Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 01 octubre |
Santa Teresa de Lisieux
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Cómo un niño inspiró la conversión al catolicismo de un famoso actor

Sir-Alec-Guinness-Shia-Labeouf

David Fowler and Denis Makarenko via Shutterstock

Sir Alec Guinness y Shia LaBeouf.

Theresa Civantos Barber - publicado el 18/09/22

Cuando Sir Alec Guinness salió a la calle con su disfraz de sacerdote, sucedió algo que cambiaría el rumbo de toda su vida.

La reciente noticia de que Shia LaBeouf se convirtió al catolicismo después de interpretar al Padre Pío me hizo pensar en otros actores que han interpretado a sacerdotes o religiosos. 

¿Quién podría olvidar a Gregory Peck en The Keys of the Kingdom (Las llaves del Reino), Rosalind Russell en The Trouble with Angels (que en español se tradujo por Ángeles Rebeldes) o Bing Crosby e Ingrid Bergman en The Bells of St. Mary’s (Las campanas de Santa María)?

Algunos actores, como es bien sabido, incluso se han convertido al catolicismo después de interpretar a clérigos o religiosos en una película. Una de las más conmovedoras de estas historias es la de Sir Alec Guinness.

La mayoría de los jóvenes de hoy lo conocen como Obi-Wan Kenobi en La Guerra delas Galaxias original, pero Sir Alec Guinness fue un nombre familiar en su mejor momento por muchos otros papeles inolvidables. 

Desde tragedias de Shakespeare (interpretó a Romeo y Hamlet) hasta películas de guerra e historias de espías (El puente sobre el río Kwai y Tinker, Tailor, Soldier, Spy – que se distribuyó como El topo en España, Argentina y Uruguay; y como El espía que sabía demasiado en México), Guinness tuvo una larga e impresionante carrera como actor. 

Increíblemente, fue precisamente a través de su trabajo como actor como Dios lo llamó a la conversión. 

Guinness interpretó al padre Brown, un sacerdote católico que resuelve crímenes inventado por GK Chesterton

El actor viajó a Francia para filmar en un remoto pueblo francés. 

Una noche después de la filmación, Guinness comenzó a caminar de regreso a su alojamiento todavía vestido con su traje de sacerdote. Mientras caminaba por la campiña francesa, sucedió algo simple pero extraordinario, algo que cambiaría el curso de toda su vida, según informa el Centro de Recursos de Educación Católica :

Un niño pequeño corrió y tomó su mano, caminando y charlando alegremente en francés. Finalmente salió corriendo agitando un alegre «Au revoir, mon père!». Guinness quedó prendado de la experiencia y se preguntó por qué aquel simple disfraz de sacerdote podía inspirar tanta confianza y alegría infantil.

Guinness no hablaba francés, por lo que no entendió lo que el niño le decía y no pudo corregir el error. Pero las acciones hablan más que las palabras, y las acciones del niño lo conmovieron profundamente. Escribió más tarde:

Continuando mi caminata, deduje que una Iglesia que podía inspirar tanta confianza en un niño, haciendo sacerdotes, incluso cuando eran desconocidos, tan fácilmente accesibles, no podía ser tan intrigante o espeluznante como tantas veces se creía. Empecé a sacudirme los prejuicios que tanto me habían enseñado y absorbido.

Hay una punzada de dolor al leer sus palabras a la luz de cómo ahora sabemos que algunos sacerdotes abusaron de esa confianza

Pero es notable ver cómo este niño pequeño, cuyo nombre nunca sabremos, afectó al famoso actor de una manera tan grande. 

Guinness no se convirtió al catolicismo inmediatamente. Enfrentó algunas dudas más y fue testigo de algunos casos más de la Providencia de Dios. 

La curación de su hijo pequeño

Uno de ellos fue la recuperación de su hijo pequeño, que contrajo polio y quedó paralizado de la cintura para abajo a los 11 años. ¡Su hijo se convirtió al catolicismo antes que el mismo Guinness!, según Catholic Culture:

El futuro del niño era dudoso, y al final de cada día de trabajo en la película, Guinness comenzó a visitar una pequeña iglesia católica en su camino a casa. Decidió hacer un trato con Dios: si Dios permitía que Matthew se recuperara, Guinness no se interpondría en el camino si el niño deseaba convertirse en católico.

Afortunadamente, Matthew se recuperó por completo y Guinness y su esposa lo inscribieron en una academia jesuita. A la edad de 15 años, Matthew anunció que deseaba hacerse católico. Guinness cumplió su parte del trato con Dios: estuvo de acuerdo con la conversión.

A misa con Grace Kelly

Lentamente, el corazón de Guinness continuó descongelándose hacia Dios. Comenzó a reunirse con un sacerdote católico, hizo un retiro en una abadía trapense e incluso asistió a misa con Grace Kelly mientras trabajaba en una película en Los Ángeles. 

Finalmente, Guinness fue recibido en la Iglesia Católica por el obispo de Portsmouth. Su esposa se convirtió poco después y los dos siguieron siendo católicos toda su vida. 

Hay fuertes paralelismos entre las experiencias de estos dos actores que se convirtieron después de desempeñar el papel de sacerdotes. Ciertamente le deseamos todo lo mejor a LaBeouf en su viaje de regreso a la Iglesia.

Y me pregunto sobre el niño que afectó tanto a Guinness. Verdaderamente, nunca sabemos el efecto que nosotros o nuestros hijos tendremos en los demás. 

Todo lo que podemos hacer es plantar semillas fielmente, confiando en que Dios cosechará algún día una cosecha que tal vez nunca veamos en esta tierra, pero que veremos y nos regocijaremos por ella en el cielo.

Tags:
cineconversionfamososhollywoodPadre Pío
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.