Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

10 cosas que (quizá) no sabías sobre la serie Chernobyl

CHERNOBYL
HBO
Comparte

La serie de HBO de la que todo el mundo habla

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

1.Por razones obvias la serie no se filmó en Chernóbil ni en Pripiat, una de las ciudades más cercanas y más afectadas por las radiaciones de la explosión en la central. A cambio se rodó en la central nuclear de Ignalina, en Lituania, un centro que fue parcialmente cerrado tras el desastre de Chernóbil. Pripiat fue sustituida por Vilna, la capital de Lituania, situada a poco más de cien kilómetros de Ignalia. 

2. En la serie podemos ver como tres voluntarios, Alexei Ananenko, Valeriy Bezpalov y Boris Baranov son enviados a una muerte segura cuando se les encomienda la misión de vaciar unas piscinas cuyo vapor podrían provocar una explosión aún mayor de consecuencias impredecibles. Ananenko, Bezpalov y Baranov descendieron con las protecciones habituales para enfangarse en una laguna de aguas fluorescentes y unos niveles de radiación jamás soportados por ningún tipo de vida en la Tierra. La leyenda cuenta que su muerte sería cuestión de semanas, sino horas. La verdad en cambio es que a pesar de las extraordinarias circunstancias a las que se enfrentaron estos tres hombres, ninguno de ellos murió como consecuencia de las radiaciones. Baranov murió en 2005 a causa de un paro cardiaco y según cuentan Ananenko y Bezpalov fueron condecorados hace algunos años por el ex presidente ucraniano, Petró Poroshenko.

3. El guionista y principal responsable de la serie, Graig Mazin, es el autor de los guiones de películas como Scary Movie 3, Scary Movie 4, Superhero Movie, Resacón 2 y Resacón 3. Su interés por Chernóbil surgió tras leer un artículo sobre el tema y por su profundo respeto hacia la comedia, por considerarla demasiado difícil. Por otro lado, su director, Johan Reck, es un consumado director de videoclips para estrellas como Madonna o David Bowie.

4. La banda sonora de la serie está compuesta por la chelista islandesa Hildur Guðnadóttir quien se inspiró en el ruido que generaba la central de Ignalina en la que rodaron y que actualmente continúa siendo poco a poco desmantelada tras el accidente de Chernóbil. La música, en efecto, recuerda a ciertos ruidos propios de una fábrica de ese tipo y además encaja como un guante con las imágenes. Eso sí, escucharla por separado es una propuesta ciertamente complicada.

5. La serie está protagonizada por tres grandes actores, Jared Harris, Stellan Skarsgård y Emily Watson. Aunque sus nombres puede que no digan gran cosa al gran público se trata de tres intérpretes muy importantes presentes en algunos de los éxitos más recientes del cine y la televisión. Jared Harris protagonizó la excelente serie de AMC, The Terror y hemos podido verlo en películas como el remake de Poltergeist, Pompeya, Lincoln, Sherlcok Holmes. Juego de sombras o El curioso caso de Benjamin Button. Stellan Skarsgård interpretaba un rol decisivo en las primeras dos primeras películas de Thor y en las dos primeras de Los vengadores. Por su parte, Emily Watson fue descubierta en 1996 por Lars Von Trier en Rompiendo las olas y desde entonces se ha convertido en una importantísima actriz de prestigio que hemos podido ver en películas de todo tipo como Kingsman, La teoría del todo o Las cenizas de Ángela.

6. Los personajes que interpretan Jared Harris y Stellan Skarsgård son rigurosamente reales. El primero se mete en la piel de Valeri Legaslov, un científico especialista en química inorgánica que se suicidó dos años después del desastre Chernóbil. Por su parte, Skarsgård se encarga de interpretar a Boris Stcherbina, un político ruso que recibió la orden de supervisar la catástrofe. Murió cuatro años después. El único personaje ficticio es el de Ulana Khomyuk, interpretado por Emily Watson, en el que se quiere condensar a aquellos científicos rusos que durante la crisis de Chernobil investigaron y lucharon por que se conociera la auténtica razón por la que se produjo el accidente que según parece, no fue más que un conglomerado de negligencias a todos los niveles.

7. La central de Chernóbil era, a efectos prácticos, nueva, moderna y estaba preparada para casi cualquier eventualidad. Como muestra la serie, la explosión se produjo durante una prueba de seguridad.

8. No es la primera vez que el accidente de Chernóbil se utiliza como excusa para una película o serie de televisión. En 2012 se estrenó una cinta de terror titulada Atrapados en Chenóbil en la que unos jóvenes se escapaban a visitar la contaminada ciudad y allí se encontraban con terroríficos mutantes consecuencia de la explosión de 1986. También hay un documental ruso titulado Voces de Chernóbil (2016) que mezcla testimonios y entrevistas con un singular viaje espiritual hasta las raíces del horror. Muy recomendable.

9. Tras el revuelo generado por la serie de HBO y a la vista de lo mal parada que termina la URSS, Rusia ha anunciado su propia serie sobre los acontecimientos esgrimiendo la idea de que un agente de la CIA estuvo detrás del desastre. No sé si será mejor o peor pero pintoresca, tiene toda la pinta.

10. ¿De qué va realmente Chernóbil? Pues va de varia cosas, de amistad, de sacrificio y de la verdad. De amistad por lo que supone y cómo se desarrolla la relación entre Valeri Legaslov y Boris Stcherbina, con diferencia, la mejor trabajada de la serie. Por otro lado, y como decía nuestro amigo José Ángel Barrueco, Chernobyl es también una historia sobre sacrificios. Pero además, Chernobyl nos habla también de un concepto muy cristiano, el de verdad y más aún, de cuento puede costar una mentira. Según la serie, habría que preguntarle al mismísimo diablo porque nadie aún lo sabe.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.