Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 04 marzo |
San Casimiro
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Tus roles ocultos: ¿en qué etapa te encuentras?

Adult with child

VGstockstudio - Shutterstock

María del Castillo - Mia Schroeder - publicado el 30/08/19

¿Eres consciente del rol que desempeñas en la vida? Debemos ser honestos al hablar de nosotros mismos y tener la intención de mejorar aquello lo que estamos fallando...

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

La maduración de las personas pasa por distintas fases que quedan en nuestro recuerdo: infancia, adolescencia, vida adulta y vejez. Sin embargo, a veces se produce un estancamiento en alguna de estas etapas vitales (generalmente en la infancia y en la adolescencia), produciendo en la persona actitudes que no son acordes a su momento evolutivo actual.

Las personas sanas, que han ido superando cada etapa y recogiendo el aprendizaje para las siguientes fases de su desarrollo, se permiten actitudes de etapas anteriores. Esto no implica falta de madurez; al contrario, es una expresión de salud emocional: los adultos también pueden jugar como niños en determinadas circunstancias.

El desarrollo vital queda reflejado en nuestra personalidad por medio de tres roles bien diferenciados, a los cuales acudimos inconscientemente para adaptarnos a cada situación:

1. Paternal: representa el aspecto moral de la personalidad. Se desarrolla a partir de los mensajes recibidos de parte de nuestros padres. Su característica principal es el deber. Cuando hemos adoptado este rol tendemos a proteger a los demás, dirigir al grupo, actuar de forma inflexible, criticar, regañar a otros, prohibir, acusar, etc.

2. Adulto: se forma a partir del conjunto de experiencias de la persona y de la evaluación e interpretación de estas. Está centrado en decir convenientemente. Nos ubicamos en este rol cuando tomamos decisiones a partir de nuestros aprendizajes, cuando estamos abiertos a la escucha de la opinión de otros u organizamos planes de acción para conseguir objetivos. El adulto interno trata de dar el valor justo a las cosas y es esencialmente responsable y reflexivo.

3. Niño: este rol existe desde el inicio y a partir de él se van acumulando respuestas instintivas y emocionales. Se focaliza en el querer. Entre sus rasgos más característicos se encuentran la emotividad potenciada, el capricho irracional, la impulsividad, demanda de afecto, exigencia de ser visto (egocentrismo), miedos excesivos (a estar solo, a tomar decisiones), rabietas y dependencia, entre otros.

Aceptación, adaptación y perdón

Los tres se encuentran en todas las personas en mayor o menor medida. Suponen un recurso adaptativo útil que no desgasta emocionalmente si se realiza desde el consciente. Por ejemplo: cuando un adulto juega con un niño utiliza recursos infantiles (que adquirió durante su propia infancia) para adaptarse a esta situación.

Sin embargo, si esta adaptación es inconsciente y ocurre por un estancamiento en la maduración (por ejemplo, con rabietas de niño pequeño en el trabajo) desgasta a la persona y a su entorno.

Si te encuentras en un rol que no es adecuado para tu edad, es momento de poner un alto, analizar tus comportamientos con los demás y darte cuenta de a qué aspectos de tu persona necesitan mejorar.

Aunque cueste, debemos ser capaces de reunir las fuerzas y sabiduría suficientes para saber cuándo un período está finalizado y debemos despedirnos de él, con todo lo que eso conlleva a nivel emocional. Además de evaluar lo vivido, también es importante recordar el esfuerzo realizado durante la etapa pasada y aprender de los errores que hemos cometido, algo que nos beneficiará mucho en el futuro. 

Es importante tomar en cuenta que para superar con éxito las etapas finalizadas debemos perdonarnos a nosotros mismos y evitar reprocharnos cosas del pasado. Esto se consigue aceptando todo lo sucedido y no culpándonos de aquellas cosas que han ido mal.

Un nuevo comienzo

Ahora bien, al cerrar una etapa es importante establecer nuevos objetivos en nuestra vida, ya que es necesario contar con alicientes y motivaciones nuevas que orienten nuestra mirada hacia lo que está por venir.

Para tomar conciencia de tus roles a lo largo del día, puede ser muy útil hacer una lista de las personas con las que más te relacionas y preguntarte en qué rol te sitúas con cada una de ellas: padre (consejero, autoritario, moralista), adulto (decidido, asertivo, independiente) o niño (caprichoso, demandante, impulsivo, juguetón).

Tags:
madurezpersonalidadpsicología positiva
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.