Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 18 abril |
Santa María de la Encarnación
home iconActualidad
line break icon

“¿Qué edad tienes?”, preguntó el Juez al acusado

IMMIGRATION

Jill_Ion-(CC BY-ND 2.0)

Jaime Septién - publicado el 29/11/18

“Seis años”, contestó –orgulloso—Wilder

La escena sucede en la Corte de Inmigración de San Antonio, Texas, pocos días antes del Día de Acción de Gracias. Han aparecido dos acusados de tratar de penetrar ilegalmente en Estados Unidos. El tercer acusado provoca sorpresa a todos, incluso al Juez.

Viene ataviado con un gorro gris de invierno. En medio del gorro, tejida, una línea colorada de estambre, al estilo de los indígenas mohawk. O de algunos jugadores de fútbol. Dos ojos azules, también cosidos, denotan la idea de una máscara. Es fanático del Hombre-Araña.

El acusado se llama Wilder Hilario Maldonado Cabrera. Es salvadoreño. Fue detenido el 6 de junio pasado, junto con su padre Hilario Maldonado, nada más cruzar la frontera de Texas. En el Río Grande. Al sentarse en el banquillo, sus piernas no tocaban el suelo.

Sin abogado, sin padre, sin nadie

El alguacil le pide que diga su nombre en público. En español, el acusado responde. Acto seguido, el Juez de Inmigración, Aníbal Martínez, le pregunta, en inglés, por su edad. Wilder no entiende el inglés. No trae abogado defensor. Uno que estaba por ahí se ofrece a defenderlo. Traduce la pregunta. La respuesta es: “Seis años”.

Era el acusado más joven de ese día. Y no que los otros dos que entraron antes fueran muy mayores. La anterior fue una niña guatemalteca de 11 años de edad que quería que la enviaran de vuelta con sus padres a Guatemala. Ella no había sido separada de sus padres. Viajó sola, a los once años, a probar fortuna…

Wilder era el último de los niños bajo custodia del gobierno de Estados Unidos. Separado de su padre –que se encuentra detenido en un centro cercano a San Antonio—en el transcurso de los dos meses que duró (mayo y junio) la “política cero” de Donald Trump.

Los residuos de la “tolerancia cero”

Una política que obligaba a las autoridades de inmigración a presentar cargos penales contra cualquier persona atrapada cruzando la frontera ilegalmente y a separarlos de los niños que llevaran consigo.

Wilder no era el único. Cerca de 2.600 niños inmigrantes, incluyendo más de cien pequeños menores de cinco años, fueron separados de sus padres antes de que un juez federal ordenara a la administración de Trump que pusiera fin a la política y reuniera a las familias afectadas.

“La mayoría se han reunido con los padres u otros familiares. Alrededor de 120 niños permanecen bajo custodia federal porque sus padres ya habían sido deportados. Unos treinta casos involucran a niños cuyos padres tienen antecedentes penales” informa al respecto de esta debacle migratoria el sitio web ProPublica.

Wilder y su padre hablan telefónicamente de forma esporádica. El padre sigue detenido por un delito menor en Florida. Llevaba más de una década radicando allí. Indocumentado.

“Nos veremos pronto”

La mamá de Wilder, María Elida Cabrera, todavía está en El Salvador, luchando para alimentar a los tres hermanos de Wilder por su cuenta. Su marido era el sostén de la familia, y desde su detención, ella y sus hijos sobreviven con la ayuda de grupos de defensa de inmigrantes en los Estados Unidos que habían oído hablar del caso de Wilder.

Ninguno de ellos sabía cuándo y si volverían a estar juntos, al menos el pequeño Wilder. Nacido en un remoto pueblo de montaña en el extremo norte de El Salvador, apenas sabía qué hacer con el detector de metales en el juzgado, y mucho menos por qué estaba en la Corte.

Es una víctima más del desequilibrio, la pobreza, la corrupción de su país y de la enorme indiferencia de los poderosos. El Juez Martínez le deseó “lo mejor”. Y le dijo que “pronto” lo iba a volver a ver. Wilder se fue sin entender nada. Imitando al Hombre-Araña.

Con información de ProPublica

Tags:
estados unidosinfanciamexiconiños
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
JORDAN PETERSON
Benito Rodríguez
El encuentro con Dios de un psicólogo best-seller
4
SANTI MARATEA
Esteban Pittaro
Santi Maratea: De la tragedia del aborto al máximo orgullo por el...
5
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.