Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 03 marzo |
Santa Ángela de la Cruz
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

De la crisis surgió su propósito. Psicología y fe van de la mano

Mercedes Vallenilla psicóloga

Courtesy of Mercedes Vallenilla

Majo Frias - publicado el 04/01/24

Mercedes Vallenilla encontró, en una experiencia personal, un llamado muy particular a encaminar su trabajo como psicóloga y promover que fe y terapia psicológica pueden coexistir

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

Mercedes Vallenilla, doctora, conferencista, autora y psicóloga desde hace más de 30 años, encontró, en su propia crisis, una inspiración para ayudar a otros a través de su profesión. Cuando estudió Psicología, la ciencia y la fe estaban divorciadas. No se concebía que pudieran coexistir y ser complementarias en la atención integral de una persona.

Años después, atravesando por una crisis personal que involucró su dimensión física, emocional y espiritual, poco a poco se dio cuenta de que fe y terapia, no solo no eran contrarias, sino que pueden ayudar al paciente a alcanzar su bienestar.

En medio de su crisis y después de recibir un pronóstico médico reservado, pidió a Dios un sentido trascendental de su vida y las piezas fueron cayendo en su lugar. «Fue una asistencia del Espíritu Santo», comenta.

Hoy dirige una organización que integra la Psicología humanista con los valores de la fe católica. A través de su plataforma online las personas de cualquier país de habla hispana pueden contactar con terapeutas católicos que brinden una atención que busca el bienestar psicoespiritual.

«Esto surge de mi necesidad personal y de, obviamente, una asistencia del Espíritu Santo que me fue aclarando y poniendo libros, cursos y estudios para ahondar en ese conocimiento. Entendí pues, esa unidad mente, cuerpo y alma», declara para Aleteia.

La razón necesita entender

«El error más común del cristiano es espiritualizar». Es decir, darle espacio a lo espiritual, y lo físico -o lo psicológico-, dejarlo de lado y saltarse ese paso. Somos seres integrales con cuerpo, mente y alma; por tanto, no puede dejarse fuera la atención psicológica cuando la situación lo requiere.

Mercedes comenta que, en su momento de crisis, escuchar frases como «toma tu cruz y síguelo» o «Dios escoge a sus mejores guerreros» le causaban conflicto. «Yo no quiero ser una guerrera, no quiero estar en un batallón», pensaba. 

Estas frases son un ejemplo de lo que es espiritualizar, que es pensar que con la práctica religiosa desaparecerán los síntomas y los males, cuando no es así. «Hay una antropología humana, un mundo emocional, una razón que necesita entender».

Además, y citando al teólogo Johannes Tauler, Merce asegura que la crisis «es una pedagogía permitida por Dios para llevarnos a un nivel superior de vivir y amar. Ese desorden psíquico está orientado a llevarte a algo, a ver algo que no habías visto».

Comenta que otro riesgo que se corre es caer en el fideísmo, que es dar peso a la fe y despreciar la razón y la voluntad humana, que son «las facultades mayores».

«Dios quiere que tú entiendas; Dios quiere que te entiendas y que entiendas qué pasó. ¿Por qué? Porque Él nos creó, y creó este instrumento que se llama razón. Necesitamos comprender y dar significado a la luz de la fe de lo que vivimos», comenta.

Por ello, asegura que, para una persona con un sistema de creencias cristiano, no es posible resolver una crisis solo apoyado en uno de ambos aspectos.

Cuidar lo sagrado de la fe y atender la raíz del problema

mity na temat psychoterapii

El mayor peligro de dejar fuera la atención profesional es que el paciente concluya que su problema no tiene solución y se retire de la iglesia. La experta comenta que, después de que rezó rosarios, fue a retiros, habló con asesores espirituales, comulgó y fue al Santísimo, el problema sigue presente por falta de un diagnóstico y una atención profesional adecuada. «¡Que engaño tan grave, si la fe es sagrada!» y añade que, en estos casos, el cristiano no solo llega a esta conclusión equivocada, sino que puede experimentar una gran culpa «no tener ganas de rezar es normal si estás deprimido, no pasa nada. Dios te ama. Vamos a resolver esto».

Esto conduce a una siguiente problemática que la motivó a crear un espacio en donde fe, esperanza y asistencia fueran accesibles para todo el que lo necesite.

«El paciente, que ya está en crisis, que ya se tardó en pedir ayuda, que no sabe a dónde ir, cae con un profesional que comienza con pseudociencias o con alguna corriente que no es compatible con nuestras creencias. ¿Qué es lo que pasa? Que se le acrecienta su crisis». 

Merce Vallenilla menciona que, si un profesional -desde su profesionalismo, pero con corrientes incompatibles con la fe- aconseja algo que va contra las creencias cristianas del paciente -o le asegura que la Iglesia es retrógrada, por ejemplo- el paciente corre el riesgo de sentirse aún más confundido y desesperanzado, sin entender a quién debe hacer caso o a quién pedir ayuda.

Merce recuerda que, cuando vivió su crisis no quería ir al psicólogo, «no porque no lo necesitara, sino porque, en mi época, yo estaba aterrada de que me terminaran de quitar mi fe».

Debido a la alta demanda que recibía, y la incapacidad de atender a todas las personas que la buscaban, comenzó a gestar una red de psicólogos que, al igual que ella, estuvieran altamente preparados y respetaran e integraran la fe de sus pacientes en el proceso de sanación.

Después de 30 años de atención psicológica dentro del contexto cristiano, 20 de experiencia en terapia online, y cuatro años de desarrollo del proyecto, ella y otros 25 profesionales brindan atención a familias, jóvenes, adultos, parejas, seminaristas, sacerdotes, religiosas y laicos y laicas consagradas a través de Mindove.

Tags:
psicologíapsicoterapia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.