Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 02 marzo |
Santa Ángela de la Cruz
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

El positivismo tóxico y cinco consejos para vencerlo

shutterstock_1548669191.jpg

GaudiLab | Shutterstock

Karen Hutch - publicado el 12/12/23

Seguro has escuchado frases como "no te preocupes, vas a estar bien", "lo bueno es que no pasó a mayores" o "hay que sonreírle a la vida". También es probable que te hayas preguntado si realidad es bueno decir o escuchar esto

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

En un mundo donde constantemente se busca alcanzar la felicidad y plenitud, seguro has sido víctima del positivismo tóxico, o incluso es probable que lo hayas aplicado a alguien más sin percatarte de ello.  

Esto se da cuando pasamos por un momento de angustia (por un accidente, enfermedad, asalto, susto o prácticamente cualquier situación que pueda alterar nuestras emociones) y en respuesta a ello la gente, medios de comunicación y marcas te responden con un «sigue adelante», «tú puedes», «pero estás vivo». 

Las redes sociales como grandes influenciadores 

En las redes sociales está de moda ser positivo y optimista, por lo que cualquiera de estas plataformas se han convertido en el lugar donde más encontramos mensajes que nos invitan a llevar una vida alegre, sin cabida a la tristeza ni a la frustración. 

Solemos encontrarnos con este tipo de frases que, aparentemente, buscan nuestro bienestar. Sin embargo, son esas mismas frases las que nos hacen reprimir nuestros sentimientos y esconder lo que verdaderamente estamos sintiendo. 

La mayoría presentan discursos tales como: «No debes sentirte mal, siempre hay algo bueno que rescatar». Y el problema con esto es que pareciera que son frases que al escucharlas o leerlas nos harán sentir bien como por arte de magia, pero lo cierto es que solo nos anestesian. 

Dice un proverbio que «todo en exceso es malo», por lo que debemos tener un balance con nuestros sentimientos. No podemos vivir en el extremo de la tristeza, evidentemente, pero tampoco en el de la alegría. En la vida es necesario pasar por etapas de tristeza y etapas alegres. 

shutterstock_2117498492-1.jpg

Nuestras heridas reflejan mucho 

En ocasiones este exceso de positividad, que se convierte en una situación tóxica, puede relacionarse, también, con aquellas personas que tienen la herida de infancia de la injusticia. 

Cosa que las lleva, inconscientemente, a ponerse la máscara no requerir ayuda para afrontar cualquier situación; por consiguiente, constantemente se encuentran fingiendo que todo está «estupendo», cuando la realidad es otra.

Tenemos que ser realistas con nuestra situación emocional. De modo que mantengamos un equilibrio y nos permitamos el tiempo necesario para reconocer cuáles son los sentimientos que tal situación nos despierta, ya sea enojo, tristeza, angustia, o cualquier otro.

¿Qué podemos hacer para no caer ni promover la positividad tóxica? 

1
Sé consciente

No existen las emociones malas y buenas. Todas tienen una función en particular y son complemento de nuestra vida. 

2
Ofrece tu ayuda sincera

Cuando alguien esté pasando por un mal momento puedes mostrar tu interés preguntando: ¿cómo puedo ayudarte?, ¿quieres contarme lo que está pasando? ¡Te escucho! De esta forma contrarrestamos la positividad tóxica y abrimos la posibilidad de hablar del sentimiento real. 

3
No ignores las reacciones

Acéptalas y busca la manera de canalizar esa emoción de tal forma que valides tus emociones. 

4
No siempre está mal estar mal

Estar mal es un momento necesario en nuestra vida. Es difícil afrontar los momentos que nos implican un reto, pero es parte de la vida misma. No invalides los sentimientos de los demás, ni los tuyos; por el contrario, mantén y fomenta la esperanza en que ese mal momento pasará.

Tags:
positivismo tóxicopsicologíasalud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.