Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 29 noviembre |
San Saturnino de Tolosa
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

«El pueblo haitiano ya no aguanta más»

port-au-prince-haiti.jpg

Valerie Baeriswyl / AFP

Jaime Septién - publicado el 09/02/22

Los obispos de Haití claman ante la inestabilidad política que vive el país

Este 7 de febrero debería haber concluido el polémico mandato del presidente de Haití, Jovenal Moïse. Las balas asesinas se interpusieron para que Moïse no pudiera llegar al final de su período al frente de esta sufrida isla antillana: fue asesinado en su casa la noche del 6 al 7 de julio de 2021.

Por si no tuviera grandes problemas, desde entonces y hasta el día de hoy, Haití ahondó su crisis humanitaria, política y económica que en los últimos meses ha alcanzado tintes de alarma, sin que, fuera de organizaciones internacionales, pueda recibir la ayuda que el pueblo pide a gritos.

Los desastres naturales –ciclones y terremotos—que han sacudido el territorio haitiano aunados a la corrupción política y al aumento indiscriminado de los secuestros y asesinatos, han motivado que miles de haitianos emigran o hacia la vecina República Dominicana o hacia Estados Unidos, pasando por México.

Momento muy peligroso

Por ello, los obispos de Haití, ha emitido un comunicado urgente en el que se subraya que el momento que vive Haití –tras nuevas intentonas de golpe de Estado e imposibilidad de realizar elecciones de las que surja un nuevo presidente (el actual primer ministro Ariel Henry es interino)—es “extremadamente peligroso”.

Los obispos haitianos saben de qué hablan cuando advierten sobre la posibilidad de un estallido social que dejaría un reguero de muerte en el suelo del país más pobre de América Latina y uno de los más pobres del mundo: la iglesia católica ha sufrido en su carne el secuestro, la extorsión y la violencia de varios de sus miembros.

Para que no quede ninguna duda de lo que está provocando la tensión política y la animosidad entre partidos y facciones políticas por el nombramiento de un sucesor a Jovenal Moïse, los prelados haitianos han dicho que se trata de “un momento crucial” en el que está en juego “la propia existencia” de Haití como nación.

Exigencia de unidad

La Conferencia Episcopal de Haití hizo un enérgico llamado a los actores políticos para que encuentren caminos de unidad y superen la división dramática que está conduciendo a un callejón sin salida, a un “caos total” en el que las únicas palabras que podrán pronunciarse serán las palabras de los fusiles.

“Ha llegado el momento de la unidad, de la unión que hace la fuerza, de la puesta en común de nuestras ideas y esfuerzos, de un consenso nacional y patriótico”, señalan los obispos en su comunicado, al tiempo que piden a los políticos el “más amplio consenso” para recuperar la soberanía de Haití.

«El pueblo haitiano no aguanta más. Están cansados, exhaustos, agotados. Están cansados de vivir en condiciones totalmente alienantes, humillantes, inhumanas y deshumanizadas”, advierten los prelados. Y ante ese cansancio la única respuesta posible ha de ser el mirar por el “bien supremo de la Nación”.

Renunciar a privilegios

En el párrafo central del comunicado, los obispos exponen lo siguiente: “No es el momento de divisiones, desunión, desacuerdos, discordia y luchas fratricidas por el poder ni de mirar desenfrenada y desvergonzadamente por los intereses propios, egoístas y mezquinos”; es el momento de “renunciar decididamente” a los privilegios del poder económico, social y político.

Por último, y antes de invocar la protección de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, los obispos exigieron “a los grupos armados y a los secuestradores que siembran impunemente la violencia, el miedo, la muerte, el luto, la desolación, la angustia y la desesperación en las familias haitianas”, que depongan las armas y dejen de derramar la sangre de sus hermanos.

El 7 de febrero de 1986 fue cuando la familia de los dictadores Duvalier abandonó Haití y desde entonces ese día marca el inicio y el fin de cada período presidencial. El del presidente Juvenel Moise terminaría el pasado lunes, pero Henry, quien debe dejar el poder, anunció que no lo hará sino cuando se defina al vencedor de unas hipotéticas elecciones aún sin fecha.

Tags:
haitiobispopolíticaviolencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.