Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 02 marzo |
Santa Ángela de la Cruz
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

El vínculo entre el servicio y la santidad

Amor al prójimo

addkm-Shutterstock

Mónica Muñoz - publicado el 26/01/24

El Señor Jesús aclaró que había venido para servir y no para ser servido, ¿qué nos hace pensar que nosotros somos merecedores de algo mejor?

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

Mucho se habla del tema de la igualdad entre los seres humanos, y entre más se insiste, tal parece que las diferencias se hacen más abismales. Esto no debería ser así. Con el paso del tiempo y el cambio de época, cuando se supone que somos más civilizados y superamos la era del esclavismo, surgen personas que se sienten superiores a otras, lo que desata incomprensiones y enfrentamientos inútiles que dejan profundas heridas.

Por eso nunca estará de más recordar que Dios Padre nos hizo a todos a su imagen y semejanza. Que Cristo vino al mundo para salvarnos a todos. Y que el Espíritu Santo está en el mundo para santificarnos a todos. Dios no hace distinción. San Pablo nos lo recuerda:

Ya no hay distinción entre judío y no judío, ni entre esclavo y libre, ni entre varón y mujer. En Cristo Jesús, todos ustedes son uno (Gal 3, 28).

Cristo nos da el ejemplo

Y sucede que, teniendo la solución a mano, ponemos obstáculos que nos impide comprenderla y ponerla en práctica. El mal entendido amor a sí mismo, el relativismo, el hedonismo, las ideologías, y muchos distractores más, nos enceguecen. Pero la Palabra de Dios, siempre viva y eficaz, nos da la pauta a seguir:

«…el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes; y el que quiera ser el primero que se haga su esclavo: como el Hijo del Hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud» (Mt 20, 26-28).

El servicio conduce a la santidad

caridad

Todos los santos tienen en común que han se han amoldado al ejemplo de Jesús. Ellos han sabido hacerse servidores, reconociendo que el Señor nos vino a dejar un modo de vida, apegado a la voluntad del Padre, y que no hay nada fuera de eso que nos asegure que alcanzaremos la salvación.

Por eso, Cristo mismo nos dijo qué hacer, y el servicio a los demás, por amor a Dios, es el camino seguro al Cielo. Basta con leer las historias de quienes han muerto en olor de santidad para constatarlo.

Se desgastaron por amor a Dios

Decía san Rafael Guízar y Valencia, cuando le pedían que descansara un poco: «ya descansaremos en el Cielo» porque sabía que no tenía tiempo que perder para servir a la Iglesia, por eso se entregó en cuerpo y alma a las misiones y a su labor pastoral como sacerdote y luego como obispo. El servicio, ante todo, fue primordial para él.

O santa Teresa de Calcuta, siempre dispuesta a atender a los enfermos y moribundos, sin pensar en gastos ni esfuerzos, simplemente inspirada por el amor. O san Juan Bosco, con su trabajo como educador; santa Teresa de Ávila como reformadora, el beato José Gregorio Hernández como médico, san Juan María Vianney, confesando interminables horas; los Apóstoles recorriendo el mundo para anunciar el Evangelio y todos los santos y santas, ninguno perezoso, todos solícitos y prestos a trabajar por el reino de Dios.

Por eso, el que sirve al prójimo y a Dios, se santifica en el amor. Hagamos lo mismo nosotros.

Tags:
santidadServicio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.