Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 03 agosto |
San Eusebio de Vercelli
home iconEspiritualidad
line break icon

El Papa: La compasión es también el lenguaje de Dios

COMPASSION

Shutterstock

Vatican News - publicado el 17/09/19

Homilía de Francisco en Casa Santa Marta sobre una de las características más divinas

Abrir el corazón y no cerrarse en la indiferencia. Es la invitación que el Papa Francisco dirigió en su homilía de la Misa en Casa Santa Marta del Vaticano el 17 de septiembre de 2019.

La compasión, dijo, nos lleva por el camino de la «verdadera justicia», salvándonos así de cerrarnos en nosotros mismos.

La reflexión parte del pasaje del evangelio del día, en el que se narra el encuentro de Jesús con la viuda de Naím que llora la muerte de su único hijo, mientras es llevado a la tumba.

El evangelista no dice que Jesús tuvo compasión, sino que «el Señor sintió una gran compasión”, observa el Papa, como diciendo: «fue víctima de la compasión”.

Había mucha gente acompañando a esa mujer, pero Jesús ve su realidad: se ha quedado sola hoy y hasta el final de su vida, es viuda, ha perdido a su único hijo.

Dios es compasivo

Es precisamente la compasión la que le hace comprender profundamente la realidad.

La compasión te hace ver la realidad como es; la compasión es como la lente del corazón: nos hace comprender realmente sus dimensiones.

Y en los evangelios, Jesús muchas veces se llena de compasión. La compasión es también el lenguaje de Dios.

No empieza, en la Biblia, con Jesús: fue Dios quien dijo a Moises «he visto el dolor de mi pueblo” (Ex 3,7); es la compasión de Dios, que envía a Moisés a salvar al pueblo.

Nuestro Dios es un Dios de compasión, y la compasión es – podemos decir – la debilidad de Dios, pero también su fuerza.

Lo mejor que nos da a nosotros: porque fue la compasión la que le movió a enviarnos a su Hijo. Es un lenguaje de Dios, la compasión.

Implicarse

La compasión «no es un sentimiento de pena», que se siente, por ejemplo, cuando se ve morir un perro por la calle: «pobrecito, qué pena», observa Francisco.

Sino que es «implicarse en el problema de los demás, es jugarse la vida». El Señor, de hecho, se juega la vida y va allí.

Otro ejemplo lo toma el papa Francisco del Evangelio de la multiplicación de los panes, cuando Jesús dice a los discípulos que den de comer a la multitud que le seguía, cuando ellos querían despedirla.

«Eran prudentes, los discípulos”, dice Francisco. «Creo – prosigue – que en ese momento Jesús se enfadó en el corazón», considerando su respuesta: «¡Denles ustedes de comer!».

Les invita a hacerse cargo de la gente, sin pensar que después de una jornada así pudiesen ir a los pueblos a comprarse el pan.

“El Señor, dice el Evangelio, tuvo compasión porque veía a esa gente como ovejas sin pastor», recuerda el Papa.

Por una parte, por tanto, el gesto de Jesús, la compasión, por la otra la actitud egoísta de los discípulos que «buscan una solución pero sin compromiso», que no se manchan las manos, como diciendo que esta gente se apañe.

Y aquí, si la compasión es el lenguaje de Dios, muchas veces el lenguaje humano es la indiferencia. Hacerse cargo hasta aquí y no pensar más allá. La indiferencia. Uno de nuestros fotógrafos, del Osservatore Romano, tomó una foto que ahora está en la Limosnería, que se llama “Indiferencia”. He hablado de ello otras veces. Una noche de invierno, ante un restaurante de lujo, una señora que vive en la calle tiende la mano a otra señora que sale, bien abrigada, del restaurante, y mira hacia otro lado. Esta es la indiferencia.

Vayan a ver esa fotografía: esta es la indiferencia. Nuestra indiferencia. Cuántas veces miramos hacia otra parte … Y cerramos la puerta a la compasión. Podemos hacer un examen de conciencia: ¿yo habitualmente miro hacia otra parte? ¿O dejo que el Espíritu Santo me lleve por el camino de la compasión? Que es una virtud de Dios …

El Papa dice que le impresiona una palabra del evangelio, cuando Jesús dice a esta mamá: «No llores». «Una caricia de compasión», subraya.

Jesús toca el féretro, diciendo al chico que se levante. Entonces, el joven se sienta y empieza a hablar. Y el Papa subraya el final, cuando dice: «Y Él se lo devolvió a su madre».

Lo devolvió: un acto de justicia. Esta palabra se usa en justicia: devolver. La compasión nos lleva por el camino de la verdadera justicia.

Siempre hay que devolver a quienes tienen un cierto derecho, y esto nos salva siempre del egoísmo, de la indiferencia, de cerrarnos en nosotros mismos.

Sigamos con la Eucaristía hoy con esta palabra: «El Señor se llenó de gran compasión». Que Él tenga también compasión de cada uno de nosotros: lo necesitamos.

Tags:
compasiónjusticiapapa franciscosanta marta
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
4
JAIRO
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
5
Aleteia Brasil
Los 3 tipos de humildad según san Ignacio de Loyola
6
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
7
knoNap
Giovanna Binci
KnoNap: Tras una dura experiencia, Danya crea un pañuelo anti-vio...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.