Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 20 octubre |
San Cornelio, el centurión
Aleteia logo
home iconDesde Roma
line break icon

Ángelus, el Papa Francisco: «Cuidado con el eficientismo»

Antoine Mekary | ALETEIA

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 18/07/21

El Pontífice reaparece en San Pedro para el rezo del Ángelus del domingo luego de su operación y advirtió sobre el “frenesí del hacer” y la “trampa del activismo”.

“Guardémonos del eficientismo, paremos la carrera frenética que dicta nuestras agendas”, dijo el Papa Francisco hoy, quien reaparece, por primera vez, en la ventana en la Plaza de San Pedro para presidir el Ángelus del domingo junto a los fieles tras una delicada operación al colon y hacer una pausa en su reposo en su residencia, la Casa Santa Marta.

El Papa habló de la importancia del “descanso” y del peligro de dejarse llevar por el frenesí del hacer”, lo hizo comentando la actitud de Jesús que observamos en el Evangelio de la Liturgia de hoy (Mc 6,30-34). 

Quiere ponerles en guardia contra un peligro que está siempre al acecho, también para nosotros: dejarse llevar por el frenesí del hacer, caer en la trampa del activismo, en el que lo más importante son los resultados que obtenemos y el sentirnos protagonistas absolutos”.

En su predicación el Papa advirtió que sucede también en la Iglesia: “estamos atareados, vamos deprisa, pensamos que todo depende de nosotros y, al final, corremos el riesgo de descuidar a Jesús”. 

Por eso, indicó que Jesús invita a los suyos a reposar un poco en otro lugar, con Él. No se trata solo de descanso físico, sino también de descanso del corazón. Porque no basta “desconectar”, es necesario descansar de verdad. 

Guardémonos del eficientismo

Un descanso que destacó que necesita de regresar al corazón de las cosas: detenerse, estar en silencio, rezar, para no pasar de las prisas del trabajo a las de las vacaciones. Jesús no se sustraía a las necesidades de la multitud, pero cada día, antes que nada, se retiraba en oración, en silencio, en la intimidad con el Padre

Su tierna invitación –descansad un poco– debería acompañarnos: guardémonos del eficientismo, paremos la carrera frenética que dicta nuestras agendas. Aprendamos a detenernos, a apagar el teléfono móvil para mirar a los ojos a las personas, a cultivar el silencio, a contemplar la naturaleza, a regenerarnos en el diálogo con Dios”. 

Ante una multitud de fieles con banderas, el Obispo de Roma recordó que los discípulos de Jesús “no pueden descansar como querían” evocando la narración del Evangelio. “La gente los encuentra y acude desde todas partes. Entonces el Señor se compadece”. 

La compasión 

Entonces, el Papa señaló que la importancia de la la compasión. “Conmovido, Jesús se dedica a la gente y comienza a enseñar (cfr. vv. 33-34). Parece una contradicción, pero en realidad no lo es”. 

De hecho, afirmó, “solo el corazón que no se deja secuestrar por la prisa es capaz de conmoverse, es decir, de no dejarse llevar por sí mismo y por las cosas que tiene que hacer, y de darse cuenta de los demás, de sus heridas, de sus necesidades. La compasión nace de la contemplación”

«Ecología del corazón”: descanso, compasión y contemplación

“Si aprendemos a descansar de verdad, nos hacemos capaces de compasión verdadera; si cultivamos una mirada contemplativa, llevaremos adelante nuestras actividades sin la actitud rapaz de quien quiere poseer y consumir todo; si nos mantenemos en contacto con el Señor y no anestesiamos la parte más profunda de nuestro ser, las cosas que hemos de hacer no tendrán el poder de dejarnos sin aliento y devorarnos. Necesitamos una “ecología del corazón” compuesta de descanso, contemplación y compasión. ¡Aprovechemos el tiempo estivo para ello!”. 

Y sucesivamente, procedió a rezar con los fieles el Ángelus e indicó que la Virgen cultivó “el silencio, la oración y la contemplación, y que se conmueve siempre con ternura por nosotros, sus hijos”.  

Así el Pontifice celebró su primer Ángelus con los fieles y los peregrinos en la Plaza de San Pedro luego de que abandonó el pasado 14 de julio el hospital Gemelli de Roma, diez días después de someterse a una operación de colon. El Papa Francisco, de 84 años, fue operado el 4 de julio de «una estenosis diverticular grave con signos de diverticulitis esclerosante».

Tags:
angelusdescansopapa franciscovaticano
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
3
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
4
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
5
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
6
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.