Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 04 agosto |
San Juan-Bautista María Vianney
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Hasta qué punto puedo pensar en mi bienestar si soy cristiano?

ASLEEP

By Dmytro Zinkevych | Shutterstock

Carlos Padilla Esteban - publicado el 12/03/19

Dios me da tanto para que yo lo entregue

Quiero mi bienestar. Busco satisfacer mi hambre. Intento siempre saciar mi sed y calmar mis ansias.

Es verdad que no siempre obtengo lo que busco. Me frustro en mis peticiones y me amargo cuando veo que no hay respuesta. Clamo a Dios y me quejo ante Él porque no hace caso a mi súplica.

Yo no tengo el poder de darme de comer a mí mismo. Pero si lo tuviera, caería en la tentación de utilizarlo, lo sé seguro.

Uso mis dones para mi bien. ¿Es ese el fin de los dones que Dios me da? No lo creo. Me da tanto para que yo lo entregue. Para que me vacíe por amor. Para que piense en los otros antes que en mí. Para que ponga a los demás en el centro y así yo me descentre.

Una persona me decía hace un tiempo: “Yo nunca pido a Dios nada para mí. No puedo. Me supera. A veces pido para otros. Se lo pido con intensidad a Jesús. Y en ese momento estoy seguro de que Dios me lo va a conceder. Cada vez que lo he hecho, lo he comprobado”.

Me impresionaron sus palabras. No pedía milagros propios. Me reconocí en mi miseria. Yo sí que pido milagros para mí.

Comenta el papa Francisco: “Hagámonos prójimos de nuestros hermanos y hermanas que pasan dificultades, compartiendo con ellos nuestros bienes espirituales y materiales”.

Pienso en el hambre del que está cerca de mí. El que sufre, el que está solo, el que no tiene. Yo vivo tantas veces saciado, colmado, satisfecho. Y no es ese el fin de mi vida. No soy cristiano para vivir así.

Miro a mi alrededor. Dejo de mirarme a mí. Para mirar el corazón de los que Dios me confía.

Tags:
bienestarcristianismoegoismo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MADELEINE PAULIAC
Sandra Ferrer
La doctora que ayudó a dar a luz a unas monjas violadas
2
Aleteia Brasil
Los 3 tipos de humildad según san Ignacio de Loyola
3
JAIRO
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
4
FERMIN SOSA
Jesús V. Picón
Mexicano al otro lado del mundo, ciclista y dice que sin miedo al...
5
knoNap
Giovanna Binci
KnoNap: Tras una dura experiencia, Danya crea un pañuelo anti-vio...
6
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
7
VIRGIN
Ary Waldir Ramos Díaz
¿Por qué el Papa es tan devoto de la Virgen del Silencio?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.