Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 05 julio |
San Antonio María Zaccaria
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Los trece martes de san Antonio

web-st-anthony-of-padua-zvonimir-atletic-shutterstock_51259915

Zvonimir Atletic/Shutterstock

Maria Paola Daud - publicado el 13/06/18

Oraciones llenas de historia y poder

Todos los 13 de junio más de 5 millones de peregrinos visitan la tumba del gran santo taumaturgo en la ciudad de Padua, pidiendo su prodigiosa intercesión e invocando oraciones muy antiguas que tradicionalmente han llegado a nuestros días.

Hay tres oraciones que se rezan especialmente:

La “Breve”

La tradición dice que una mujer que quería suicidarse se durmió en la iglesia franciscana de Santarem, Portugal, y soñó con el santo que le decía:

«Levántate, hija, ten esta hoja y estarás libre de las incursiones del maligno».

Cuando despertó, encontró en sus manos un pedazo de papel con un texto en latín, que decía:

¡Aquí está la cruz del Señor! Huyan, enemigos. El león de la tribu de Judá, la simiente de David, ha ganado. Aleluya

Esta misma frase el papa franciscano Sixto V la hizo grabar en 1590 en el obelisco de la Plaza de San Pedro.

La “Trecena”

Llamada también novena de los Trece Martes, se reza en preparación a la fiesta del santo.

El origen se encuentra en la gran cantidad de milagros que obró san Antonio de Padua el martes siguiente al día de su muerte, 13 de junio de 1231.

En 1898 León XIII concedió indulgencia plenaria para cada uno de los Trece Martes, en los que los devotos reciban los sacramentos y practiquen algún piadoso ejercicio en honor al santo.

También puedes hacer la trecena los 13 días anteriores a la fiesta de san Antonio de Padua (del 1 al 13 de junio) y otros martes durante el año. En esta galería de imágenes te proponemos una versión breve:

Oración Si quaeris

Puedes terminar la trecena con la que probablemente es la oración más conocida en honor a san Antonio el “Si quaeris”:

Si buscas milagros, he aquí que son expulsados la muerte, el error, las calamidades y el demonio; he aquí que los enfermos son sanados.

El mar se calma, las cadenas se rompen; los jóvenes y los viejos piden y encuentran la salud y las cosas perdidas.

Se alejan los peligros, desaparecen las necesidades: da fe de ello quien ha experimentado la protección del Santo de Padua.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amen.

Fuente: santantonio.org, santiebeati.it

Tags:
almadevocionindulgenciaoraciónsan antonio de paduasantostradiciones
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.