Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 15 abril |
San Damián de Molokai
home iconDesde Roma
line break icon

Francisco: que no se niegue acogida a ningún refugiado

Vatican Insider - publicado el 23/05/16

«Ninguna familia debe ser privada de una casa, a ningún refugiado se le puede negar la acogida, que a ningún herido se le nieguen las curas, que a ningún niño se prive de su infancia, que ningún hombre y ninguna mujer sean privados del futuro». Papa Francisco envió un mensaje al World Humanitarian Summit de Estambul, y fue leído en la conferencia plenaria del cardenal Secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin.

«Hoy lanzo un desafío a esta Cumbre: escuchemos el llanto de las víctimas y de los que sufren. Permitamos que nos den una lección de humanidad. Cambiemos nuestros estilos de vida, políticas, decisiones económicas, comportamientos y actitudes de superioridad cultural», añadió el Papa.

«Aprendiendo de las víctimas y de los que sufren, seremos capaces de construir un mundo más humano», concluyó.

Desde que comenzó 2016 se ha referido en tres ocasiones a la Cumbre Humanitaria Mundial, que comenzó hoy en Estambul (Turquía). Ayer, después del Ángelus, Papa Francisco se refirió nuevamente ella: «mañana comienza en Estambul, Turquía, la Primera Cumbre Humanitaria Mundial, con la finalidad de reflexionar sobre las medidas de adoptar para ir al encuentro de las dramáticas situaciones humanitarias causadas por conflictos, problemáticas ambientales y extrema pobreza. Acompañamos con la oración a los participantes en esa reunión para que se comprometan plenamente en realizar el objetivo humanitario principal: salvar la vida de todo ser humano, ninguno excluido, en particular los inocentes y los más indefensos. La Santa Sede tomará parte en este encuentro, en esta Cumbre Humanitaria, y por esto viaja hoy, para representar a la Santa Sede, el secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin».

A los diplomáticos

Francisco se refirió a la cumbre por primera vez en su discurso al Cuerpo diplomatico acreditado ante la Santa Sede, el pasado 11 de enero, diciendo: «La Santa Sede espera que la primera Cumbre Humanitaria Mundial, convocada para mayo próximo por las Naciones Unidas, pueda lograr, en el triste marco actual de los conflictos y desastres, su objetivo de poner a la persona humana y su dignidad en el corazón de cada respuesta humanitaria. Es necesario un compromiso común que acabe decididamente con la cultura del descarte y de la ofensa de la vida humana, para que nadie se sienta descuidado u olvidado y para que otras vidas no sean sacrificadas por la falta de recursos y, sobre todo, de voluntad politica».

En Lesbos

El 16 de abril pasado, en su discurso a los ciudadanos de la isla de Lesbos, Grecia, el Santo Padre subrayó estas convicciones: «Para ser realmente solidarios con quien se ve obligado a huir de su propia tierra, hay que esforzarse en eliminar las causas de esta dramática realidad: no basta con limitarse a salir al paso de la emergencia del momento, sino que hay que desarrollar políticas de gran alcance, no unilaterales». E indicó que «en primer lugar, es necesario construir la paz allí donde la guerra ha traído muerte y destrucción, e impedir que este cáncer se propague a otras partes. Para ello, hay que oponerse firmemente a la proliferación y al tráfico de armas, y sus tramas a menudo ocultas; hay que dejar sin apoyos a todos los que conciben proyectos de odio y de violencia. Por el contrario, se debe promover sin descanso la colaboración entre los países, las organizaciones internacionales y las instituciones humanitarias, no aislando sino sosteniendo a los que afrontan la emergencia. En esta perspectiva, renuevo la esperanza de que tenga éxito la primera Cumbre Humanitaria Mundial, que tendrá lugar en Estambul el próximo mes».

Que el representante de la Santa Sede en la Cumbre sea el cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin (a quien el Papa quiso personalmente, como lo recordó ayer después de la oración mariana del Ángelus), demuestra la importancia que tiene para él esta Cumbre. Teniendo en cuenta las tres referencias que ha hecho durante los últimos cinco meses, queda claro que Francisco considera que en este encuentro son tres las cuestiones centrales: salvar vidas humanas, apoyar a quienes afrontan emergencias y eliminar las verdaderas causas de los conflictos.

Las cifras y las tendencias

La cifra de seres humanos involucrados en emergencias humanitarias en la actualidad son terribles. Durante los tres últimos años ha habido, y buena parte sigue sin solución, más de 400 conflictos diferentes (guerras, terrorismo, calamidades ambientales, sequía, enfrentamientos étnico-religiosos, presión demográfica, represiones estatales contra las minorías…), que han agudizado las consecuencias persistentes de la pobreza de cientos de millones de personas. Solamente las emergencias climáticas afectan cada año a, por lo menos, 100 millones de personas, pero, según los datos del Banco Mundial son alrededor de 250 millones los seres humanos atrapados en crisis humanitarias, mientras aumentan las personas que viven en extrema pobreza en os países más frágiles y que no son capaces de afrontar estas situaciones. La principal emergencia son los prófugos y desplazados que huyen de un país a otro, de un continente a otro, o dentro de una misma nación. Durante los últimos años se han visto obligados a huir más de 60 millones de personas y, en conjunto, están aumentando notablemente.

Los últimos datos de 2014: el informe anual de ACNUR Tendencias Globales, indica un fuerte aumento del número de personas obligadas a huir de sus casas, con 59,5 millones de migrantes forzados en 2014 (el año anterior fueron 51,2 millones y hace diez años eran 37,5). El incremento con respecto a 2013 fue el más elevado que se ha registrado en un solo año. Y el proceso cobró velocidad durante los primeros meses de 2011, cuando explotó la guerra en Siria, que se convirtió en la principal causa de migración forzada a nivel planetario. En 2014, cada día 42.500 personas, en promedio, se volvieron refugiadas, pedían asilo o tuvieron que desplazarse dentro de su país, y el dato corresponde a un aumento de cuatro veces en cuatro años. En todo el mundo hay un refugiado, un desplazado interno o alguien que pide asilo por cada 122 personas. Si los 59,5 millones de migrantes forzados en el mundo conformaran una nación, ocuparía el lugar 24 según el número de habitantes.

Las propuestas de la Unión Europea

La Unión Europea, como parte de los preparativos para esta cumbre, publicó un documento en el que resume sus posturas al respecto: «El resultado de la cumbre debería confirmar los principios fundamentales comunes: los valores de la dignidad, de la integridad y de la solidaridad; los principios humanitarios; el respeto de las obligaciones previstas por el derecho humanitario internacional; el compromiso para mantener las actividades humanitarias alejadas de los intereses políticos».

Derecho a ser ayudado

En segundo lugar, la Unión Europea pide que se garantice siempre el derecho de las personas en estado de necesidad a acceder a la ayuda humanitaria. En particular se trata de facilitar el acceso de los agentes humanitarios a las personas afectadas, premisa fundamental para erogar la ayuda. Por ello la UE insiste: los gobiernos deben comprometerse en garantizar un ambiente seguro para la acción humanitaria. Además, deberían disponer de un marco jurídico y político adecuados para facilitar el acceso a la ayuda humanitaria.

Emergencias y vulnerabilidad

En tener lugar, según la UE es necesario introducir una nueva cuestión fundamental en la acción humanitaria: poner la protección de las personas en el centro de la respuesta humanitaria, puesto que las crisis humanitarias a menudo hacen que las poblaciones afectadas se vuelvan vulnerables a la explotación y al maltrato. En otras palabras, para la UE la falta o el respeto insuficiente de los principios humanitarios y del derecho humanitario internacional empeoran la inseguridad, la discriminación, los abusos y las amenazas contra la vida. Los más vulnerables son a menudo los niños, las mujeres y chicas, los ancianos y los discapacitados.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
4
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
5
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
6
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
7
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.