Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 23 mayo |
Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Felipe y Santiago, los apóstoles que celebramos juntos

PHILIP JAMES

Public domain

Dolors Massot - publicado el 03/05/15 - actualizado el 03/05/24

Los apóstoles Felipe y Santiago el menor son recordados y mencionados juntos en los Evangelios, pero su martirio es una historia que solo conocemos por la tradición

El cuatro de mayo celebramos a dos apóstoles: Santiago y Felipe.

Santiago era de Caná de Galilea. Su padre se llamaba Alfeo y era familiar de Jesús. En el Evangelio se le llama “hermano de Jesús” porque era la descripción hebrea de los nacidos del mismo abuelo.

Tanto en dicho Evangelio como en los Hechos de los Apóstoles, se le nombra como “Santiago, hijo de Alfeo” y así se le distingue del otro apóstol Santiago, el hijo de Zebedeo. También se les llama “el Menor” y “el Mayor”, respectivamente.

El más santo de su época

Santiago muy querido entre los primeros cristianos y se le denomina “obispo de Jerusalén”; incluso, el historiador judío Flavio Josefo sostiene que era considerado el hombre más santo de su época.

Esto podemos verlo en la Carta a los Gálatas, en la que Pablo escribió: “Santiago es, junto con Juan y Pedro, una de las columnas principales de la Iglesia”

Antes de morir mártir -en una gran fiesta de los judíos, que no toleraban el gran número de conversos gracias a su predicación- escribió la carta que redactaron los apóstoles a todo el pueblo cristiano después del primer Concilio de Jerusalén y la Carta de Santiago, que pertenece a los textos canónicos de la Biblia.

San Felipe

San Felipe era de Betsaida. Jesucristo mismo lo eligió como apóstol. Y aparece citado específicamente en varios momentos del relato evangélico: la invitación a Natanael para que conozca al Señor, la multiplicación de los panes y los peces, la última cena…

No sabemos con certeza dónde murió san Felipe. La tradición considera que fue martirizado en una cruz en forma de X, cabeza abajo, y enterrado en Escitia (actual Turquía).

Las reliquias de san Felipe y Santiago fueron depositadas y se veneran juntas en la basílica de los Santos Apóstoles XII en Roma. Por esta razón la Iglesia de Occidente decidió celebrar su fiesta en el mismo día.

La humildad frente a la ambición

En el cuarto capítulo de la carta de Santiago encontramos esta instrucción:

Sométanse a Dios; resistan al demonio, y él se alejará de ustedes.

Acérquense a Dios y él se acercará a ustedes. Que los pecadores purifiquen sus manos; que se santifiquen los que tienen el corazón dividido.

Reconozcan su miseria con dolor y con lágrimas. Que la alegría de ustedes se transforme en llanto, y el gozo, en tristeza.

Humíllense delante del Señor, y él los exaltará.

Hermanos, no hablen mal los unos de los otros. El que habla en contra de un hermano o lo condena, habla en contra de la Ley y la condena. Ahora bien, si tú condenas la Ley, no eres cumplidor de la Ley, sino juez de la misma.

Y no hay más que un solo legislador y juez, aquel que tiene el poder de salvar o de condenar. ¿Quién eres tú para condenar al prójimo?

Sant 4, 7-12

Tags:
apostolmartiressantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.