Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 04 marzo |
San Casimiro
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

(VIDEO) Santa Teresita superó la depresión de esta manera

Redacción de Aleteia - publicado el 12/01/24

Santa Teresita de Lisieux experimentó una tristeza profunda que ella misma describe en su autobiografía, Historia de un alma

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

Santa Teresita de Lisieux sufrió una tristeza profunda psicológica y espiritual después de la muerte de su madre y la ausencia de su hermana Paulina -que se había convertido en una segunda madre para ella- cuando ingresó a la orden del carmelo.

En Historia de un alma, Teresita cuenta cómo fue curada un 13 de mayo de 1883, en la fiesta de Pentecostés. A partir de ese momento, comenzó su devoción a la advocación de «la Virgen de la sonrisa».

Años después, llevó esta devoción al Carmelo de Lisieux y, finalmente, fue divulgada en todas las ordenes carmelitas y se propagó por todo el mundo.

Oración para superar la depresión

Con esta oración a la Virgen de la sonrisa podemos pedir que, así como santa Teresita fue curada de la depresión, todos los que sufren esta y otras enfermedades psiquiátricas sean consolados y fortalecidos:

Oh María, Madre de Jesús y nuestra,
que con una clara sonrisa te dignaste consolar
y curar a tu hija santa Teresita del Niño Jesús de la depresión,
devolviéndole la alegría de vivir
y el sentido de su existencia en Cristo Resucitado.

Mira con maternal afecto a tantos
hijos e hijas que sufren con la depresión,
trastornos y síndromes psiquiátricos y males psicosomáticos.
Que Jesucristo cuide y dé sentido a la vida de tantas personas,
cuya existencia a veces está deteriorada.

María, que tu hermosa sonrisa no deje que
las dificultades de la vida oscurezcan nuestra alma.
Sabemos que solo tu hijo Jesús puede satisfacer
los anhelos más profundos de nuestro corazón.

María, mediante la luz que brota de tu rostro,
transparenta la misericordia de Dios.
Que tu mirada nos acaricie, y nos convenza de que
Dios nos ama y nunca nos abandona,
y tu ternura renueve en nosotros la autoestima,
la confianza en las propias capacidades,
el interés por el futuro y el deseo de vivir feliz.

Que los familiares de los que sufren con la depresión
ayuden en el proceso de curación, nunca considerándolos
farsantes que usan la enfermedad con intereses de comodidad,
sino que los valoren, escuchen, comprendan y animen.

Virgen de la Sonrisa, alcánzanos de Jesús la verdadera curación
y líbranos de alivios temporales e ilusorios.
Curados, nos comprometemos a servir con alegría,
disposición y entusiasmo a Jesús como discípulos misioneros,
con nuestro testimonio de vida renovada.
Amén.

Al terminar se rezan 2 ave marías en honor de las dos lágrimas de alegría que rodaron por el rostro de santa Teresita del Niño Jesús cuando fue tocada por la sonrisa de Nuestra Señora.

Tags:
depresionTeresa de Lisieux
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.