Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 24 mayo |
María Auxiliadora
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Tres valores que todos podemos aprender jugando al futbol

shutterstock_1815533738.jpg

Shutterstock / Gorynvd

Un entrenador da consejos a dos niños.

Cerith Gardiner - publicado el 06/04/24

El deporte puede sacar lo mejor de nosotros mismos. He aquí el por qué el futbol debería ser tu deporte favorito

El futbol es la actividad que une a chicos y grandes, y la pasión se transmite de generación en generación. Aunque hay muchos deportes colectivos dignos de practicar y apoyar, el fútbol tiene algo muy unificador, sobre todo porque es un deporte global.

La mayoría de los países del mundo tienen equipos de fútbol, y en los países más pobres, este deporte puede practicarse con un equipamiento limitado.

Es un deporte que ofrece un campo de juego para aprender valiosas lecciones que resuenan profundamente en la comunidad católica. He aquí algunas de ellas:

futbolistas

1
Espíritu comunitario

El futbol fomenta la unión y el trabajo en equipo. Al igual que los miembros de una parroquia se unen para apoyarse mutuamente, los jugadores de un equipo de fútbol trabajan por un objetivo común. Aprenden la importancia de la cooperación, la comunicación y el apoyo mutuo, tanto dentro, como fuera del campo.

A través del futbol, comprendemos la fuerza que se encuentra en la unidad y la alegría de trabajar juntos hacia objetivos compartidos.

2
Gestión del tiempo

El futbol enseña valiosas lecciones sobre la gestión del tiempo. Los jugadores deben equilibrar las sesiones de entrenamiento, los partidos y los compromisos personales, lo que refleja el equilibrio necesario en la vida. Del mismo modo, los católicos aprenden a gestionar su tiempo de forma eficaz dedicando momentos a la oración, el trabajo, la familia y el servicio a la comunidad.

Al priorizar las responsabilidades y aprovechar al máximo cada momento, tanto en esos 90 minutos preciosos en el campo como en la vida, las personas pueden alcanzar -y, con suerte, marcar- sus objetivos sin dejar de cultivar su bienestar espiritual y personal.

3
Aceptar la derrota con dignidad

En el futbol, como en la vida, las derrotas son inevitables. Sin embargo, la forma en que afrontamos la derrota dice mucho de nuestro carácter. Las enseñanzas católicas hacen hincapié en la humildad y la gracia tanto en la victoria como en la derrota. A través del futbol, los jugadores aprenden a aceptar las derrotas con dignidad, reconociendo que los reveses son oportunidades para crecer y mejorar.

También aprenden la importancia de la perseverancia y la resistencia, comprendiendo que los reveses no les definen, sino que les proporcionan valiosas lecciones para el éxito futuro. Al aceptar la derrota con dignidad, los jugadores ejemplifican las virtudes de la humildad, la deportividad y la fe, inspirando a otros a hacer lo mismo en sus propias vidas.

Tags:
aprendizajedeportefutbolvalores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.