Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 05 julio |
San Antonio María Zaccaria
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Sientes la llamada a defender la fe?

prayer night

Shutterstock

Claudio de Castro - publicado el 26/05/22

Ante los ataques, siembra amor, habla y escribe serenamente, conserva tu dignidad, la fe y responde con la verdad y la misericordia

«Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres»

Juan 8, 32

Cada día los descubro en mayor cantidad, son enemigos de nuestra fe. Tienen como un libreto que les indica qué frases usar, cuáles versículos de la Biblia pueden emplear a medias, para señalarte que eso y aquello de tu fe “no es Bíblico”.

Así es el anticatolicismo. Ya no ocurre solo en las redes sociales. Hay gobiernos antidemocráticos como el de Nicaragua que atacan abiertamente a la Iglesia.

No soportan la verdad, el deseo de vivir en libertad, a un obispo valiente que se lo recuerda y les dice que los ama.

Ya no sorprende descubrir a los que quieren confundir, silenciar, callar. Pero a veces sí me sorprende el silencio de tantos católicos. Prefieren no hablar, escribir.

Una respuesta valiente

Estaba pensando en ello y justo una persona que conozco posteó en su Facebook este manifiesto:

¡DESPIERTA CATÓLICO!

Me encuentro triste, preocupada. Veo tantos que nos insultan sin piedad. Hablan terrible de la Virgen, ¡Madre que Dios escogió para Jesús!

Hablan mal de la Eucaristía, se burlan. Me pregunto: ¿dónde están los católicos que defienden nuestra fe?

¡Hermanos! Hubo santos que dieron su vida por la Eucaristía. Luchaban aferrados a la oración, los sacramentos y daban la batalla por defender nuestra fe.

Hace un tiempo yo callaba. Decía: “oraré por ellos”. Y luego lo olvidaba, volvía a mis ocupaciones cotidianas, mientras ellos sembraban dudas, confusiones. ¡Ya no!

Llegamos a los tiempos que no podemos estar en paños tibios. No puedes celebrarles sus palabras ni ser “amigo” de una persona que habla mal de la madre de Jesús y tu madre, que se burla abiertamente de la Eucaristía.

Y nosotros los católicos, ¿qué hacemos mientras ellos ofenden y siembran dudas? ¿Por qué callamos?

Hermano: alza tu voz, instrúyete, muestra al mundo el amor de aquel que es la Verdad, el Camino y la Vida. Y defiende tu fe.

¡Por fin!”, me dije cuando lo leí. “Estamos despertando”.

Verdad y misericordia

Yo huía de las discusiones. No me interesaban. Me sacaban de mi zona de confort. ¿Te ha pasado? Me sentía bien en mi comodidad.

Pero en ocasiones son inevitables esos debates. Hay temas como el aborto que encienden pasiones y gracias al buen Dios “despiertan” y hacen reaccionar a los defensores de la vida con sólidos argumentos en favor de los niños por nacer.

Ante estos ataques, no tienes que devolver los insultos o amenazas. El odio solo alimenta más odio.

Tú siembra amor, habla y escribe serenamente, conserva tu dignidad, la fe y responde con la verdad y la misericordia. Lleva el debate a tu nivel.

El papa Francisco ha hablado de no temer a esos momentos.

Primero rezar y después hablar

Me encontraba discutiendo con un conocido (es católico) sobre nuestra fe y el estado actual de la Iglesia, los graves problemas que aquejan a la Iglesia.

No llegábamos a ningún entendimiento. La verdad es que se expresaba muy molesto por temas en los que no estaba de acuerdo y me parecía que lastimaba a la Iglesia sin tener esa intención.

Creo que a veces las personas piensan y se expresan mal de la Iglesia por varios motivos:

  1. Está resentidos porque alguien los trató con indiferencia.
  2. Les han enseñado errores sobre nuestra fe. No conocen la Iglesia.
  3. Son gobernantes y no soportan que la Iglesia los llame a actuar con honestidad y justicia.
  4. Han escuchado mentiras disfrazadas de verdad, o verdades a medias que es lo mismo.
  5. Han crecido en ambientes anticatólicos.
  6. No le gustó alguna decisión de la Iglesia.

En este momento se lanzan en las redes sociales a criticarlo todo sobre nuestra santa religión, con el silencio de muchos católicos que no se animan a hablar.

Y considero que eso debe cambiar, en bien de todos, para la corrección de los errores y la salvación de esas almas y de la nuestra también.

Un consejo: antes de cualquier debate, reza el Rosario con fervor y serenidad.

Tags:
catolicismodefensaferedes sociales
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.