¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La empatía es la habilidad más importante que puedes tener

AP
Comparte

Atención: no confundas empatía con simpatía

De entre todas las habilidades “practicables”, la empatía ciertamente es la más importante. Ésta te llevará a un mayor éxito profesional y personal, además de volverte más feliz mientras la practicas.

Y no confundas empatía con simpatía. La primera significa que conectarás emocionalmente con alguien, mientras que la segunda está directamente relacionada con la manera natural en que tratas a una persona.

La clave para ser empático es no juzgar a los demás. Es ponerse en el lugar del otro en lugar de señalarlo con el dedo. En general, las personas empáticas son menos prejuiciosas. Aceptan al otro como es.

¿Por qué practicar la empatía?

Sólo la definición de arriba probablemente ya haría el mundo un lugar mejor. Pero, ¡vamos allá!

1 – Entenderás mejor las necesidades de las personas a tu alrededor.

2 – Entenderás mejor la percepción que creas en los otros a través de tus palabras y acciones.

3 – Entenderás las partes tácitas de tu comunicación con los demás.

4 – Entenderás mejor las necesidades de tus clientes.

5 – Tendrás menos conflictos interpersonales para lidiar en el trabajo y en la casa.

6 – Serás capaz de prever con mayor precisión las acciones y reacciones de quien interactúa contigo.

7 – Aprenderás cómo motivar a las personas a tu alrededor.

8 – Convencerás de forma más eficaz a las personas respecto a tu punto de vista.

9 – Lidiarás mejor con la negatividad de los otros y entenderás sus motivaciones y miedos.

10 – Serás un mejor líder, un mejor seguidor y, lo más importante, un mejor amigo.

Y ¿cómo practicarla?

Escucha atentamente lo que las personas tienen que decir. Piensa qué motivación está detrás de quien habla. Piensa qué experiencias de vida o de trabajo tendrán esa visión del mundo. A partir de estas tres acciones, será mucho más fácil ponerse en el lugar del otro. Eso parece todo muy obvio, pero a partir del momento en que empiezas a practicar la empatía, verás rápidamente los beneficios que provoca.

Entonces, abre tu mente. Mejora, aunque sea sólo un poco, la vida de quien está a tu alrededor.

Por Pazes

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.