Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 19 mayo |
Domingo de Pentecostés
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Cómo ser una persona discreta, según santa Catalina de Siena

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
La prudencia de santa Catalina de Siena

Krakenimages.com | Shutterstock

Patricia Navas - publicado el 29/04/24

Conoce la inspiradora concepción de la discreción que tenía santa Catalina de Siena, singular mujer que aconsejó a Papas y medió a favor de la paz en su país

El Diccionario de la Real Academia Española define la “discreción” como “sensatez para formar juicio y tacto para hablar u obrar”. Para santa Catalina de Siena, esto se logra conociéndose a uno mismo a través de la humildad y discerniendo lo que lleva a Dios.

Catalina dedica a la discreción un tratado de su libro El Diálogo. También escribe muchas veces sobre ella en sus cartas.

Para esta Doctora de la Iglesia, cuando alguien reconoce su propia pequeñez y el lugar de cada persona y cada cosa respecto al Todo, puede expresarse con agudeza y oportunidad.

Esa sabiduría da reserva y prudencia y lleva a respetar profundamente a los demás desechando la vanidad.

Discreción y humildad

CATALINA DE SIENA

“La discreción recibe vida de la humildad y da a cada uno lo que le es debido”, escribe santa Catalina.

En cambio, la persona sin discreción roba a Dios el honor y se lo atribuye a sí misma para su propia reputación -añade-. Y lo suyo se lo atribuye a Dios “quejándose y murmurando de los misterios que se obran en ella y en las otras criaturas”.

Esta laica terciaria dominica invita a la discreción en todos los aspectos de la vida, también al relacionarse con los demás o al disponerse a encontrarse con Dios.

Respecto a la penitencia, Catalina dice que la prudencia lleva a que se haga siempre como un medio para unirse más a Dios y no como un objetivo fundamental, sin excederse, sin llamar la atención.

“El afán de Catalina es matar el amor propio, que es la raíz de todo pecado: la vanidad, el orgullo, la fama de santa, el amor vistoso…”, explica a Aleteia la estudiosa de santa Catalina, sor Teresa Cadalso.

Santa Catalina invita a discernirlo todo. “Se trata de preguntarse en cada cosa si se hace para que se vea y se reconozca o porque amamos gratuitamente”, añade esta dominica del convento femenino de Caleruega.

Del pensamiento a la acción

De esta manera, Catalina une misticismo y moralidad, mostrando la miseria del pecado y la necesidad de la acción moral para la salvación.

“Es la discreción la que une la comprensión mística de Dios como Ser verdadero y bueno con la comprensión ética del hombre”, afirma Grazia Mangano Raggazi en su tesina sobre la discreción en los escritos espirituales de santa Catalina de Siena.

En este sentido, el mayor estudioso de santa Catalina en español, Salvador y Conde, afirma que la discreción se basa en la razón pero pasa a la práctica porque discierne los medios que llevan a Dios.

La indiscreción, lejanía de Dios

“Conociendo la grandeza de Dios y la nada de la criatura resulta fácil diferenciar los caminos que llevan a Dios de los que de Él nos apartan”, escribe este dominico en su libro Doctrina espiritual de Catalina de Siena.

Y sobre lo que aleja de Dios, Salvador y Conde recoge una cita iluminadora de esta mística diplomática que aconsejó a Papas y medió a favor de la paz en lo que hoy es Italia:

“¿Sabes dónde tiene sus raíces este árbol [el pecado-árbol de la muerte]? En el engreimiento de la soberbia, a la que alimenta el amor propio sensitivo. Su médula [de la soberbia] es la impaciencia y su hija la indiscreción”.

Lee este artículo
gratis
Crea tu cuenta gratuita y podrás acceder a todos los artículos de Aleteia, sin limitaciones, así como escribir comentarios.
Lee gratis registrándote
¿Ya eres miembro?

Tags:
discreciónhumildadsantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.