del diálogo, sino que caen en el miedo, por lo que, como reacción, construyen muros, bloqueos, y ponen a las personas las unas con las otras. Mientras nuestra tarea es la de aprender de un hecho triste y doloroso, como el que sucedió en Ruan, tan bien descrito por el arzobispo que nos conmovió a todos, para recorrer la vía del diálogo. Hay que tomar este martirio (que también ha tocado los corazones de los musulmanes) como un ejemplo, un modelo y que podrá hacer que prevalezca el diálogo y que no cedamos a todos los que caen en la tentación de querer tirar todo lo que se ha hecho en los últimos 50 años, es decir, en la perspectiva católica, desde el Concilio Vaticano II. La dificultad está allí. Sin embargo, no podemos encontrar las soluciones solo nosotros, líderes religiosos; claro, debemos educar a la verdadera fe, al respeto de las diferentes tradiciones religiosas y al mismo tiempo tener presente todas las dimensiones de la vida. Muchos de los problemas, de hecho, surgen de todas las desigualdades que hay, desde el punto de vista social, financiero, dificultades capaces de crear tantas pobrezas y tantos conflictos, guerras y miserias. Por ello, el camino cierto está allí: no hay alternativa, debemos hacer el mayor de nuestros esfuerzos para que una nueva generación, en el futuro, pueda conocer la paz, vivir en paz y gozar de los dones que Dios nos ofrece. 

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
2
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
3
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
4
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
5
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
6
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.