Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 25 septiembre |
San Cleofás
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

7 cosas por las que Diana debería ser recordada

Diana y las hermanas de la caridad

Ravi RAVEENDRAN / AFP

La princesa Diana de Gales (centro) habla con la hermana Lynne Frederick, durante su visita de 45 minutos a la casa de Madre Teresa, premio Nobel de 81 años en Calcuta el 15 de febrero de 1992.

Adriana Bello - publicado el 31/08/22

Su labor social fue más importante y significativa que sus escándalos

Este 31 de agosto se cumplen 25 años de la muerte de quien fue la princesa de Gales. Su vida estuvo llena de muchas controversias y, lamentablemente, algunos han preferido darle más importancia a sus escándalos y momentos difíciles que a sus obras sociales.

Hoy la recordamos por las más de 100 obras de caridad con las que estuvo involucrada a lo largo de su vida y por su manera de aprovechar positivamente su influencia mediática para llamar la atención sobre causas importantes.

1Quitándole el estigma al VIH/Sida.

En los años 80, en pleno apogeo del VIH, muchas personas -guiadas por la desinformación- creían que esta enfermedad podía ser transmitida por un simple contacto físico, lo que generaba un rechazo y discriminación muy fuerte hacia esos pacientes, incluso por parte de familiares y amigos.

En 1987, Diana fue la encargada de inaugurar un centro de atención a pacientes con VIH/Sida en Londres, pero lo más significativo fue que estrechó la mano -sin guantes- de un paciente. Esa fotografía dio la vuelta al mundo con toda la intención de romper ese estigma. Diana fue la primera personalidad de alto perfil en hacer esto.

En los años siguientes, Diana continuó visitando centros de pacientes con VIH/Sida alrededor del mundo. En una conferencia en 1991 afirmó: “El Sida no hace que las personas sean peligrosas de conocer, así que puedes estrecharles la mano y darles un abrazo. ¡Dios sabe cuánto lo necesitan! Además, puedes compartir sus casas, sus lugares de trabajo, sus parques infantiles y sus juguetes. Todos debemos estar atentos a las necesidades especiales de aquellos para quienes el Sida es la gota que colma el vaso de una ya pesada carga de discriminación y desgracia”.

2Caminando sobre el peligro.

Muchas personas no se atreverían a caminar sobre un suelo minado, Diana sí. El 15 de enero de 1997 (meses antes de morir en un accidente de tráfico en París) caminó por un camino minado en Angola usando tan sólo un visor y un chaleco a prueba de bombas. Ella había leído que la mayor cantidad de amputados en el mundo estaba en ese país africano, sobre todo, producto de las bombas que habían sido enterradas en conflictos bélicos pasados y luego olvidadas.

PRINCESS DIANA
Lady Di en uno de sus traslados.

Gracias a esa imagen de Diana, no sólo logró recaudar muchísimo dinero para la organización Halo Trust (que se encarga de eliminar escombros de las guerras, particularmente minas terrestres, alrededor del mundo), sino que fue de gran influencia para que se firmara el Tratado de Ottawa (poco tiempo después de su muerte), donde se prohíbe la adquisición, producción, almacenamiento y utilización de las minas antipersona.

3Una mano para los leprosos.

Aún después de su divorcio con el príncipe Carlos, Diana continuó siendo patrona de La Misión de la Lepra en Inglaterra y Gales hasta el día de su muerte.

En 1989, durante una visita a Indonesia, fue filmada dándole la mano y tocando los vendajes de leprosos. Su idea era despertar conciencia sobre la importancia de detectar esta enfermedad a tiempo, informar que existe una cura desde 1981 y, que cuando está siendo tratada, no es tan altamente contagiosa como se creía.

PRINCESS DIANA
Diana siempre se mostró muy atenta a todas las personas.

Durante su vida, la causa de esta enfermedad de la piel fue muy importante para ella, y constantemente visitaba centros de enfermos en Nepal, Zimbabue e India, países donde hay una alta tasa de pobreza y, en consecuencia, la lepra tiene mayores índices de incidencia por falta de higiene, hacinamiento y mala alimentación. “Estoy tratando de mostrar en una simple acción que no se les denigra, ni se les repugna”, dijo Diana en una ocasión.

4La princesa de los abrazos.

Desde hace décadas la realeza hacía labores de caridad y visitaba centros de enfermos o personas que requerían ayuda de algún tipo. Pero Diana fue la primera en tocarlos. Ella sabía el poder de un buen abrazo o la caricia de una mano amiga. Humanizó a la monarquía. Nos recordó la importancia que también tienen los sentimientos y ponernos en los zapatos de los demás. Y quizá una gran lección es esa: a veces creemos que no podemos ayudar porque no tenemos la influencia o los medios económicos para hacerlo, pero tan sólo acompañar o darle un abrazo sincero a alguien es lo que más se necesita. El amor también cura, tanto en lo físico como en lo mental.

5Para los sin hogar.

Diana se convirtió en patrona de Centrepoint, una organización que ayuda a jóvenes sin hogar, en 1992. Visitó muchísimos refugios donde les dan comida, ropa y les tratan de conseguir empleos. Llevó a sus hijos a varios de ellos, no sólo para abrirles los ojos y vieran lo afortunados que eran, sino para que fueran de ayuda también en el futuro. Gracias a la influencia de Diana, se ha logrado que más del 70% de las personas que entran en esta organización logren un cambio positivo en sus vidas.

PRINCESS DIANA
Diana de Inglaterra en su visita a Halifax, Nueva Escocia.

Desde el 2005, el príncipe William es el patrón de esta organización y ha colaborado con muchas otras ONGs, sobre todo después de la pandemia, que lamentablemente incrementó los índices de personas sin hogar por la crisis económica.

6Embajadora -no oficial- de Calcuta.

Un lazo que nació desde el respeto y el amor por los menos afortunados. La Madre Teresa de Calcuta y Diana no compartían la misma religión y sólo se vieron dos veces en su vida, pero igual fue increíble la conexión que ambas tuvieron (Diana hasta fue enterrada con un rosario que la madre le obsequió) y lo que lograron comunicar juntas.

web3-prince-diana-sister-theresa-mike-segar-reuters.jpg
Diana de Inglaterra con la Madre Teresa.

Para quienes no conocían a la Madre Teresa y su labor con las Misioneras de la Caridad, Diana fue una gran influencia mediática y ayudó a dar a conocer su enorme labor, generando así posibles fuentes de ayuda para esta orden religiosa.

7Ante todo, madre.

Además de todos sus esfuerzos benéficos, si hay algo que no quedó en duda después de su muerte fue el profundo amor que sentía por sus hijos William y Harry. No hubo título ni controversia que estuviera por encima de ellos y más de una vez no le importó romper algún protocolo para estar con sus hijos y disfrutar, por ejemplo, de una carrera descalza en su escuela.

Diana, con los errores que cualquier ser humano puede cometer, fue ejemplo de madre y, aunque la perdieron siendo unos adolescentes, si hay algo que queda claro es que sus hijos jamás han dudado del profundo amor que su mamá sentía por ellos y la gran admiración que aún sienten por ella.

Aunque destinados a un mundo con muchas reglas y formalidades, les enseñó que igual pueden ser nobles, cercanos y verdaderamente cumplir con su deber y vocación de servicio desde el corazón.

Tags:
compasiónenfermedadfamososminasreino unidosolidaridadteresa de calcuta
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.