Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 19 septiembre |
San José de Cupertino
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Cómo se prepara un santo para morir?

fran_kie | Shutterstock

Claudio de Castro - publicado el 18/05/21

Una conciencia tranquila es el mejor remedio para prepararnos en esos difíciles momentos, te da paz y serenidad

«Pero Dios creó al hombre a imagen de lo que en él es invisible, y no para que fuera un ser corruptible. La envidia del diablo introdujo la muerte en el mundo, y la experimentan los que toman su partido».

Sabiduría 2

Supe de este muchacho que estaba muriendo por una grave enfermedad. Un sacerdote amigo lo fue a visitar para consolarlo y darle el sacramento de la Unción de los Enfermos. Rezaron juntos y al final el sacerdote le pregunta:

– ¿No tienes miedo de morir?

– Voy a ver a Dios, que es mi Padre, ¿cómo voy a temer?

A veces pienso que somos como frutos que maduramos para Dios. Un buen día baja a cosechar y lleva con él los más hermosos, maduros, dulces.

«Más que listo»

PALIATIVE CARE

Un tío de mi esposa estaba con una grave enfermedad. Recuerdo cierta noche que fuimos a visitarle. En un momento que nos dejaron solos me animé a preguntarle.

– ¿Está listo?

– Estoy más que listo Claudio. Hice mis maletas. Sólo espero que me llamen.

Tenía una tranquilidad envidiable, la seguridad de que se vería cara a cara con el mas amable de los padres, que nos ama inmensamente.

¿Cómo prepararse para morir?

Una conciencia tranquila es el mejor remedio para prepararnos en esos difíciles momentos. Te da paz y serenidad.

Es como la famosa historia de Don Bosco la tarde que ve a santo Domingo Savio jugando en el patio del oratorio y lo llama para preguntarle:

– ¿Qué harías si te enteras de que morirás en una hora?

– Seguiría jugando -responde el niño, y vuelve al patio a jugar.

Salir a una fiesta

Siempre me ha impresionado el momento de la muerte de los grandes santos de nuestra Iglesia. Se diría que parten hacia una fiesta.

Dios los espera y ellos anhelan partir lo mas pronto posible. Estoy seguro que conoces este poema hermoso de santa Teresa de Jesús pidiendo ir a Dios:

¡Ay, qué larga es esta vida!
¡Qué duros estos destierros,
esta cárcel y estos hierros
en que está el alma metida!
Sólo esperar la salida
me causa un dolor tan fiero,
que muero porque no muero.

Acaba ya de dejarme,
vida, no me seas molesta;
porque muriendo, ¿qué resta,
sino vivir y gozarme?
No dejes de consolarme,
muerte, que ansí te requiero;
que muero porque no muero.

Me gusta mucho leer sus biografías y te recomiendo leerlas. Te serán de gran ayuda en tu crecimiento spiritual y de consuelo en las dificultades.

Una preparación de toda la vida

He leído admirado la vida de muchos de ellos y me doy cuenta de lo lejos que estoy de la santidad, de vivir de acuerdo a la voluntad de Dios.

Descubres leyéndolas,  que un santo se prepara toda su vida para el encuentro con Dios.

Y lo hace amándolo con todo el corazón, amando al prójimo, a todos, llenando el mundo de bondad, viviendo con una paz sobrenatural, aceptando en todo momento su enfermedad y dificultad, ofreciendo todo a Dios, orando por los que quedan en este mundo.

Y cuando llega el final clama, agradecido con Dios, por el don de la vida.

Hermana muerte

Se cuenta de un médico que fue a examinar a san Francisco de Asís, que estaba muy enfermo.

Por la insistencia del santo, el médico le comunicó que pronto moriría. En ese momento Francisco exclamó emocionado sus conocidas palabras: ¡Bienvenida mi hermana muerte!

Leí sobre su muerte:

“Un fraile le comunicó su próxima partida y lo invitó a dar a todos ejemplo de serenidad y gozo. La respuesta de Francisco fue llamar a fray Ángel y fray León y ponerse a cantar el Cántico del hermano sol, al que le añadió una nueva estrofa, que decía:

“Alabado seas, mi Señor,
por nuestra hermana muerte corporal,
de la que ningún hombre vivo puede escapar.
¡Ay de los que morirán en pecado mortal!
¡Dichosos los que encontrará en tu santísima voluntad,
pues la muerte segunda no le hará mal.”

Aprendamos de los santos a vivir plenamente, amando, perdonando, haciendo buenas obras, según la voluntad de Dios, que es perfecta, y a tener nuestras almas y conciencias limpias.

Así, cuando llegue la “hermana muerte” podremos dar gracias a Dios por todo su amor, por la vida, nuestras familias, por mostrarnos el camino al Paraíso y por ser nuestro Padre.

Escríbeme y cuéntame tus experiencias con Dios. Te dejo mi correo electrónico.

cv2decastro@hotmail.com¡Dios te bendiga!

Tags:
cielomuertepazpreparaciónsantos

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
4
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
5
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
6
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.