Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 22 febrero |
La Cátedra de San Pedro
Aleteia logo
A Fondo
separateurCreated with Sketch.

¿Una revolución en el Dicasterio para la Doctrina de la Fe?

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
Pope Francis during his weekly general audience in St. Peter's square at the Vatican

Antoine Mekary | ALETEIA

Cyprien Viet - publicado el 18/12/23

Cuando el nuevo cardenal argentino Víctor Manuel Fernández tomó posesión de su cargo de prefecto el pasado septiembre, se abrió una nueva era en el dicasterio para la Doctrina de la Fe, el antiguo Santo Oficio, que había estado marcado por el largo mandato del cardenal Joseph Ratzinger, que lo dirigió de 1981 a 2005. De la situación de las madres solteras a la conservación de las cenizas de los difuntos, surgen nuevos enfoques pastorales en los numerosos textos publicados por este dicasterio

«El hecho de ser madre soltera no impide el acceso a la Eucaristía». Para recordarlo, el Dicasterio para la Doctrina de la Fe ha publicado esta semana en su web una carta aprobada por el Papa Francisco, como viene siendo habitual con el nuevo prefecto, el cardenal Víctor Manuel Fernández. Interrogado por un obispo de la República Dominicana, el Vaticano salió en defensa de estas mujeres que «han elegido la vida», instándonos a mostrarles compasión.

Es mucho lo que está en juego. En ciertos contextos, las situaciones canónicas «irregulares» pueden implicar a la mayoría, o incluso a la casi totalidad, de los participantes en la vida de una parroquia. «Si solo diera la comunión a los que están perfectamente en regla, nadie podría comulgar», señalaba monseñor Jean-Paul Vesco durante el Sínodo sobre la Familia. Este dominico francés, entonces obispo de Orán (Argelia), acompañaba a una comunidad católica formada principalmente por emigrantes africanos cuya vida era caótica y llena de sobresaltos.

Bajo el pontificado de Francisco, el Dicasterio para la Doctrina de la Fe fue llamado gradualmente a apoyar una apertura pastoral pragmática, pero esta orientación no era evidente, ya que el Papa se topó con las reticencias de su propia administración. Tras destituir en 2017 al encumbrado cardenal alemán Gerhard Ludwig Müller como prefecto del antiguo Santo Oficio, el Papa encomendó la tarea al jesuita español Luis Ladaria Ferrer, un teólogo de formación clásica pero más discreto y leal. Sin embargo, la publicación en febrero de 2021 de un documento que reiteraba la prohibición de las bendiciones a las parejas del mismo sexo provocó un palpable malestar entre este dicasterio y el Papa Francisco, descontento con el tono de este texto, que había aprobado oficialmente. Pero en un rescripto publicado el viernes y fechado el 21 de octubre, el Papa Francisco dejó claro que solo su firma personal en los documentos publicados por la sección doctrinal de este dicasterio los hace válidos.

Entre la aceleración y la cautela táctica

Con el nuevo prefecto argentino, el Papa tiene ahora un aliado objetivo y un colaborador alineado con sus posiciones. Desde que el Papa tomó el control del antiguo Santo Oficio, el número de documentos se ha acelerado a un ritmo inusitado, sobre temas tan variados como el bautismo de transexuales o de niños nacidos por PAM, el acceso a la comunión de los divorciados vueltos a casar y, también esta semana, los métodos para conservar las cenizas de un difunto. En respuesta a una pregunta del cardenal Matteo Zuppi sobre la cremación, el Dicasterio para la Doctrina de la Fe ha autorizado la creación de un lugar «sagrado, definido y permanente» para recoger las cenizas de los bautizados, indicando sus datos personales. También se permite conservar las cenizas de un ser querido en un lugar sagrado con la autorización de la autoridad eclesiástica, «siempre que se excluya cualquier tipo de malentendido panteísta, naturalista o nihilista».

El cardenal argentino, de 61 años, ha sido presentado a menudo como un liberal o un modernista, pero también sabe jugar la carta de la continuidad y la prudencia doctrinal. En noviembre, al ser interrogado por un obispo filipino sobre la seducción que ejercía la masonería entre algunos católicos de su diócesis, el cardenal Fernández reiteró clara y firmemente la prohibición de toda pertenencia a la masonería decretada por el cardenal Ratzinger en 1983. Los que esperaban un relativismo «humanista» en este asunto se vieron sorprendidos. «Demuestra que el cardenal no actúa unilateralmente, sino que también sabe apoyarse en la experiencia pasada de este dicasterio», afirma un sacerdote francés que conoció el Vaticano bajo Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

2.

Publicidad limitada

3.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
vaticano
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...



Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.