Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Cómo vencer la timidez y lograr amigos?

SHY
Shutterstock | fizkes
Comparte

¿Te resulta difícil hacer amigos a causa de tu timidez? Aquí tienes 11 pasos para romper tus bloqueos y conseguir acercarte más a otras personas.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

¿Eres de los que te gustaría tener amigos pero al comenzar una conversación se bloquean y no son capaces de articular palabra? ¿Se te hace un mundo acudir a un acto social porque no conoces a nadie?

Existen herramientas -todas ellas recomendadas por psicólogos– que pueden ayudarte a superar esa situación. Puedes verlas también en la galería fotográfica:

Una persona tímida puede vencer ese rasgo si se lo propone

La timidez es una condición pero la puedes cambiar. Para ello, hay que hacer un ejercicio personal que consiste en aceptar que soy tímido  y a la vez manifestar que eso es un límite para mí: tengo repetidas muestras de que ser tímido me ha perjudicado en mi experiencia de vida.

Cambiar es una decisión libre

Un tímido fracasa si se encierra en sí mismo y piensa que ya no puede cambiar o justifica su timidez diciendo “es que soy así”. Las personas somos libres y esa libertad nos permite cambiar la conducta. Si crees que eres tímido pero quieres hacer amigos, pon en marcha tu voluntad y decide mejorar.

No imagines situaciones decepcionantes

La imaginación nos puede atrapar: imaginamos que, en una conversación, si hablamos haremos el ridículo. O creemos que no vamos a estar a la altura de las circunstancias. Pero eso no ha sucedido y solo está en nuestro pensamiento. Aparta los pensamientos bloqueantes. Son irreales y te condicionan negativamente.

Pon el foco fuera de ti

La timidez lleva al ensimismamiento. Se nutre de situaciones inventadas, que quizá nunca se producirían y crean fantasmas. Lo mejor es no pensar en uno mismo y poner la atención en los actos que voy a hacer o en las otras personas.

Prepara la situación

Si vas a mantener una conversación, piensa algunas preguntas que te gustaría hacer a la otra persona. También puede ayudarte establecer previamente puntos en común (el lugar donde estudiasteis, una afición deportiva, el lugar de nacimiento…). Serán temas en los que tú podrás mostrarte más seguro.

sun ok/Shutterstock
No des tanta importancia a tu imaginación y atiende más a los demás.

No te dé miedo quedar mal

Relájate y da a esa conversación la importancia que tiene realmente: no te va la vida en ello, así que no pasa nada por manifestar tu opinión.

Es importante que seas tú mismo siempre y no trates de mostrar un personaje.

Apóyate en personas de tu confianza

Practica primero con tu familia y con el círculo de personas de tu confianza: los compañeros de trabajo, por ejemplo.

Vuélcate en ayudar a otras personas

Salir de uno mismo hace que conozcamos mejor otras realidades y nos volvamos sencillos y descomplicados. Eso nos hace olvidarnos de nosotros mismos y podremos ayudar a los que lo necesiten. En vez de observarte a ti, observarás a los demás y descubrirás sus necesidades.

SUPPORTING
Shutterstock | halfpoint
Comienza por acercarte a las personas que mayor confianza te dan y no temas mostrarte como eres.

Busca entornos a tu medida

Válete de tus aficiones para buscar a personas que comparten tus mismos gustos. También te generará confianza el sector profesional en el que eres experto.

Las redes sociales pueden ser un comienzo

A través de Instagram, Facebook o Twitter podrás encontrar a personas que te gustaría conocer. Es un modo de acercarse y establecer puntos en común. De esas coincidencias se puede pasar a la amistad.

Si la timidez te supera

Sería muy positivo entonces contar con ayuda profesional: un psicólogo puede mostrarte cómo trabajar aspectos de la personalidad que te hagan superar lo que ahora te parece imposible.

 

 

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.