Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 05 marzo |
San Juan José de la Cruz
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Comprende la depresión y sus efectos ocultos

shutterstock_2392242465.jpg

Farknot Architect | Shutterstock

Karen Hutch - publicado el 13/01/24

Con motivo del día mundial de la lucha contra la depresión, abordamos este trastorno mental que es más común de lo que pensamos. ¿Qué es lo que la provoca? ¿Se puede salir de la depresión?

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

Un estudio realizado por la Clínica Universidad de Navarra constató que «la depresión es un trastorno mental caracterizado, fundamentalmente, por un bajo estado de ánimo y sentimientos de tristeza, asociados a alteraciones del comportamiento, del grado de actividad y del pensamiento». 

Muchas personas la padecen actualmente, aunque según expertos las mujeres son más propensas a desarrollarla, por ello es que también existen distintos tipos y grados de depresión, tales como leve, moderada y grave.

Aleteia consultó a la psicóloga Carmen Hernández quien compartió los factores que desencadena la depresión: 

Situaciones estresantes o eventos traumáticos, problemas económicos, laborales, pérdidas (de algún familiar, mascota o salud), rupturas de pareja o de familia, inclusive el acoso”.

Montserrat Rodríguez, de 23 años, pasó por la depresión. Permaneció tres años con este cuadro y recibió, durante un año, acompañamiento terapéutico para, así, lograr salir adelante.

«Mi depresión, junto con ansiedad generalizada, se volvió evidente cuando empecé a cortarme a mí misma, como forma de castigo por no ser suficiente, pero a la vez, fue una forma de sentir alivio, de sentir algo».

shutterstock_2193338609.jpg

Esto después de haber tenido ciertas recaídas. En efecto, hay una relación entre la ansiedad y la depresión, por lo que si esta no se trata, existen probabilidades de que la persona comience a tener pensamientos que atenten contra su vida, pues le van perdiendo el sentido a vivir, así como a sus sentimientos, en pocas palabras, a todo. 

Para Montserrat, en un inicio, fue difícil; como cualquier proceso terapéutico, estuvo acompañado de sus propios retos.

«Tenía 20 años cuando empecé a tener ideas suicidas, que eso fue lo que me asustó y me di cuenta de que necesitaba con urgencia ir a terapia. Pero, básicamente, dejé crecer mi depresión casi 3 años».

La depresión es más común de lo que creemos; incluso, grandes santos también pasaron y afrontaron su ansiedad y depresión. Actualmente, existe una extensa cantidad de información y centros de ayuda

Si tú tienes depresión:

Si tú tienes depresión no tengas miedo de pedir ayuda. Solos no podemos cargar con el peso de una depresión causada por un desajuste químico, o por muchas emociones generadas por alguna situación traumática que nos marcó – o por el contrario, pequeñas situaciones que se van guardando día a día.

El padre José Luis Santoscoy, explicó en su libro Heridas que sanan y dan vida, que somos como una olla de presión, y cuando permitimos que varias emociones, rencores, personas o ambientes tóxicos tomen lugar en nuestro corazón, tarde o temprano la olla explota. 

De ahí la importancia de validar nuestras emociones. Al respecto, le preguntamos a Montserrat Rodríguez qué consejos le comparte a aquellos que se encuentran en una situación similar. 

psychologist in office with patient

1
Pedir ayuda

Si tus papás no te creen, ve con otra persona que sepas que se interesa por tu bienestar. No digo que tus papás no se preocupen por ti, pero en ocasiones, les cuesta creer que algo malo le está pasando a su hijo.

2
Ve con un terapeuta

No soy experta, pero he visto que hay personas que primero van con un psiquiatra antes que con un psicólogo. Cuando considero que debe ser al revés. Necesitas un psicólogo que te diagnostique y vea cuán severo es tu caso; así, este experto, te dirá si necesitas complementar tu terapia con medicamento.

3
Acércate a Dios

El proceso de sanación es mucho más rápido, profundo y hermoso cuando lo haces del lado de Dios. Muchos, erróneamente, creen que un católico no puede tener una enfermedad mental si cree fervorosamente en Dios. Esto es falso, porque al final, es una enfermedad que no puedes controlar, mucho menos si no la tratas. Así que apóyate en Dios, porque lo que más sirve para sanar es saber que hay esperanza, una luz al final del túnel oscuro.

4
Que no te dé pena decir que tienes depresión

En tu círculo de confianza o con personas que sabes que se preocupan por ti.

Tags:
depresionpsicología
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.