Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 02 marzo |
Santa Ángela de la Cruz
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Es posible pedir una Misa por Michael Jackson?

Kobieta stojąca w ławce w kościele

Anamaria Mejia | Shutterstock

Dariusz Dudec - publicado el 25/01/24

En Polonia una noticia tuvo mucho revuelo: una mujer anotó a Michael Jackson en las intenciones de la Misa. Esto nos lleva a todos los católicos a preguntarnos: ¿podemos pedir por personajes famosos? ¿Qué dice la Iglesia sobre las intenciones de la Misa? ¿Hay intenciones no permitidas?

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

Sobre las intenciones de la Misa, el Código de Derecho Canónico es muy sencillo:

Un sacerdote puede celebrar la Misa por cualquier persona, ya sea por los vivos o por los muertos (CIC Canon 901).

Los comentarios a este breve canon explican qué se puede pedir durante la Misa y qué intenciones no están permitidas. Lo más apropiado es pedir una bendición para los vivos, que puede ser explícita: por la curación, por encontrar un nuevo trabajo, por mejorar las relaciones en la familia, por resolver conflictos, por fortaleza en el duelo, por los difuntos. Puede ser una acción de gracias por los dones recibidos de Dios.

En cambio, no está bien pedir una Misa por intenciones que no se ajustan a los mandamientos de Dios: hacer daño a alguien o romper una relación, por ejemplo. Tampoco está bien pedir la Misa por asuntos triviales y mundanos, como dinero para un reloj nuevo.

No debe darse el caso de que la intención que se lee al principio de la Misa sea una manifestación de opiniones, adoctrinamiento o publicidad. Por ejemplo: «Por una bendición para la empresa comercial ‘Pérez’, que produce cables, cuya sede se encuentra en la calle Doce».

¿Qué pasa con Michael Jackson?

Hace algún tiempo, una anciana acudió con el párroco de Knurów (Polonia) y pidió una Misa por el músico fallecido.

«El cura aceptó esta intención y dicha Misa se celebró. Se trata de la bondad, de la honestidad de esta intención, así que, en este caso, esta anciana no fue con ninguna provocación de su parte – lo que también intenté comprobar. Ella sentía tal deseo, tal necesidad, de rezar específicamente por Michael Jackson. Esta persona pide Misas por los difuntos muy a menudo», dijo el canciller de la curia de Katowice.

Es difícil no estar de acuerdo con la opinión del canciller. El hecho de que una persona sea conocida y famosa, o quizá controvertida, no significa que una Misa por ella deje de ser importante. Como cualquier persona, una celebridad conocida por millones de personas también puede necesitar oración. Y es bueno que haya alguien entre ellos que piense en una ayuda tan realista y completamente ajena al mundo.

Evitar el escándalo y el sensacionalismo

En situaciones que se puede suponer que despiertan emociones y comentarios innecesarios, es mejor utilizar la fórmula «por una intención determinada» o «por una intención conocida por Dios». La verdad es que la persona que ordena la Misa siempre puede pedir oraciones por una causa así y no hace falta leerla desde el púlpito.

De este modo, se cumple lo más importante: la oración durante la Eucaristía. Dios y la persona que lo pide lo saben y no causa ninguna sensación: no se percibirá como una demostración o una broma.

Offertoire-ciric_384826

Misa gregoriana perpetua y colectiva

Ya que hablamos de Misas, merece la pena mencionar tres de ellas:

Misa
gregoriana

Se trata de 30 misas celebradas durante 30 días consecutivos por la intención de un difunto. Sus orígenes se remontan al siglo VI. Cuando el Papa Gregorio Magno (540-604) aún era monje, en el monasterio se decían misas por un hermano difunto en el que se había encontrado dinero, lo que iba contra la regla.

Al cabo de 30 días, se apareció el difunto a otro hermano y le agradeció su ayuda y su liberación del castigo. Cuando Gregorio se convirtió en Papa, la costumbre de las llamadas gregorianas por los difuntos se extendió por la Iglesia. Aunque no está fundamentada en la doctrina, es una costumbre fuerte y una buena tradición para ayudar a los difuntos.

misas
perpetuas

Se celebran por una persona viva o fallecida, sin una intención específica. La persona por la que se pide dicha Misa se inscribe en un libro especial y la Eucaristía se celebra diaria, semanal o mensualmente por las intenciones de todos los inscritos en el libro (esto depende del instituto que se comprometa a ello). Esta Misa se celebra mientras exista la comunidad comprometida.

misas
colectivas

Consisten en celebrar la Eucaristía por varias intenciones diferentes. Se trata de una práctica habitual en santuarios donde hay tantas intenciones de Misa que es imposible celebrarlas individualmente. En 1991, la Congregación para el Clero publicó el decreto MOS IUGITER, que puso orden en las llamadas misas colectivas.

La Iglesia subrayó que cada intención debe celebrarse por separado. Sin embargo, si los donantes están de acuerdo, se puede celebrar una Misa colectiva, pero no más de dos veces por semana. El documento dice aì:

«Es cierto que, desde los primeros tiempos, los fieles -especialmente en las regiones pobres- solían ofrecer modestos sacrificios a los sacerdotes sin pedir explícitamente que se celebrara una Misa separada para cada uno de ellos por una intención individual. En tales casos, se permite reunir un cierto número de ofrendas y celebrar por ellas tantas Misas como tarifas estén en vigor en la diócesis».

El documento deja claro que un sacerdote no puede, por iniciativa propia, reunir varias Misas por las que se ha hecho una ofrenda individual y rezar por ellas en una sola Eucaristía.

Tags:
derecho canonicomisa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.