Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Scholas responde; los errores y la sombra de la corrupción

Comparte

“Scholas tiene mucho que aprender de sus errores”. Fallas de comunicación. Con el Papa, con los integrantes de la fundación y con el público en general. Palabra de José María Del Corral, presidente de la organización pontificia que por estas horas se encuentra en el ojo del huracán en Argentina. Un reportaje televisivo la acusó de tráfico de influencias y sospechas de  corrupción. En entrevista con el Vatican Insider el presidente dio su versión. Negó malos manejos y tomó distancia de quienes –dijo- pretenden lucrar con saludos de Francisco.

“Por supuesto que reconocemos fallas, si no sería imposible hacer de esto un aprendizaje. Esto no es una compañía de éxitos ni una compañía deportiva”, aceptó Del Corral con una voz ronca, producto de una bronquitis que arrastra desde hace 10 días. Pocas horas habían pasado del demoledor informe de Periodismo Para Todos (PPT), el programa de investigación argentino que fue visto por un promedio de 1.6 millones de personas la noche del pasado domingo 3.

“En el nombre del padre” fue el título del reportaje, del programa conducido por Jorge Lanata, que pareció tener como blanco al Papa. Más allá de los errores reconocidos, el presidente de Scholas advirtió la existencia de un especial ensañamiento con la fundación que él preside por lo que describió como un intento, de ciertos grupos políticos y periodísticos argentinos, por socavar la autoridad de Francisco. “Hay muchos colegas y otros personajes como los curas villeros que lo dicen, hay una campaña contra él”, ilustró.
?Ante la pregunta, por estas horas obvia, sobre la eventualidad de una renuncia de él y del otro presidente mundial de la fundación, Enrique Palmeyro, afirmó: “Nosotros siempre estuvimos dispuestos a hacer lo que el Papa nos pida, desde hace más de 15 años y lo vamos a seguir haciendo. No somos funcionarios políticos”.

“Con el Papa estamos hablando, siempre estuvimos dialogando y cuando él quiera, cuando podamos será físicamente. Nosotros estaremos mientras sea útil para esta misión, incluso la esperanza nuestra es que esta obra de bien tiene que trascender al propio Papa Francisco y a sus directores”, apuntó.

En Roma, Francisco supo con anticipación del informe de PPT. Todavía el sábado se mostró molesto por el tema. En verdad lleva varias semanas preocupado, porque Scholas es una obra que él valora muy especialmente. Pero las polémicas no le quitaron su habitual serenidad.

Mientras tanto, en Argentina la fundación sufrió un intenso sacudón interno que produjo algunas renuncias y una avalancha de cuestionamientos. La historia de las revelaciones inició un mes atrás cuando el Vatican Insider anticipó la molestia del Papa por la donación de 16 millones de pesos que ese organismo iba a recibir de parte del gobierno del presidente Mauricio Macri . Pocos días después se confirmó la decisión de rechazar ese aporte, por petición directa de Francisco. Una solicitud incluida en una carta con una frase ineludible: “tengo miedo que ustedes comiencen a resbalar en el camino hacia la corrupción”. 

Del Corral no supo responder con exactitud por qué Francisco llegó a escribir esas frases y afirmó: “Es su preocupación constante, es lo que dice siempre y nosotros estamos conscientes”. Reconoció que parte del problema surgió porque ni él ni Palmeyro le explicaron claramente los detalles de la donación. “Un error de  comunicación, pero él mismo –en su carta- nos aclaró que lo considera como un error involuntario y nos reafirmó la confianza”, precisó.

Es más, el presidente de Scholas atribuyó a la “deficiente comunicación” muchos de sus males. Por ejemplo, achacó a la “falta de experiencia o de conocimiento” el nunca haber realizado un informe de actividades, lista de donantes o balance presupuestal. “No informamos a la gente de nuestros proyectos, ni tampoco rendimos cuentas administrativas públicamente. Ese fue otro de nuestros errores. Lo vamos a hacer a partir de ahora. Aunque la ley no nos obliga queremos hacer informes semestrales y darlos a conocer, para evitar suspicacias”, explicó.

Y después ofreció largas explicaciones a cada una de las acusaciones lanzadas por la prensa. Precisó que el 1 de diciembre de 2014 la fundación firmó un convenio con el Ministerio de Planificación como parte del Proyecto Enamorar. Entonces era presidente Cristina Fernández de Kirchner. Informó que por ese acuerdo el gobierno se comprometió a construir una sede para Scholas en el municipio de Ezeiza, pero el proyecto nunca se concluyó: “Nosotros no recibimos un peso, el apoyo era el edificio pero jamás nos entregaron los documentos del terreno”.

“¿Por qué no impugnaron ese acuerdo por falta de cumplimiento?”, se le preguntó. Del Corral abundó: “Le reclamamos al Estado argentino anterior y le estamos reclamando al actual la sede prometida. Y ahora nos han respondido que solucionarán rápidamente ese problema. En este mes debería quedar arreglado el tema de la nueva sede de Scholas. Algunos, del anterior gobierno, quisieron hacer uso político de esa obra (de Ezeiza) y por eso pusieron los carteles con nuestro nombre que no podemos sacar porque no podemos meternos a un terreno fiscal”.  

Además se desligó de la publicidad del Partido de la Paz, previsto para el 10 de julio en el Estadio Único de La Plata, en la cual se daba como un beneficio para patrocinadores un saludo al Papa en Roma. Esa presentación fue realizada por la empresa Visión Deportiva, de Lisandro Borges. Pero para Del Corral esa compañía “se adelantó” ya que aún no firmaba contrato con el responsable del cotejo, Roberto Sarti. Incluso minimizó que Borges haya viajado a Roma para la clausura del congreso de Scholas donde se anunció el partido, ahora “postergado”.

Garantizó que ese partido en Argentina se jugará, en la segunda parte del año, como también otro en Roma el 12 de octubre. “Si, si, eso está confirmado”, insistió. Y explicó que la misión mundial de Scholas exige muchos recursos, de ahí el interés por organizar eventos deportivos.  

Sobre la presencia en uno de los congresos de la fundación en Roma de Marcelo Mallo, un “barrabrava” argentino ahora prófugo de la justicia por estar involucrado en un doble asesinato, aclaró que él asistió como parte de “Rescátame Argentina”. “Nosotros teníamos un acuerdo con esa fundación porque la presidente la conocimos de la comisión de padres del arzobispado de Buenos Aires. Cuando los invitamos ellos mandaron a dos representantes y uno era Mallo, pero no podíamos saber sus antecedentes judiciales”, subrayó.

Finalmente aceptó que existe malestar con Scholas entre muchos ex colaboradores y personas vinculadas a la Iglesia en Argentina. Y apuntó: “Es verdad, mucha gente de buena voluntad que nos acompañó en un principio se fue alejando por culpa nuestra, porque no supimos comunicarnos con ellos y hubo malos entendidos. Ese fue otro error. Con algunos nos hemos reencontrado ahora, en medio de la crisis, y eso es muy bueno. Porque cuando estás bien todos te llaman, pero cuando las cosas van mal la mayoría desaparece”. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.