Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 27 noviembre |
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Los objetos sagrados tienen poder o no?

CATHOLIC OBJECTS

Mercy McNab Photography

Juan Ávila Estrada - Redacción de Aleteia - publicado el 20/01/14

Las imágenes, los rosarios,... no son "amuletos": los objetos consagrados a Dios no reemplazan la relación con Él

¿Cómo se logra vencer sobre las fuerza del mundo? ¿Cómo salir adelante en nuestros proyectos, en las cosas que queremos y deseamos?

Para los creyentes la respuesta está clara: acudiendo a Dios.

Sin embargo, a veces no llegamos a Él tan directamente y vamos «ascendiendo» hasta Él gradualmente en un camino que pasa por su creación: personas, lugares, experiencias e incluso cosas.




Te puede interesar:
Cuando Dios habla a través de los animales

Algunos objetos pueden ayudarnos a conectar con Dios. Es parecido a la foto de un ser querido que te recuerda a él, o la ropa con olor a mamá que calma a un bebé.

El problema es cuando se llegan a “deificar” ciertos objetos, es decir, a atribuirles un poder que no tienen; cuando se llega a olvidar a Dios y  uno se queda sólo con las cosas que lo representan o que se lo recuerdan.

En los templos hay figuras, imágenes. Muchos se acercan, las tocan, se hacen la señal de la cruz. Y eso puede ayudar.

Dios puede manifestar su poder a través de las cosas, pero el poder no lo tienen las imágenes en sí mismas; no hay objetos con poder por sí solos.

El poder procede de la persona de Dios, no de las cosas que le han sido consagradas.




Te puede interesar:
Papa Francisco: La fe no es mágica y no se aprende en los libros

¿Qué dice la Biblia?

El Antiguo Testamento en 1ª Samuel 4,1-11 da luz sobre esto.

Los israelitas eran personas muy religiosas, pero tenían demasiados enemigos a su alrededor, entre ellos los filisteos.

Era un pueblo que tenía terminantemente prohibido hacer imágenes de cosa alguna del cielo o de la tierra y rendirle culto.

Sin embargo hubo un momento en que sin darse cuenta terminaron rindiendo culto y reverencia a dos cosas: el Templo de Jerusalén y el Arca de la Alianza.

JERUSALEM TEMPLE
Public Domain

Tenerlos les hacía sentir seguros y pensaban que de ninguna manera le podía pasar nada malo a su pueblo mientras estas dos reliquias fueran de su posesión.

No se percataron de que poco a poco, el Arca y el Templo se convirtieron en objetos deificados, casi hasta llegar a ser amuletos. “Es el Templo del Señor, el templo del Señor”,  repetían casi como un mantra de protección.




Te puede interesar:
¿Sirve de algo rezar «como un papagayo»?

Las batallas en las que se vieron enfrascados iban muchas veces precedidas del Arca, un objeto descrito perfectamente por el libro del Éxodo 25,10ss, en el que ellos afirmaban hacía “presencia” Dios con toda su divinidad.

Pero extrañamente, en esta batalla contra los filisteos, cuando el Arca fue traída de Siló, no solo fueron duramente derrotados sino que además el Arca fue secuestrada.

¿No era Dios mismo en medio de su pueblo en batalla? No. Era un objeto sagrado, pero no era Dios.

¿Qué fue entonces lo que pasó? Los israelitas habían abandonado a Dios para quedarse cómodamente con las cosas que lo representaban creyendo que los objetos los podían salvar; cambiaron al Dios de las cosas por las cosas de  Dios.

En medio de la batalla no era a Dios al que tenían, pues no iban reverentes y obedientes al Señor sino que fueron con un objeto que habían vuelto amuleto de salvación.

Ningún objeto religioso da la salvación ni la victoria contra el pecado y la tentación, lo que da la victoria en la batalla es la obediencia irrestricta, el culto auténtico al Dios de los cielos.




Te puede interesar:
¿Cómo adorar a Dios? Lo que enseñó Jesús de Nazaret

Muchos años después también el Templo sería destruido por primera y segunda vez para nunca más volverse a reconstruir.

El Arca desaparecería en un momento de la historia y ellos llegaron a comprender que sólo Dios mismo tiene el poder de salvar y sanar.

Los sacramentos

Hoy propongo volver a las fuentes de esa salvación, recordar que cualquier reliquia, imagen o cosa sobre la que se ha pronunciado una bendición puede ayudar, así como los sacramentales, pero no reemplaza la relación con Dios.


ICON

Te puede interesar:
¿Sabías que un icono es un sacramental?

No hay nada en absoluto que nos pueda salvar sino solo el amor de Dios por medio de Jesucristo.

La vida sacramental -bautismo, penitencia, Eucaristía-presencia REAL de Jesús en la tierra- es la herramienta más eficaz por la que el Señor quiere llegar a cada humano, a cada uno de sus hijos.

Por medio de los sacramentos es Dios mismo quien se acerca con ternura para hacer de las personas nuevas creaturas y salvadas en su nombre.




Te puede interesar:
Catolicismo para Dummies: Los sacramentos

A esto, añádale la lectura asidua de la Palabra, la vida en comunidad y el cumplimiento fiel de sus preceptos.

Los mejores altares para la divinidad son aquellos que se han erigido en el alma y que tienen como pedestal un corazón arrepentido y humilde.

Imagen, imagen es, pero ninguna contiene a Dios, sólo le representan, ninguna es Dios.


CHILE

Te puede interesar:
¿Los católicos adoran las imágenes?

Sólo la Eucaristía es Dios y ante ella, toda rodilla ha de doblarse, en el cielo, en la tierra y en el abismo y toda lengua debe proclamar que Jesucristo es el Señor, para la gloria de Dios.

CATHOPIC
Cathopic




Te puede interesar:
¿La Eucaristía es realmente algo más que pan y vino?

Tags:
eucaristiaimagenreligiosidad popularsupersticion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.