Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 16 junio |
Santa Julita y san Quirico
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Qué es la fe? ¿Cuáles son sus características?

CANDLE,LIGHT

Public Domain

Credere - publicado el 09/12/14

La fe es una gracia, es un acto humano, es el más confiable de los conocimientos humanos

La fe es luz. Dios llega al corazón del hombre para llevar luz: Yo soy la luz, y he venido al mundo para que todo el que crea en mí no permanezca en las tinieblas (Jn 12,46).

La Revelación busca al hombre en su propio terreno, lo sigue en su profundidad interior, que muchas veces él sella por temor a ser vulnerable. Dios ha querido asumir la vida humana para hacer sentir aún más su cercanía al hombre.

La Palabra se hizo carne, se ensució, tocó con la mano todas las situaciones que el hombre vive, recordándole que la naturaleza humana no puede prescindir de amar y confiar.

Amar, de hecho, significa confiar, porque la vida es un continuo acto de fe. Un bebé cuando nace no puede hacer nada sino confiar, anhelar a su mamá y a su papá.

Aquel que cree, al aceptar el don de la fe se reviste de una luz nueva, es transformado en una nueva criatura, se vuelve hijo en el Hijo.




Te puede interesar:
¿Por qué Dios envió a Jesús a la tierra?

La fe, sin embargo, no es un trofeo o un punto de llegada; es, en cambio, un punto de partida. Desde el momento en que se acoge el don de la fe el cristiano comienza un camino completamente nuevo, lleno de sorpresas, donde no faltan tampoco las dificultades.

La verdadera relación que el hombre estrecha con Dios necesita de un dinamismo, de un continuo conocimiento, de un continuo descubrimiento, de un continuo confiar y abandonarse, de un continuo “éxodo”; una aventura compartida que ve a Dios actuar con el hombre y en el hombre.

Para nutrir y reforzar esta fe es necesario mantener el corazón “vulnerable” al amor de Dios, no dejar de nutrirse de la Palabra de Dios, de los sacramentos, de la oración individual y comunitaria, para un crecimiento que lleva a la santidad de la vida, a un amor que no es sólo vertical, sino horizontal, es decir, capaz de abrazar a toda la humanidad.

La fe es una gracia. Cuando san Pedro confiesa que Jesús es “el Cristo, el Hijo del Dios viviente”, Jesús le dice: “Feliz eres, Simón Barjona, porque esto no te lo ha revelado la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los Cielos” (Mt 16,17).

La fe es un acto humano: No es contrario ni a la libertad ni a la inteligencia del hombre depositar la confianza en Dios y adherirse a las verdades por Él reveladas” (Catecismo de la Iglesia católica n.154). En la fe, la inteligencia y la voluntad humanas cooperan con la gracia divina.

La fe es confiable, es el más confiable de los conocimientos humanos, porque se basa en la Palabra de Dios, la cual no miente.


MICHAEL BUBLE

Te puede interesar:
«Estoy agradecido por la gracia. Estoy agradecido por la fe «.

“Nunca habrá una verdadera divergencia entre fe y razón: pues el mismo Dios que revela los misterios y comunica la fe, también ha depuesto en el espíritu humano la luz de la razón, este Dios no podría negarse a sí mismo, ni lo verdadero contradecir a lo verdadero” (Concilio Vaticano I).

“Por ello, la investigación metódica en todos los campos del saber, si está realizada de una forma auténticamente científica y conforme a las normas morales, nunca será en realidad contraria a la fe, porque las realidades profanas y las de la fe tienen su origen en un mismo Dios” (Gaudium et spes n.36).

La fe es libre. Para ser humana, la respuesta de la fe del hombre a Dios debe ser voluntaria: “Nadie debe ser forzado a abrazar la fe contra su voluntad. Porque el acto de fe es voluntario por su propia naturaleza” (Dignitatis humanae n.10).

La fe es el inicio de la vida eterna. Nos da a probar anticipadamente la alegría y la luz de la visión beatífica, final de nuestro peregrinar. Entonces veremos a Dios “cara a cara” (1 Co 13,12), “tal como es” (1 Jn 3,2).

Tags:
cristianismodiosfe
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
SAINT DOMINIC SAVIO
Philip Kosloski
¿Te preocupa tu adolescente rebelde? Aquí tienes a tu santo patró...
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
SOS DESAPARECIDOS
Alvaro Real
Olivia, Anna y el mal: ¿Por qué? Nos queda llorar y rezar
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.