Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Whole 30: la dieta milagro de los millennials

FOOD
Rasulov - Shutterstock
Comparte

La dieta de whole 30 es también llamada “dieta paleo extrema” y ha sido calificada como la peor de la lista de 38 dietas por el panel de expertos nutricionistas, médicos y académicos de la revista US news & world report. 

Ideada en 2009 por Mellisa y Dallas Hartwing fruto de un experimento personal, la dieta Whole 30 es un éxito porque sus principales consumidores son los millennials .

Escogen esta dieta porque les resulta muy atractiva, lo ven como un desafío y que además conlleva una pérdida de peso. Además, esta generación está muy preocupada por todo lo relacionado a la comida, el peso y la confianza en uno mismo y comparten sus experiencias y progresos en las redes sociales.

Pero, cuidado,  no nos dejemos llevar por estas dietas que nos muestran resultados “milagrosos”. Apostemos siempre por buscar  aquellas que tienen un fundamento científico como la dieta mediterránea o Dash o el consejo de un profesional de la salud. 

La clave está en mantener el equilibrio en nuestra alimentación, disminuir alimentos ultra-procesados o el azúcar y no dejar de incluir alimentos ricos en hidratos de carbono, proteínas y grasas saludables pues nuestro organismo los necesita.

¿En qué consiste esta dieta Whole 30?

Básicamente en eliminar aquellos grupos alimenticios como granos (pan, arroz, fideos, pastas), legumbres (garbanzos, lentejas, habas), lácteos o azúcares, edulcorantes, el alcohol y todo aquello que tenga sulfitos, nitratos o transgénicos que supuestamente provocan un desequilibrio hormonal, dificultan la digestión e inflaman el organismo.

Por lo tanto, es una dieta sin gluten, sin azúcares añadidos y muy reducida en alimentos procesados, pudiéndose incluir mantequilla clarificada, aceite y leche de coco y aceitunas en conserva.

Además, es muy importante para que tenga éxito realizarla al pie de la letra y no consumir los alimentos no permitidos.

Se basa en el consumo de alimentos proteicos como las carnes magras y algunas grasas menos las procesadas.

A diferencia de la dieta paleo que contiene frutos secos y semillas en esta no se permite consumir quínoa, amaranto ni legumbres solamente judías verdes.

Deben pesarse solamente al inicio y finalización del programa, y no define las cantidades necesarias de cada alimento que tienes que consumir.

Lo que tiene de bueno y de malo

Los positivos

  • Fomenta el consumo de frutas y verduras
  • Prohibe alimentos ultra-procesados, el alcohol y el azúcar. 
  • Si se acompaña la dieta con actividad física se puede ganar o mantener la masa magra, brindando un beneficio en el metabolismo, previniendo enfermedades como la obesidad, diabetes, entre otras.

Lo negativo, si se practica por un largo periodo de tiempo

  • Es una dieta muy restrictiva, excesiva en proteínas y grasas. Una alimentación hiperproteica puede favorecer a la descalcificación, daño renal, deshidratación y al aumento del ácido úrico en sangre.
  • Al excluir grupos enteros de alimentos, se pueden producir un déficit de nutrientes como los hidratos de carbono que están presentes en los cereales y leguminosas brindándonos energía.
  • Cambios en el estado anímico al principio, como irritabilidad o depresión y ansiedad.
  • Efecto rebote, luego de terminar el pan de los 30 días y se vuelve a incorporar algunos alimentos, se sube de peso porque el cuerpo durante ese tiempo se estuvo privando y adaptando a no ingerir y necesitar hidratos de carbono por lo tanto cuando los volvemos a incorporar el organismo los acumula.
  • Es poco sostenible en el tiempo, las personas se aburren de comer los mismos alimentos a diario, y es muy restrictiva.

¿Por qué no es aconsejable?

No, no es una dieta recomendable para nadie. Es una más de las dietas “milagro” que no tiene fundamento científico.

Además, es una temeridad decir que cereales como el maíz, el trigo, sorgo y mijo son alimentos peligrosos para la salud. ¡La mayor parte del mundo los consume para sobrevivir! ¡Y  la Organización Mundial de la Salud los avala para ayudar a combatir el hambre en el mundo!

FOOD
Evgeny Atamanenko - Shutterstock

Hay personas a las que realizar esta dieta pueden poner en riesgo su salud y la de los suyos.

Las embarazadas: Por dos razones. Primero, porque hacer dieta para adelgazar o no subir de peso durante el embarazo es peligroso, a no sé que los médicos prescriban una alimentación específica ante circunstancias especiales. No recomendable pues ni para ella ni para su bebé. En segundo lugar, porque tanto la madre como el bebé necesitan de nutrientes específicos para desarrollarse y crecer adecuadamente, y estos nutrientes se encuentran en su mayoría presentes en los alimentos prohibidos de esta dieta como los lácteos, cereales y leguminosas

Los deportistas: Deben asesorarse correctamente para poder cubrir las necesidades energéticas necesarias que le permitan un buen rendimiento y desarrollo del sistema neuromuscular.  Normalmente se cubren a través del grupo de cereales y leguminosas que están prohibidos en esta dieta.

Niños y mayores: Tampoco deben optar por esta dieta ya que necerequerimiento nutricional y de nutrientes necesarios en estas etapas de la vida.

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.