Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 24 mayo |
Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote
Aleteia logo
Cultura e Historia
separateurCreated with Sketch.

Cómo los monjes católicos “salvaron” el aceite de oliva

olive oil

AnnaNikitina84 | Shutterstock

Vittoria Traverso - publicado el 09/05/24

Los olivos se cultivaban alrededor de los monasterios y las iglesias, y los monjes solían tener tiempo para convertir tierras aburridas e improductivas en campos productores de olivos

El aceite de oliva es la piedra angular de la cocina mediterránea desde hace cinco mil años. Una de las primeras menciones escritas del zumo de aceituna prensado se recoge en el Código de Hammurabi del siglo XIX a.C. Desde Mesopotamia, el aceite de oliva fue comercializado por los antiguos egipcios y fenicios hasta Grecia, donde se vendía como alimento, medicina y cosmético.

Durante la época romana, el aceite de oliva se convirtió en un pilar de la economía del Imperio Romano, y se creó una bolsa de productos conocida como “Arca Olearia” para comprar y vender el “zumo dorado”. Como han demostrado recientes excavaciones arqueológicas, las aceitunas formaron parte de la Última Cena de Jesús.

Sin embargo, durante la Edad Media, este emblemático alimento básico del Mediterráneo iba camino de caer en el olvido. La desintegración del Imperio Romano en pequeños estados feudales provocó el abandono de muchos olivares, ya que los pequeños propietarios no disponían de los medios necesarios para cultivar y extraer aceite de oliva de los olivos. Además, muchas tribus del norte de Europa que se asentaron en las antiguas tierras controladas por los romanos estaban acostumbradas a consumir mantequilla en lugar de aceite de oliva, por lo que el consumo de este último disminuyó. El aceite de oliva se convirtió en un bien escaso en la Edad Media.

Los olivares se abandonaron y los olivos se utilizaron sobre todo como herramientas de demarcación para marcar las fronteras entre distintos campos.

En este contexto, el cultivo de olivos para aceite de oliva se conservó sobre todo gracias a los monjes católicos. Los olivos se cultivaban a menudo alrededor de monasterios e iglesias, ya que el aceite de oliva se utilizaba para los sacramentos y para encender las lámparas de aceite. Y los monjes solían tener tiempo y dedicación para convertir lo que entonces eran tierras aburridas e improductivas en campos productores de olivos.

Ancient olive tree
Many olive oil-producing regions of Italy owe their current olive oil production to the inventiveness of Catholic monks.

Muchas regiones italianas productoras de aceite de oliva deben su actual producción a la inventiva de los monjes católicos. En Liguria, la región montañosa del norte de Italia que domina el Mediterráneo, también conocida como la riviera italiana, los monjes benedictinos convirtieron empinadas colinas sin cultivar en tierras productoras de olivos gracias a la creación de terrazas de piedra seca.

En Umbría, región del centro de Italia que alberga monumentos católicos como las catedrales de Spoleto y Orvieto, los monjes benedictinos de la Abadía de San Félix transformaron unos olivares antes abandonados en un foco de producción de aceitunas. Las aceitunas locales, conocidas como cultivar San Felice, deben su nombre al monasterio.

En Lacio, la región del centro de Italia donde se encuentran Roma y Bolsena, los monjes benedictinos transformaron olivares abandonados en tierras productoras de aceite de oliva alrededor de la Torre de San Donato. Según la tradición, un monje local, Tomaso di San Donato, podía llenar barriles vacíos con aceite de oliva.

olive oil in jug
Today, some of the finest olive oil produced in Italy is still made by monks.

Hoy en día, algunos de los mejores aceites de oliva que se producen en Italia siguen siendo elaborados por monjes. En Bardolino, cerca de Verona, los monjes que viven en el Eremo Camaldolese, de 500 años de antigüedad, muelen regularmente los olivos centenarios de la finca para elaborar aceite de oliva virgen extra.

En la Toscana, los frailes de la congregación de los Siervos de María que viven en Figline Valdarno, cerca de Florencia, elaboran un aceite de oliva extra virgen distintivamente picante llamado “Poggerina”. Y en Liguria, los frailes de la Orden de los Hermanos de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo, conocidos como los Carmelitas, elaboran aceite de oliva extra virgen a partir de olivares cultivados en las colinas de Loano.

Pero no hace falta viajar a Italia para probar el aceite de oliva monástico. Gracias a Internet, muchos de estos productos centenarios están ahora a disposición de clientes internacionales a través de un portal electrónico específico.

Conoce cuáles son las órdenes religiosas más antiguas

Tags:
gastronomíahistoriavida consagrada
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.