Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 16 septiembre |
San Cornelio y san Cipriano
home iconDesde Roma
line break icon

Las palabras de Benedicto a Francisco: humildad y sinceridad

Vatican Insider - publicado el 29/06/16

Fue suficiente verlos, el martes 28 de junio a mediodía. El Papa y su predecesor hoy emérito. Fue suficiente ver la mirada de Benedicto XVI, con el rostro cada vez más afilado por la edad, mientras escuchaba las palabras de Francisco. Y fue suficiente observar también la mirada de Francisco hacia el Papa emérito, quien al final de la ceremonia por sus 65 años de sacerdocio, pronunció un breve agradecimiento que, y se vena, le salió directamente del corazón.

Las palabras que pronunciaron ambos dijeron mucho más que todas las elucubraciones fanta-teológicas sobre el ministerio petrino «compartido», más que esas teorías canonísticas que distinguen el «munus» del Obispo de Roma de su «ejercicio», de esas confabulaciones complotistas sobre Benedicto «obligado» a renunciar, por lo que todavía seguiría siendo el verdadero Papa, que siguen apasionando a grupúsculos pseudo-rataingerianos cada vez más «sede-vacantistas» y a sus corifeos.

«Usted, Santidad —dijo Francisco a Ratzinger—, sigue sirviendo a la Iglesia, no deja de contribuir verdaderamente con vigor y sabiduría a su crecimiento; y lo hace desde aquel pequeño Monasterio Mater Ecclesiae en el Vaticano […] del que brota una tranquilidad, una paz, una fuerza, una confianza, una madurez, una fe, una entrega y una fidelidad que me hacen tanto bien y me dan tanta fuerza a mí, y a toda la Iglesia. Y me permito, que también de Usted viene un sano y alegre sentido del humor». Al haber dejado de ser Papa debido a su renuncia, sobre cuya validez, como escribió él mismo en una carta publicada en «La Stampa», «no hay la menor duda», Benedicto XVI sigue sirviendo a la Iglesia rezando y también ayuda a su sucesor. No debe pasar inobservado esa referencia de Francisco al «sentido del humor» que emana del monasterio Mater Ecclesiae: da a entender que en el intercambio, en los encuentros y en las llamadas telefónicas y en las cartas el Papa emérito demuestra una capacidad de distanciarse y una saludable ironía, probablemente también con respecto al papel que ciertos de sus admiradores le atribuyen, llegando incluso a contradecir la realidad de los hechos.

Cuando llegó su turno, para un agradecimiento final, el Papa emérito no sacó de su bolsillo ningún papel con un texto escrito, sino que habló improvisando, con voz débil y baja, pero con la lucidez de siempre.

Recordó la palabra griega «Eucharistomen», que hace 65 años un compañero de ordenación imprimió en la imagencita: ¡gracias! Después agradeció particularmente a Francisco: «Gracias a todos, gracias sobre todo a usted, por su bondad que me ha demostrado desde el momento de su elección, que me sorprende. Más que la belleza de los jardines vaticanos, su bondad es el lugar en el que habito y en el que me siento protegido. Espero que usted pueda seguir adelante por esta vía de la misericordia divina, mostrando la vía de Jesús, hacia Jesús, hacia Dios».

Después de haber agradecido a los cardenales Müller y Sodano, volvió a reflexionar sobre la palabra «Eucharistomen», que «nos lleva a esa realidad de agradecimiento, a esa nueva dimensión que Cristo ha dado. Él transformó en agradecimiento, y así en bendición, la cruz, el sufrimiento, todo el mal del mundo. Y así, fundamentalmente, ‘transubstanció’ la vida y el mundo y nos dio y nos da cada día el pan de la verdadera vida, que supera al mundo gracias a la fuerza de Su amor».

Teniendo en cuenta lo que sucedió ayer, quedó claro a todo el mundo el afecto sincero que Benedicto siente por su sucesor, y viceversa: el afecto sincero que el Papa siente por su predecesor. Escuchándolos hablar, no se podía dejar de percibir esa distancia abismal que existe entre la mirada y el enfoque humilde de Ratzinger y el de muchos auto proclamados «ratzingerianos» que han reducido sus enseñanzas a una visión «Law & Order». Y también se pudo ver una distancia parecida entre la mirada y el enfoque de Francisco y el de muchos auto proclamados «bergoglianos» que reducen el testimonio a consigna y a palabra de orden vacía de significado y de carne.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Arthur Herlin
Una biblia hallada en un infierno
2
Claudio de Castro
La oración que rezo después de comulgar
3
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Este vuelo tiene algo de despedida…»
5
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa al clero: «Por favor ¡no más homilías largas de 40 minuto...
7
IMAGINE
Angeles Conde Mir
El Vaticano hace las paces con “Imagine” de John Lennon
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.