Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 27 enero |
Santa Ángela de Mérici
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

El tormento del esfuerzo para hacer actividades cotidianas. Pide sanación

zasmucony mężczyzna siedzi w ławce w pustym kościele

fotoshort | Shutterstock

Aleteia Polaco - publicado el 12/01/23

¿A Dios le importa nuestro sufrimiento mental? ¿La curación de la que habla la Biblia con tanta frecuencia también se aplica a esta área?

Para muchos, es la prosa dolorosa y dramática de la vida cotidiana. El abrumador esfuerzo de abrir los ojos por la mañana, levantarse de la cama, realizar sus actividades diarias. Algunos se dan por vencidos. 

Un miedo profundo y desesperanzado o un sentimiento depresivo penetrante de vacío y sinsentido rompen tanto sus vidas, que son incapaces de seguir su ritmo. 

Así que soportan en la oscuridad de pesadilla del espíritu, sin ver en ninguna parte una oportunidad de rescate .

Otros están luchando. Buscan ayuda de psicoterapeutas, medicamentos que les den alivio, apoyo humano. 

Muchos van bien, pero no una pequeña parte durante meses e incluso años, luchan con su oscuridad mental, tratando de ver la luz en ella. 

Caminan por las calles, viven entre nosotros y no suelen mostrar su dolor interior

Solo a veces su mirada atormentada traiciona involuntariamente rastros de la lucha que deben librar.

¿A Dios le importa nuestro sufrimiento mental ? ¿La curación de la que habla la Biblia con tanta frecuencia también se aplica a esta área? 

Intuitivamente sentimos que lo sí. Después de todo, Dios no limita la acción de su gracia a una sola esfera, la física, y se preocupa por todo el hombre.

Tormento, tortura

Esta intuición está plenamente justificada, y tiene su confirmación en el texto bíblico. 

Interesante a este respecto es un pasaje del cuarto capítulo del Evangelio según aan Mateo sobre cómo la noticia de las enseñanzas y señales de Jesús «se extendió por toda Siria».

«Entonces le trajeron todos los que padecían de diversas enfermedades y padecimientos, endemoniados, epilépticos y paralíticos, y él los sanó». 

Mateo 4,24

Quien decida consultar adicionalmente el texto griego del Evangelio, descubrirá que lo que a menudo se traduce como «dolencias» esconde la palabra βασανοις (basanois), que literalmente significa tormento, suplicio. Estas son palabras conmovedoras y poderosas.

Es significativo que el texto bíblico no oculte este tipo de tormentos bajo el término general de enfermedades, entendidas en este contexto más bien como dolencias físicas, sino que las separe, convirtiéndolas en una categoría aparte. ¿Por qué?

Pide sanación

¿Quizás solo para enfatizar que en el gran número de «todos» los llevados a Jesús también hay aquellos afligidos con otros tipos de tormento además de los relacionados con la enfermedad física, y que el amor cariñoso de Jesús tiene una respuesta sanadora para ellos? 

Tal vez, ¿para dar esperanza a aquellos que todavía luchan con diversas formas de tormento mental en sus vidas hoy en día, a menudo sin encontrar ayuda para ellos mismos y una salida de la trampa emocional?

El mensaje de sanación que Dios da es una buena noticia para ellos también. 

Y el punto no es abandonar las formas básicas de ayuda especializada en respuesta, sino también pedirle a Dios con valentía y confianza que sane. 

Después de todo, nada es imposible para Él. Él es capaz de enderezar el destino humano más torcido y sacar nuestras vidas de las profundidades de la oscuridad más profunda.

Por Aleksander Bańka

Tags:
diosoraciónpsicologíasalud mentalsanacionsufrimiento
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.