Aleteia

¿Tienes adicción al trabajo? ¡Este deber espiritual es para ti!

WOMAN,WORKING,DESK,OFFICE
Shutterstock
Comparte

El descanso no sólo es un requisito fisiológico, es una obligación espiritual

El descanso es la condición para el trabajo libre y el mismo Dios lo revela a la humanidad. De hecho, dice la Biblia:

«Dios bendijo el séptimo día y lo consagró, porque en él cesó de hacer la obra que había creado. (Gn 2, 3).

Dios no descansa porque esté cansado, sino porque si no descansara, se convertiría en un esclavo de su trabajo. Esto también es cierto para nosotros.

El descanso no debe ser una simple pausa para dedicarte a tu tiempo libre. Es más profundo, más espiritual y necesario si queremos conformarnos al acto creativo como Dios nos lo otorgó.

Durante los fines de semana y las vacaciones, no olvidemos descansar bien, diciéndonos:

«No quiero ser el trabajo que desempeño«.

PORADNIK PIELGRZYMA
Te puede interesar:
¿Sabes descansar de verdad?

Por Pierre-Yves Gómez

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.