Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La dieta DASH, ideal para la menopausia

HEALTH
Goodluz - Shutterstock
Comparte

Durante la pre-menopausia y menopausia hay que adquirir varios, nuevos y saludables hábitos alimenticios para controlar el aumento de peso, mantener el cuerpo en forma y prevenir enfermedades.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Llega el momento en la vida de toda mujer en que ella siente que algo está cambiando, aunque parezca que todo sigue igual.

La menopausia trae consigo muchos cambios ya sean hormonales y fisiológicos, entre otros.

La disminución de hormonas femeninas produce cambios en la distribución de la grasa corporal y en la masa ósea, lo que conlleva muchas veces a aumentar la prevalencia de algunas patologías como la hipertensión, osteopenia y osteoporosis.

Una vez más la alimentación es una ayuda muy importante en estas etapas.

Hay algunas variaciones a nivel de requerimientos y necesidades nutricionales que es conveniente tener en cuenta como algunos nutrientes como el calcio, las grasas, el hierro, sodio. Para ello es necesario realizar algunos cambios en la alimentación y hay una dieta que puede ser de gran utilidad.

La dieta DASH (sigla en inglés significa “enfoques dietéticos para detener la hipertensión”) es un plan de alimentación saludable y se usa principalmente para disminuir la hipertensión y prevenir las enfermedades cardiovasculares, recomendada por la Asociación Americana del Corazón.

Además es una de las sugeridas para mujeres en menopausia por sus efectos beneficiosos en el metabolismo óseo y en la homeostasis urinaria.

La dieta DASH presenta varias similitudes con la mediterránea, pero su principal diferencia es que, la mediterránea no enfatiza el consumo de lácteos descremados, sí el beber vino moderadamente y el aumento del consumo de grasas monoinsaturadas como el aceite de oliva y frutos secos.

Mientras tanto, en la DASH, el alcohol no está dentro de las recomendaciones, y las grasas son moderadas. Se destaca un alto consumo de frutas y vegetales y lácteos descremados, incluye legumbres, un bajo consumo de carnes rojas y harinas refinadas, a la vez que limita el consumo de sodio y de productos procesados ricos en azucares (bebidas, dulces).

También se fomenta otros cambios en el estilo de vida como, mantener un peso saludable, hacer ejercicio y no fumar.

¿Por qué esta dieta?

Diversos estudios han visto un posible efecto beneficioso de esta dieta sobre el metabolismo óseo, aumentando el consumo de calcio y reduciendo su excreción renal. Debido al aumento en el aporte de potasio y citratos presente en frutas y verduras, junto con la disminución del sodio, que favorece la reabsorción de calcio en los túbulos renales.

HEALTH
Tmcphotos - Shutterstock

Alimentos de la dieta DASH

 

Estos años serán fundamentales para obtener una calidad de vida saludable tanto en mujeres pre como post-menopáusicas. Esta dieta puede actuar como un factor protector de la reabsorción ósea, así como también de la presión arterial y cardiovascular. Pero recordar que, siempre deberá ser guiada por un nutricionista para lograr los resultados esperados y evitar complicaciones. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.