Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 16 abril |
San Damián de Molokai
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Más de 60 km en bicicleta para dar alimento a los pobres

arepas.jpg

Fundación ENPADE

El padre Ricardo entregando la arepa a un hombre.

Violeta Tejera - publicado el 26/04/23

No tiene pereza en coger su bicicleta y pasar horas pedaleando hasta el otro punto de la ciudad de Guaira, en Venezuela. El padre Ricardo reparte arepas, comida típica venezolana. Lo hace gracias a la Fundación ENPADE. Una pequeña torta de maíz que se convierte en el única alimento que reciben al día

La idea surgió del Padre Ricardo. Trabaja en La Guaira. Atiende la parroquia y  varias labores sociales de la zona.

La situación que atraviesa Venezuela ha dejado a muchas familias sin poder comer ni una sola vez al día.

Por eso, el Padre Ricardo pensó en algo sencillo para poder hacérselo llegar a los más necesitados: las arepas. Y, ¿qué son las arepas?. Pues es algo similar al pan. Un alimento típico del país hecho con harina de maíz precocida o maíz seco y con forma redondeada.

Repartidor en bicicleta

Había que repartirlas, llevarlas a muchas personas que no viven precisamente cerca. El padre Ricardo lo hace en bici.

Como él mismo explica, “hago más de 64 km para llevarlas. Cojo la bici a las 7 de la mañana y las reparto hasta las 12 del mediodía”.

Las lleva a otras parroquias, comedores y lugares donde realizan labores sociales con las personas más vulnerables. “A veces me ayudan los seminaristas, reparten conmigo este alimento que en muchos casos es lo único que comen al día”.

Arepas_2.jpg
Un enfermo hospitalizado tiene comida gracias al padre.

Estudiantes voluntarios

El proyecto tuvo tan buena acogida que la idea llegó también al colegio de Venposta. A la clase de quinto de primaria.

Su profesora tuvo la idea de llevar a sus alumnos a repartir esas arepas. Como nos cuenta “era un proyecto social, salir a ayudar”.

“Comenzamos a repartir las arepas y los que las recibían las besaban antes de comerlas. Recorrimos las calles, el bulevar, se las dimos a la gente que trabajaba a pleno sol y sus caras lo decían todo.”

“Los niños se quedaron impactados con lo que vieron. Se convirtieron en fotógrafos, periodistas… contaban emocionados lo que estaban viviendo. Quieren volver a hacerlo.”

La profesora cuenta cómo incluso ella, ya sin los alumnos que son menores, llegó a la cárcel y entregó esas arepas a los presos que carecen de lo mínimo.

arepas-gracias.jpg
Mensaje que difundió la fundación.

Otros proyectos

Este es sólo uno de los proyectos que lleva a cabo la Fundación ENPADE en Venezuela. También trabajan en otros países como Perú, donde construyen viviendas, conductos de agua potable, guarderías o financian medicinas para centros sanitarios que están vacios.

En Colombia se dedican a recuperar niños que vagan por las calles de Bogotá y trabajan para la igualdad de formación entre hombres y mujeres.

En el Congo ayudan a enfermos de siday ayudan en el hospital de Kimshasa en Monkole, el único que atiende a personas sin recursos.

Una labor que se extiende a países como Afganistán y Kosovo.

Origen de ENPADE

Esta fundación nació hace ya 34 años. A raíz de un viaje de Luis Eduardo Sarmiento a Perú. Al llegar a España le comentó a su mujer que “tenían que complicarse la vida para seguir ayudando a otras personas”.

Ella apoyó la labor de su marido y comenzaron a trabajar y viajar a países como América, Europa o África. Desde entonces, y gracias a la solidaridad de muchos, siguen trabajando por el mundo para ayudar a los más desfavorecidos.

Ayuda a Venezuela

La ayuda a Venezuela comenzó hace pocos años. Como cuenta Cristina Gómez, amiga de la Fundación Enpade, “hace años murió mi madre y fue entonces cuando hice el primer envío a Venezuela con todo su material sanitario. Desde entonces, gracias a la ayuda de mucha gente, he ido enviando muchas toneladas de alimentos, ropa y material sanitario.”

Tags:
alimentaciónpobrezasacerdotevenezuela
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.