Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 07 febrero |
San Ricardo Peregrino
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Hice una promesa pero se volvió perjudicial para la salud, ¿qué hago?

PORANNA MODLITWA

Andrew Angelov | Shutterstock

Aleteia Brasil - publicado el 20/12/22

Sacerdote explica: las promesas solo tienen sentido cuando mejoran nuestra vida de fe y nuestra relación con Dios y con los demás

No se pierda esta Misa internacional para aquellos que necesitan sanación. Llevaremos sus intenciones al altar – sin coste. 

Haga click aquí

¿Se tiene que cumplir una promesa perjudicial para la salud? Esta fue la pregunta planteada por un lector al padre Cido Pereira, quien respondió en el portal O São Paulo, de la archidiócesis de São Paulo:

«Maria Zilda, de Vila Penteado, me cuenta que hizo la promesa de que no se cortaría el cabello para lograr la gracia, pero que ahora se le cae mucho el cabello. Y ella duda: ‘¿Es pecado romper la promesa?'».

El sacerdote explicó el contexto de las promesas:

«María Zilda, las promesas son formas de fortalecer las peticiones que hacemos a Dios en nuestras oraciones.

En las promesas hechas a Dios y a los santos vinculamos las gracias que pedimos con un compromiso de hacer algo que cuesta algún sacrificio.

Las promesas forman parte de la religiosidad popular y son manifestaciones de la fe«.

¿Mantener una promesa a toda costa?

Luego recordó que las promesas solo tienen sentido cuando mejoran nuestra vida de fe y nuestra relación con Dios y con los demás:

«Personalmente entiendo que las mejores promesas son aquellas que nos llevan a vivir mejor nuestra fe, a amar más a Dios y a nuestros hermanos.

Entonces, hermana mía, para Dios no importa si tienes el pelo largo o corto. Ahora bien, si prometes dedicarte más a la oración, el Padre del cielo se alegrará de que estés más cerca de Él; o bien, si te comprometes a ayudar a un pobre, a una familia necesitada, Dios se alegrará, porque estáis haciendo un gesto de amor».

El sacerdote acabó descartando cualquier sentido de cumplir una promesa que sea perjudicial para la salud:

«Entonces, hermana mía, haz con tu cabello lo que creas mejor y cambia tu promesa por un gesto de fe o de amor al prójimo. Dios se alegrará de tu gratitud por las gracias recibidas».

Consultar a un sacerdote o persona con autoridad también puede añadir elementos para tomar una decisión sólida, y más seguridad de que mantener o no la promesa dará alegría a Dios.

Artículo de la edición portuguesa de Aleteia adaptado para su publicación en español.

Tags:
compromisodiosfidelidadpromesa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.