Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 21 octubre |
Santa Laura Montoya
Aleteia logo
home iconHistorias que inspiran
line break icon

Enrique, el profesor de Vallecas que devuelve sonrisas en Monkole

MONKOLE

Gentileza

Benito Rodríguez - publicado el 20/09/21

La pandemia les impidió viajar, pero dos años después, Enrique y un grupo de voluntarios han podido regresar este verano a Kinshasa (RD del Congo). Con algunos fondos y una ilusión desbordante, han devuelto la sonrisa a muchos niños y mujeres, y a sus familias. En el Hospital de Monkole han conseguido operar contra el raquitismo a un buen grupo de jóvenes y comprobar cómo sus esfuerzos han dado sus frutos con el acompañamiento hospitalario a madres que –de no ser por su proyecto- habrían dado a luz en la calle

Enrique, un profesor de un colegio en una barriada de Vallecas (Madrid), estaba curtido en hacer sonreír a la gente, en especial a los niños: a sus alumnos y también a los chicos que acudían al club juvenil que él dirigía.

En los campamentos se convertía en el gran líder, cuidando hasta el último detalle para que todos disfrutaran. Su autoridad radicaba en la calma que transmitía, en su paciencia y su cercanía. Siempre con el Señor como modelo.

Su entrega dio un salto cualitativo hace ya diez años, cuando creó la Fundación Amigos de Monkole.

Niños entre la basura

En Kinshasa, una ciudad de 12 millones de habitantes en la República Democrática del Congo, el 90% de la población vive en infraviviendas, sin los servicios más básicos: no hay agua, no hay electricidad, no hay recogida de basuras, cocina con fuego en la calle, etc… Pero Enrique encontró muchas ganas de vivir.

MONKOLE

Como reconoce a Aleteia, “cuesta imaginarse la vida de muchos niños entre basuras o en mercados insalubres junto a sus madres, y que no han conocido otra cosa en sus 3, 5 o7 años”.

Primero él, luego fue sumando voluntarios que ayudan en el Hospital de Monkole y en algunos orfanatos de la ciudad. Jóvenes que dedican su tiempo libre al voluntariado, pero también médicos y enfermeros que ponen sus conocimientos al servicio de la causa. Y la ayuda para recaudar fondos que hagan posible algunas operaciones.

Tras dos años de paréntesis por la pandemia, Enrique y algunos voluntarios (dos estudiantes de Medicina, dos de fisioterapia y uno de enfermería) han vuelto a Monkole. Una larga espera sabiendo cómo necesitan cualquier ayuda, por pequeña que sea.

MONKOLE

Lucha contra raquitismo

“En una visita a un orfanato comentamos a una mamá que en Monkole podíamos curar a niños con raquitismo; en nuestra siguiente visita al orfanato vinieron a vernos 4 familias con sus hijos que tenían esa dificultad en sus piernas, debido principalmente a la situación de pobreza en la que viven que conlleva una alimentación muy deficiente”.

Sólo 300 dólares cambian la vida de sus hijos. Con ese dinero se puede afrontar la operación, pero para ellos es imposible. En el mejor de los casos, quienes trabajan ganan año 500 dólares para toda una familia.

Por eso, la Fundación recauda fondos y consigue llevar a cabo esas operaciones en el hospital de la ciudad.  El año pasado ya han curado a un buen grupo de niños, y este verano han visto a los que van a ser curados próximamente. “Las madres no dejan de agradecernos por la ayuda a sus hijos”, dice Enrique.

MONKOLE

Priscila recupera su sueño

Una de las jóvenes que han conocido este verano ha sido Priscila, de 16 años. Su sueño era ir a la Universidad. Pero una enfermedad genética (drepanocitosis) le había afectado severamente a la cadera.

Gracias a la Fundación y al Hospital de Monkole, la operaron y se le implantó una prótesis de cabeza de fémur. Enrique, satisfecho, reconoce que “gracias a esa operación puede andar normalmente y ha vuelto a la escuela”.

Y vuelve a estudiar con su sueño renovado, con la sonrisa de oreja a oreja y también su madre, que se deshacía en agradecimientos cuando fueron a visitarla.

MONKOLE

Proyecto para madres embarazadas

La Fundación ha impulsado también el proyecto Forfait Mamá, para madres sin recursos. “Si no hubiera sido por este proyecto, muchas habrían acabado teniendo a su hijo en su propia casa, sin acceso a ecografías ni a atención médica especializada. Por esto es tan grande en la RD del Congo la mortalidad materna y la mortalidad infantil” –nos explica Enrique-. Lo cuenta como es él, con humildad. 

Su proyecto salva vidas, devuelve ganas de vivir y crea esperanza. Con muy poco hacen mucho. Por eso, durante el resto del año, Enrique y quienes le acompañan en esta generosa aventura, ponen todo su empeño y su ilusión en conseguir los fondos con los que devolver la sonrisa a sus amigos de Monkole, los más necesitados.

Tags:
áfricacongoespañasolidaridad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
3
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
5
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
6
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.