¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

humildad

¿Te asusta que te critiquen? Pues tiene un gran beneficio

No me ayuda la buena fama, y en cambio las sospechas y las críticas, curiosamente, me vuelven más apto

¿Hay algo de bueno en las humillaciones?

Los hombres pueden ser muy grandes, pero Dios sólo los puede utilizarlos para sus fines, sus obras, cuando se vuelven pequeños

Tu mejor obra… ¡no es tuya!

¿Con ansiedad por hacer muchas cosas? Libérate y déjale hacer a Dios

Reconocer tus caídas te encamina a la liberación

El pecado me hace daño por dentro, pero al mismo tiempo es la puerta de entrada para Dios

La desgracia de ser terco

¿Te cuesta escuchar los consejos de los demás aunque estés al borde del precipicio?

¿Quieres ver mejor la realidad? Mira tus defectos

El amor humilde no mira con ojos críticos a los demás

Alégrate de tu fragilidad

Tenemos que decidir si optamos por la fuerza o por la debilidad. Nuestra debilidad es una fuerza más grande que cualquier otra, porque tiene la fuerza de Dios

El cielo es un regalo para humildes

Un joven sacerdote le preguntó a la Madre Teresa qué tenía que hacer para llegar a ser santo. Y ella le contestó: "Lavar muchos baños"

9 falsas humildades que te alejan de la verdadera

Conócelas para poder ver la verdad de ti y amar auténticamente a los demás

Lo que puede aportar a tu alma esperar tu turno en una cola

Ser uno más sin reconocimientos especiales, sin privilegios, te acerca a la humildad, a la verdad

1 2 3 8
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.