Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 27 noviembre |
San Juan Berchmans
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Oración por los niños mutilados y enfermos, de don Gnocchi

shutterstock_2130296600.jpg

Shutterstock/Drop of Light

Maria Paola Daud - publicado el 24/10/22

Una particular renovación de la consagración a María: "Sólo Tú sabes y puedes estar cerca de la pequeña cruz de nuestro sufrimiento como permaneciste inmóvil junto a la de tu Divino Hijo"

El beato Carlo Gnocchi nació en San Colombano al Lambro (Italia), el 25 de octubre de 1902.

Fue un sacerdote y educador que al estallar la Segunda Guerra Mundial se alistó como capellán voluntario entre las tropas alpinas.

En enero de 1943, durante la tragedia de la retirada del contingente italiano de Rusia, se salva milagrosamente.

Regresó del frente con el corazón ardiendo de ansiedad por hacer algo por esos soldados de las tropas alpinas que habían muerto en sus brazos. Y buscó a los niños de estos militares que habían quedado huérfanos.

Fue en esta búsqueda cuando conoció al primer niño mutilado y descubrió su vocación:

«Conocí a Cristo un día bajo el gris verdoso de mis tropas alpinas, luego lo volví a ver en la forma de un niño de ocho años, sin una pierna, que corría el riesgo de ser abandonado al borde de la vida».

El padre de los niños mutilados

Carlo Gnocchi
Beato Carlo Gnocchi

Una tarde de julio de 1945 vio a una madre que cargaba entre sus brazos a su hijo sin una pierna, ensangrentado, casi exhausto.

«Te lo encomiendo, porque no sé cómo alimentarlo ni cómo curarlo«. Después de decir estas palabras, la mujer dejó al niño en el suelo y, sollozando, se alejó.

El niño empezó a llorar y, gritando el nombre de su madre, trató de caminar trabajosamente, con la única pierna que le quedaba para ir detrás de ella.

Don Gnocchi tomó al niño en sus brazos, lo besó con ternura y le dijo: «Vamos, hijo, tenemos tantas cosas que hacer y no debemos perder el tiempo».

Así comenzó su gran obra y  don Gnocchi fue denominado el «padre de los niños mutilados».

Hoy queremos pedir por todos los niños mutilados en la guerra y por todos los niños aquejados por una enfermedad.

Lo hacemos sintiéndonos uno con ellos, con una oración del beato Carlo Gnocchi. Con ella pedimos a la Virgen ayuda afrontar el dolor, y esperanza y valor para seguir en adelante.

Oración de los niños mutilados

Postrados y juntos, oh María,
alrededor de la Imagen sagrada de Tu Inmaculada Concepción,
los niños mutilados por la guerra,
renovamos solemnemente  nuestra consagración a Tu Inmaculado Corazón.

Te necesitamos absolutamente, oh María,
no sólo porque todo hombre, en el dolor, invoca a su madre,
sino porque sólo Tú sabes y puedes estar cerca de la pequeña cruz de nuestro sufrimiento como permaneciste inmóvil junto a la de tu Divino Hijo,
para que nuestro sacrificio sea santo y santificante, para nosotros y para todos.

Somos, oh Virgen Inmaculada, particularmente tuyos,
porque si el corazón de toda madre ama preferentemente
a los que, entre sus hijos, son los que más sufren,
Tú sabes que hemos sido llamados, desde muy temprano,
a conocer el misterio del dolor y de la sangre.

Acepta, pues, oh María, el don irrevocable que te hacemos de nosotros mismos
y de todo aquello que nos es más querido en el mundo.

Pero como aquí representamos a todos los niños y jóvenes
que de cualquier modo y por cualquier causa sufren
-ciegos, mutilados, inválidos, paralíticos, lisiados y enfermos–
te ofrecemos y te consagramos su precoz sacrificio
y te rogamos que lo acojas junto al nuestro, lo bendigas y lo santifiques,
por la paz y el bien de la Iglesia y del mundo.

Amén

Fuente: dongnocchi.it

Tags:
enfermedadguerraniñosoración
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.