Aleteia

¿Sabes qué alimentos debes evitar para prevenir las migrañas?

HEADACHE
Shutterstock-Roman Samborskyi
Comparte

La alimentación puede ayudarte también a no volver a sufrir este terrible dolor de cabeza que tanto trastoca tus planes.

Todos conocemos a alguien que sufre migrañas. El dolor de cabeza ha interrumpido su jornada, no les permite hacer nada. Tienen que estar en cama, en penumbras y en silencio, esperando que se les pase cuanto antes. A veces este dolor puede durar días.

Estos fuertes dolores de cabeza son muy molestos pues, además del sufrimiento físico, provocan un pérdida considerable de la calidad de vida de quien los padece. El enfermo se siente incapacitado para continuar con lo que estaba haciendo. Es, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de las enfermedades más discapacitantes.

Además son las mujeres durante los años más productivos de su vida laboral las personas más propensas a sufrir migrañas. Una patología sin cura que puede tratarse con medicamentos y con una adecuada alimentación.

Una vez más la nutrición juega un importante papel en el intento de mejorar la calidad de vida de quienes sufren algún tipo de problema. En este caso la alimentación ayuda a evitar que aparezcan nuevos episodios de dolor.

Aunque es difícil relacionar el consumo de determinados alimentos con los dolores de cabeza, sabemos las migrañas que aparecen cuando la histamina (sustancias que se encuentran en todos los alimentos) se ha acumulado durante un tiempo a raíz del consumo prolongado de ciertos alimentos pues, esto no ocurre cuando este consumo es ocasional.

Sabemos también intervienen otros factores como el estrés, el dormir poco, la menstruación, alergias alimentarias, fármacos o hipoglucemias (disminución del azúcar en sangre).

Pero lo cierto es que la mayoría de las migrañas están relacionadas con un déficit de la enzima de DiAmino Oxidasa (DAO) que es la que se encarga de digerir en el intestino delgado la histamina, sustancia que encontramos en todos los alimentos.

Este déficit de DAO hace que la persona no metabolice la histamina de forma correcta por lo que, al no ser eliminada, se queda en la sangre y en los tejidos provocando así  estos fuertes dolores de cabeza vasculares que, incluso, vienen combinados con náuseas, mareos y visión borrosa, según indica La International Headache Society (Sociedad Internacional de las Cefaleas).

Se caracterizan por dolores punzantes y púlsatiles, debido a que los vasos sanguíneos cerebrales se estrechan durante un tiempo, y provocan la disminución del flujo sanguíneo y el oxígeno al cerebro, lo que a su vez hace que otros vasos sanguíneos se abran más para aumentar el flujo sanguíneo.

Curiosamente, pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que el 15% de la población mundial entre 18 y 65 años padece dolores crónicos y recurrentes de cabeza, solamente el 40% de los pacientes que sufren migraña saben de su problema y se lo tratan.

SEAFOOD
Shutterstock-Dulce Rubia

Parte la concienciación para resolver este problema de salud pública pasa por la educación alimentaria pues evitar consumir estos alimentos ayudaría a prevenir el problema. 

  • Conservas de pescado: atún, sardinas y anchoas.
  • Leche y quesos maduros como el camembert, gouda, parmesano, roquefort o emmental.
  • Productos vegetales fermentados como chucrut y derivados de la soja-
  • El vinagre y el vinagre balsámico.
  • Mariscos.
  • Alimentos con aditivos alimentarios.
  • Vegatales: Berenjenas y espinacas.
  • Frutas: Bananas muy maduras, sandía y melón.
  • Embutidos: longaniza, salami, salchichón, entre otros.
  • Bebidas: refrescantes tipo cola, polvos para preparar jugos, té, café (probar tolerancia), alcohólicas como vinos, especialmente el tinto y el champagne.
  • Chocolate.
  • Vegetales y frutas como: la palta o aguacate, el tomate y la salsa de tomate, frutas cítricas como la naranja.
  • Cacahuetes o maníes.
  • Cerveza.
CEREAL
Shutterstock-Lana_M

Aumentar el consumo de estos alimentos

  • Leche y derivados magros.
  • Frutas y vegetales.
  • Cereales integrales.
  • Nueces y almendras.
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Pescados azules frescos, como atún fresco o palometa.
  • Agua.

HEADACHE
Shutterstock-Milan Ilic Photographer

Algunas recomendaciones:

  • Realizar como mínimo 3 comidas al día, dejando pasar un máximo de 3 horas entre comidas, incluyendo en ellas hidratos de carbono de absorción lenta (arroz, pasta, pan, papas o legumbres)
  • Evitar ayunos, ya que puede condicionar bajadas de glucosa en sangre desencadenado una serie de reacciones metabólicas de compensación que pueden ocasionar el inicio de las migrañas.
  • Dormir las horas suficientes.
  • Moderar el consumo de alimentos ricos en histamina nombrados anteriormente.
  • Disminuir alimentos con aditivos alimentarios como sopas, salsas, platos pre-cocidos.
  • Valorar el efecto particular de la cafeína, ya que puede aliviar y prevenir la migraña en algunas personas o inducirla y aumentarla en otras.
  • Tomar alimentos ricos en vitamina C, vitamina B2 y ácidos grasos insaturados puede ayudar a aliviar los síntomas.
  • Controlar la ingesta de alcohol, ya que es frecuente que aparezcan las migrañas luego de su consumo, en estos casos la solución es suprimirla.
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.