Aleteia

¿Qué alimentos podemos donar durante la pandemia?

FOOD BANK
Sarah Carpenter | Shutterstock
Comparte

Un acto de amor, de solidaridad saludable y nutritivo.

Esta pandemia ha impactado en la población de distintas maneras, una de ellas es la económica, y por ende en su alimentación, ya que muchas familias se han quedado sin trabajo y necesitan de la ayuda de otros para llevar un plato de comida a su mesa.

Se puede contribuir generosamente de distintas maneras, ya sea económica o a través de la donación de alimentos.

Cuando lo hacemos a través de una donación de alimentos, lo que sucede con frecuencia es que no estamos suficientemente informados de cómo hacerlo y es importante procurar que sean saludables, ya que no solo necesitan comer sino nutrirse, y para ello necesitan productos de calidad nutricional y no superfluos como son los ultraprocesados.

Por lo general uno de los inconvenientes que se presentan en las campañas de recogida de alimentos, es que se eligen o se piden por desconocimiento alimentos de bajo costo y de baja calidad nutricional. Por ejemplo, lo más común es solicitar chocolate en polvo, zumos, galletas, azúcar, arroz, harinas refinadas, enlatados de guisantes y maíz ya sean en aceite o al natural… El problema viene porque muchos de estos alimentos son factor de riesgo para enfermedades como la obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares…

Por  ello, desde Aleteia te invitamos a que elijas alimentos buenos para la salud teniendo en cuenta algunas recomendaciones para que sean ricos en nutrientes.

Como fuente de proteínas, latas de atún o sardinas al natural, huevo pasteurizado o en polvo y cacahuates al natural.

Como fuente energética, puré de patatas, arroz, avena, harina de trigo, de maíz, de arroz, pastas secas, pan integral y aceite de oliva.

También leche entera en polvo o en tetrapack (UHT), o caldos de brick pero bajos en sal, el cacao en polvo pero sin azúcar, aceite y agua embotellada.

Vegetales en conserva al natural como tomates, pimientos, de maíz, espárragos y champiñones.

Legumbres naturales o en conserva tanto de garbanzos, lentejas, guisantes, que también son una fuente de proteínas de calidad y de carbohidratos complejos.

Fruta en forma de compota de manzana o peras sin azúcar, o frutas desecadas como uvas, higos, orejones, ciruelas, arándanos.

Si se aceptan alimentos frescos, seleccionar lo de mayor duración como son patatas, batatas, cebolla, calabaza, manzana y naranja.

Consejo: Podemos armar esta canasta junto a los más pequeños de la casa, es una forma de enseñarles lo importante y lindo que es ayudar al que lo necesita.

Como decía la Madre Teresa de Calcuta, “cada obra de amor, llevada a cabo con todo el corazón, siempre logrará acercar a la gente a Dios”. 

Además, es una buena instancia para explicarles por qué estas personas los necesitan, por qué estos alimentos y no otros, y explicarles que estos alimentos aportan muchos nutrientes como proteínas, carbohidratos, calcio, hierro, fibra, vitaminas, que nos ayudan a mantenernos sanos y realizar con energía y alegría nuestras actividades diarias. ¡Donar alimentos, también es donar salud!

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.